Alienación Parental

Hace más de un año que no veo a mis hijos ( 16 y 13 años) y dos años
más tuve que mendigar su presencia a la puerta del colegio para poder
verlos y hablar unh poco con ellos...
Desde que nos separamos, mi ex mujer y yo, "los palos a las
ruedas" han sido constantes, dificultando, alterando el régimen de
visitas, ninguneandome.
Manipulados e imducidos por su madre para alejarlos,
empobreciendo, debilitando, día a día, la normal relación que tenia con
ellos.
Abusando de su posición e influencia desde hace seis añoscon la
intención de sabotear los naturales sentimientos que tenían mis hijos
por mi.
Y todo de forma sibilina, soterrada y
Disimulo.
Hace ahora ya más de tres años que se incumple el régimen de visitas, el argumento según los niños: no me apetece.
Denuncie los hechos ciertos, incumplimiento régimen de visitas,
amenazas, manipulación infantil. Todo quedo en agua de borrajas pues la
ley ampara, justifica, mira hacia otro lado, es parcial en este tipo de
casos con las madres. La única relación que quiere mi ex es la
económica, ¿600? Cada mes de mi trabajo. El único contacto que mantengo
con mis hijos es telfonico y (llamo cuando ella no esta) se les nota
tan apáticos, sin ganas de dialogo, contestan con monosílabos, si, no,
no lo se, etc. No hay tema de conversación, el cole, los amigos, el
tiempo... Me cuesta mucho llamarles debido al trato que recibo, y no se
que hacer...
Mi familia y los amigos me dicen que cuando sean grandes se darán cuenta...
Creo que necesito ayuda.
J.M.
1

1 respuesta

Respuesta
1
M.,


En tu consulta hay dos enfoques:


!) El legal: Tu mujer está violando sistemáticamente tus derechos como padre que deberían estar protegidos por la ley. La solución pasa por los tribunales, pero en tu caso la experiencia ha sido totalmente negativa. Ignoro si puedes seguir pleiteando y si merece la pena, supongo que tu abogado te habrá aconsejado al respecto.


2) El sentimental: Quieres a tus hijos y notas como los estas perdiendo sin poder hacer nada para evitarlo. El amor padres-hijos suele ser ingrato porque la abnegación que tienen los padres hacia sus hijos muchas veces no se ve recompensada con una reciprocidad de sentimientos por parte de los hijos.
Es cierto que con la madurez los hijos aprendemos a valorar el amor de nuestros padres, pero durante unos años solemos ser los seres más ingratos del mundo.
Si sigues peleando por su amor, aunque resulte frustrante, algún día recogerás los frutos. Algún día se darán cuenta de que "papá" siempre estuvo ahí, soportando los desprecios, los desplantes, de manera incondicional para demostrarles que les quería.


No obstante tienes una ventaja a tu favor y es que tus hijos ya tienen una edad en la que pueden comprender muchas cosas. Tu mujer les podrá seguir engañando, malmetiendo, pero si tu haces lo posible por ofrecerles la otra cara, la que ella nunca cuenta, tarde o temprano se darán cuenta de que hay cosas que no cuadran, de que hay hechos incompatibles con lo que su madre les cuenta y entonces empezarán a formarse su propia opinión.

Mi consejo es que por muy dura que sea la situación, no pierdas el ánimo ni las fuerzas y sigas luchando por ellos. Tómatelo como una carrera de resistencia, quizá no sea hoy, quizá no sea mañana, pero algún día obtendrás lo que persigues.
Mantente en tu linea, no cambies, se la misma persona que siempre has sido, algún día verán el padre tan maravilloso que tienen.


Y mientras tanto esto sucede, se me ocurre que intentes abrirles tu corazón. Si no es posible el contacto físico (por lo que me cuentas de tu mujer), mándales un mail o una carta. Diles que a veces las parejas no se entienden y tienen que romper, que para ti su madre siempre ha sido un ser querido y que la deseas lo mejor, pero que como pareja ya no podíais seguir juntos. Diles que no obstante, ellos son tus hijos y siempre lo serán. Que los quieres y que te gustaría que formaran parte de tu vida. Que te gustaría saber que tal les va, si tienen alguna inquietud o problema en los que tu les puedas ayudar... Diles que te duele que no quieran saber nada de ti, que no entiendes por qué no quieren verte ni estar contigo, porque te quieren mantener de esa forma al margen de sus vidas, si es que te has equivocado en algo con ellos. Que si es su deseo lo aceptarás, pero que tu siempre les querrás y siempre estarás ahí por si te necesitan.
Son adolescentes y quizá no sepan reaccionar adecuadamente a este escrito, pero cuanto menos les descolocará y se replantearan su situación contigo.


Ojalá consigas aunque sea un mínimo acercamiento.



Un saludo y no dejes de luchar
Gracias por las palabras de animo pues me han emocionado . Ojala algún día tomen conciencia que han sido un instrumento para herirme, y mucho. Espero que no sea demasiado tarde, el tiempo no lo podremos recuperar.
JM

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas