Decepcionada por mi marido

Soy una chica de 31 años. Llevo casada 8 meses y tuve un noviazgo con mi marido (tiene 36 años) de 3 años. Al principio de nuestra relación congeniamos muy bien (nos contábamos muchas cosas, nos reíamos, nos dábamos cariño mutuo...) pero al año más o menos nuestra relación empezó a cambiar. Yo notaba como me ocultaba cosas relacionadas con problemas que pudiera tener en el trabajo por ejemplo, cosas de su familia y amigos que él no quería que se supieran y alguna vez ( 4 o 5 veces lo pille en mentiras). Aun así nuestra relación siguió adelante pero yo ya no me sentía con la misma confianza para contarle mis cosas (Trabajo, amistades, familia... Etc). De forma que me fui cerrando cada vez más porque sentía que yo daba más que él en la relación y llegó un momento que casi ninguno de los 2 hablaba. Llego el momento en el que nos planteamos nuestra boda, en la que él no participó en nada (porque no quiso) y todo eran poner pegas a lo que yo decía. Discutimos muchísimo, pero al final nos casamos.
Llevamos como he dicho 8 meses casados y en todo este tiempo he podido comprobar que para él son más necesarias sus amistades y su madre por ejemplo que yo.
En alguna situación no ha dado la cara por mi y ha defendido a sus amigos antes que a mi. Me oculta cosas de su trabajo, defiende a sus jefes a muerte a pesar de que le pagan un sueldo ridículo y le prometieron un aumento hace ya 5 meses y no se lo han dado.
Nunca me cuenta cosas de su familia (su hermana y su madre), ya que ambas llevan una vida un poco bohemia y él intenta taparles en todo lo que puede las cosas que puedan hacer.
Me siento muy decepcionada con su actitud. Ya sabia antes de casarme como era pero siempre pensé que al vivir conmigo la cosa cambiaría y me tendría más afecto y yo seria lo primero en su vida, pero no está siendo así.
No me da amor, solo piensa en él, en su trabajo, en sus amigos, en su familia y por ultimo en mí. Yo siempre lo tengo muy presente y pienso si le gusta esto o lo otro, para darle una sorpresa por ejemplo, pero al contrario no es igual. Cuando estamos en casa no hay tema de conversación y si yo le pregunto algo me responde muy escuetamente y sin dar detalles de nada.
Siento que no hay ninguna complicidad entre nosotros, no tengo ilusión por nada, al contrario siento una gran decepción y no sé como superarlo
3

3 Respuestas

32.700 pts.
Estas dando un gran paso al darte cuenta de que tu situación no es buena y creo que antes de tomar una decisión drástica deberías tener una conversación con el en la cual le expreses todo tu malestar. Todo lo que no veas correcto en su actitud, en su manera de tratarte, en la desconfianza que estas generando en el. Preguntale que si tiene problemas en el trabajo, que lo notas muy diferente Lleváis poquito casados y creo que lo vuestro con una buena conversación y si él se da cuenta de que esta errando podéis mejorar.
Si por el contrario el piensa que no esta haciendo nada mal, creo que deberías tomar la decisión de abandonarlo. Se que lo querrras y que te costara pero a veces créeme una retirada a tiempo es una victoria y para estar mal con una persona lo mejor es no estar. Amate tu, quiérete tu y valórate tu, ya que la persona que tienes a tu lado no lo esta haciendo.
Mucho animo y suerte
Muchas gracias por la rapidez en la respuesta.
He hablado muchas veces con él de como me siento yo y como está afectando a nuestra relación y nunca llegamos a ninguna solución ya que al poco tiempo se vuelve a plantear alguna situación parecida a las que ya hemos vivido y él sigue actuando igual.
Me dice que me quiere y que me necesita, pero yo le digo que cual es el grado de necesidad que tiene de mí, ya que antes necesita estar con sus amigos y su hermana antes que conmigo.
Siento que no me necesita realmente y me da mucha pena porque yo le quiero y creo que él también me quiere pero no de la forma en la que yo le necesito. Para mí un marido lo es todo, es pensar lo que le agrada en cada momento, es defenderlo, apoyarlo, darle amor, sorprenderle, confiar en él y que él confíe en mi, contarnos las alegrías y las penas y vivir el uno para el otro. Pero me doy cuenta de que solo yo hago eso y él vive en su mundo y no ha asumido que se ha casado y que ahora la vida la debería compartir conmigo. Sigue haciendo su vida como antes cuando era soltero.
Ojalá pudiera cambiar esta situación, quiero ser feliz, quiero salvar mi matrimonio, pero quizás me haya equivocado y haya escogido a una persona muy diferente a mi y no puedo vivir feliz con su conducta.
Intentaré hacer todo lo posible para salir adelante y como dices, si sigue sin hacer nada para que yo me sienta mejor, lo dejaré.
Ahora mismo vivo sin ilusión, solo tengo ganas de llorar y yo quiero vivir feliz la vida por lo que si no puede ser con él, deberé de hacerlo yo sola.
Un saludo y gracias.
Exacto, si esta persona no reacciona ante tus reacciones, sigue igual, pero dice que te quiere que te necesita yo creo que solamente se necesita y se basta el mismo para vivir su vida pero te quiere tener ahí para no sentirse solo. Es de ser muy egoísta. Mira te voy a poner una estrofa de un libro que creo que te puede ayudar:
"Para poder dar y recibir amor del bueno, para poder amar incondicionalmente, primero habrás tenido que independizarte emocionalmente, lo cual equivale a "amar a corazón abierto, con toda la integridad y honestidad de tu alma, y la valentía y coraje suficientes como para largarte de la relación si la otra persona te traiciona, deja de amarte o no te ama con la calidad de amor que tu alma y nivel de conciencia requieren."
El lbro se llama "LA REINA QUE DIO CALABAZAS AL CABALLERO DE LA ARMADURA OXIDADA" es un libro que creo que te puede ayudar mucho a sentir mejor y a entender la realidad de la situación y a tomar decisión adecuadas para ti.
Mucha suerte y animo
Muchas gracias de nuevo por tus palabras y por tus ánimos.
Voy a leer el libro que me recomiendas, creo que me podrá ser de gran ayuda para entender un poco mejor todo lo que me está pasando.
Ojalá de aquí a un tiempo pueda decirte que todo se ha solucionado, la verdad lo veo muy difícil pero no imposible. Solo el tiempo lo dirá.
Gracias por todo.
39.950 pts. estudios de sicología, sicopedagogía, experto en...
Que pena que no le has dado la importancia necesaria antes de casarte, obviamente sigue muy aferrado a su familia y amistades, creo que a menos que hables con él con absoluta sinceridad, no cambiará, es más, irá a peor y tu decepción de agravará. Salvo que la llegada de un hijo lo haga recapacitar, deberás protegerte con tu familia, padres o hermanos, ya que con él no cuentas para nada, intenta conversarlo y dile que tu tenías otras expectativas, otras ilusiones, que no se comporta como el marido que debiera ser, por favor no discutas, los hombres odian eso, solo saca el tema lo charlas con él, dile que te sientes desplazada, que no sientes que seas importante para él, luego me cuentas.
Muchas gracias por tu respuesta. La verdad es que antes de casarme pensé mucho como era él e incluso tuve mis dudas para casarme, pero de verdad creí que al vivir conmigo él cambiaría, me tendría más en cuenta, me cogería más afecto, pensé que al compartir la vida con él se daría cuenta de lo que le quiero y me apreciaría más que a su entorno. Pero por desgracia no ha sido así, quizás era todo un deseo en mi mente que luego no se ha cumplido.
He hablado miles de veces con él y vemos las cosas de forma muy distinta. Yo soy muy familiar, muy de estar en casa con los míos y él es todo lo contrario, le encanta estar con sus amistades continuamente.
Me siento muy apenada, ojalá fuera el marido que yo siempre deseé, una persona que se preocupase por mi, que me fuera sincero, que me quisiera y me valorase, que fuera mi cómplice, mi amigo, que yo estuviera por encima del resto de personas, pero la realidad es bien diferente. Él siempre está en mi cabeza y es lo primero en mi vida, pero al contrario no es igual, él tiene muchas prioridades antes que yo.
Aguantaré lo que pueda esta situación y si veo que no reacciona ante mis peticiones deberé de dejarlo, creo que me merezco ser feliz.
Obviamente mereces ser feliz, es muy fácil, si no es con él, siempre hay alguien que cumple nuestras expectativas, siempre podrás encontrar esa persona que te valore, te admire, te ame y dé todo por ti, espera un tiempo y ve anticipándole que si no logra cambiar al menos un poco, dejarás de amarlo por obvias razones y deberás alejarte de él, no te destruyas, siempre con la frente alta, tu vales mucho y no bajes tu autoestima, muchas personas comienzan a valorar lo que tenían luego de perderlo, tal vez le pase a tu marido... cambia tu pelo, el color o modo de peinarte, ve a un gimnasio, comienza a tener nuevas amistades, ya no dependas tanto de él.
Muchísimas gracias por tu respuesta y por los ánimos que me das.
Así lo voy a hacer, voy a no depender tanto de él, dejaré pasar un poco más de tiempo a ver cual es su comportamiento y dependiendo de su actitud seguiré con él o lo dejaré, ya que la vida es muy corta y yo quiero vivirla felizmente todo el tiempo que pueda.
Un saludo y gracias nuevamente.
478.125 pts. Diana Ohana
Me gustaría que por unos momentos tomaras mi lugar, es decir del que responde y no desde el que pregunta, y desde allí pudieses decirme
¿Qué ves?
¿Cómo se siente la chica del relato?
¿Cómo se siente el chico del relato?
¿Por qué cree ella que él le oculta cosas?
¿Qué crees que siente él?
¿Cómo crees que él lo ve?

Espero tus respuestas
Que tengas un cálido y exitoso día
Diana Ohana
Veo un matrimonio con una relación muy superficial, fría, distante, haciendo vidas separadas, sin complicidad ni sinceridad, en la que ella se empeña en recibir algo de él (sinceridad, confianza, confidencias...) que nunca llega.
La chica se siente triste, decepcionada, sola, a veces rabiosa de ver lo mal que lo está pasando y ver que él no hace nada por agradarla a ella e intentar que no esté tan mal.
El chico se siente bien, tranquilo, viviendo con su mundo de amistades, no le afecta prácticamente en nada lo mal que ella lo está pasando.
Porque él le ha negado cosas y más tarde ella le ha pillado en algunas mentiras y él ha tenido que reconocer que eran verdad.
Él siente indiferencia, escucha lo que le dice la chica pero sigue haciendo lo que ha hecho siempre. Aunque él dice que va a cambiar ciertas cosas, pero solo lo hace de palabra porque cuando llega la hora de la verdad sigue haciendo lo de siempre.
Lo ve de forma muy distinta a la chica, tiene una visión del matrimonio muy diferente a la chica, lo primero es su bienestar, que su vida no cambie en nada y después el bienestar de su mujer. No lo ve tan grave como la chica, sabe que tiene a la chica pendiente de él en todo momento y no le preocupa lo que ella le pueda decir de como se siente. Solo ve que él necesita agradar a los demás (familiares, amigos, gente del trabajo), algo que él ha reconocido, aunque a su mujer le molesten algunas cosas. Prefiere quedar bien antes con los demás que con la chica.
A la luz de lo que me has escrito
¿Qué piensas?
¿Podrían ser dificultades de adaptación y convivencia?
¿Cómo lo ve él?
Hay algo en lo que tienes razón y es que siempre que hay un matrimonio, hay dificultades de convivencia, cada uno como bien dices, viene con sus propias ideas, de lo que es el matrimonio, con los patrones y modelos que trae de su casa, con sus deseos, anhelos esperanzas y deseo de que la relación sea.
Cada uno llega con ello al matrimonio, y es allí donde los roces de la convivencia, o por la convivencia empiezan.
Es un período de adaptación en el que ambos tienen que poner de su parte, y que requiere de la comprensión el apoyo, el entendimiento del uno hacia el otro, del respeto y de las ganas de trabajar por y para la relación de pareja y en que las cosas funcionen
¿Están comprometidos por la relación?
¿Desean luchar por ella?
¿Puedes tu ponerte en su lugar?
¿Puede el ponerse en el tuyo?
¿Hay entendimiento mutuo?
Espero nuevamente tus respuestas y mientras te dejo los siguientes links
Hace tiempo que siento que mi relación de pareja ya no me satisface
Un día llega el amor y otro se va
[url=http://atraigaelexito.com/relaciones_intimas_y_comunicacioacuten_en_la_pareja/]Debajo de las cobijas se arreglan los problemas
[/url]
Trabajando por la relación
Los problemas de comunicación en la pareja
Por que cambian las relaciones cuando nos casamos, donde quedo el amor eterno que nos prometimos
Creo que por una parte si podrían ser dificultades de adaptación y convivencia, lo he pensado en algunas ocasiones, aunque también esta el problema de la inmadurez de esta persona y su egoísmo. Cada uno de nosotros hemos tenido estilos de vida muy diferentes, infancias muy distintas, formas de ver la familia también de forma muy diferentes.
Yo soy una chica muy familiar, muy de estar en casa con los suyos, en este caso con mi marido y con el resto de mi familia. Él en cambio es una persona que le gusta salir más, estar continuamente en contacto con amigos. Pero aparte de este punto que creo que podría ir superándose con el tiempo, cediendo hoy uno y mañana otro, hay cosas que yo no veo nada bien, como por ejemplo el que no dé la cara por mi cuando una amiga suya me pueda ofender con comentarios y él prefiera quedar bien con ella antes que defenderme y si tiene que quedar mal con esta persona pues ya esta, pero para mi lo primero es mi pareja y luego lo demás.
El ver que tu pareja se preocupa por ti igual que podría hacerlo por un amigo o en ocasiones menos, ya que le da más importancia a lo que tiene fuera de casa que a lo que tiene dentro.
Ambos estamos comprometidos con la relación y deseamos luchar por ella, pero me doy cuenta de que es una lucha solo de palabras no de hechos, por parte de él.
Yo me he puesto en su lugar muchas veces, a veces le he entendido pero la mayoría de veces no entiendo su actitud.
Creo que él no se ha puesto en mi lugar, es una persona muy egoísta y no puede ver lo que otros están sufriendo si no le pasa a él directamente. Es una persona muy inmadura que piensa en él continuamente y muy poco en mi.
Queremos que haya entendimiento mutuo pero se hace muy difícil si solo una persona se pone en el lugar de la otra. De nada sirve decir "Quiero que seas feliz, quiero que estemos bien" si luego los hechos demuestran lo contrario.
Pienso que son cosas de la adaptación y del acople, es importante que cada quien pueda ponerse en el lugar del otro.
La convivencia no siempre es fácil, no es como en el noviazgo en el que se encuentran y "normalmente" cada quien da su mejor cara.
La convivencia en sí implica fricciones, roces, se requiere de paciencia, de tolerancia, y de una firme decisión de trabajar en la relación de pareja.
De luchar por ella, no solo de palabra, sino con hechos y acciones.
Se necesita que cada quien pueda percibir y sentir que es lo que el otro necesita y actuar en base a ello.
Es un proceso en doble sentido, es decir del uno hacia el otro.
Es poder dar de sí mismo, y poder compenetrarse, amoldarse.
No siempre es fácil, porque cada uno tiene su forma de ser y sus ideas, pero debe ser un esfuerzo en conjunto.
Y donde la posición más sabia, es decidir qué es lo que pueden hacer por mejorar la relación de pareja hoy y a cada momento.
Querían estar juntos y compartir la vida, ahora deben luchar por ello.
Todo comienzo es difícil, y todo empieza por un primer paso.
Solo luchando juntos por el bienestar de cada uno y de la relación, es que lo lograrán. ! No lo olvides!
[/url]Ahora también puedes buscarme en Facebook
Psicóloga on line

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas