Adiestrar

Hola, Me llamo montse y mi perro Zeus.
Es mezcla entre pastor alemán y labrador retriever. Bueno es más bien un labrador retriever negro.
Es un perro muy cariñoso, y bastante obediente, tiene ahora mismo 13 meses.
El único problema que me da y es una mania que ha cogido últimamente es la de querer entrar en casa.
Me explico:
Tenemos un terreno de 400 m2 y tiene su caseta y anda suelto todo el día.
Lo único es que cuando llegamos se pone en la puerta de casa con todo su culo el primero no te deja pasar y ala que abres la puerta sale escopeteado al interior.
Cuando lo regaño se encoge, se arrastra se pone panza arriba y no hay más forma de sacarlo fuera que cogiéndolo por el collar, o tirándole un trozo de pan.
El tío es un espabilado porque sabe como hacer la pelota, ya te digo que se pone arrastrándose, y panza arriba.
No sé porque hace esto de pequeño no quería nunca estar dentro y ahora no hay forma de sacarlo.
Tampoco quiero que se acostumbre a que le demos una galleta o algo para que salga. Y alguna vez le he pegado para que haga caso pero se hace el remolón.
¿Puede ser que nos eche de menos?
Y por eso haga esto o simplemente por que sí.
Dime algo, tengo que ser más dura con el.
Me da penita.
Gracias montse
2

2 Respuestas

11.400 pts.
Vamos a ver. Para conseguir que tu perro se quede fuera cuando vosotros entréis, os vais a tener que llenar de paciencia.
El perro al ser cariñoso quiere estar con vosotros, aunque sea sintiéndos dentro de la casa, si estáis todo el día fuera, espera ansioso vuestra llegada, para lameros, saltaros por encima, ser acariciado, etc, es decir un poco el centro de atención.
Para conseguirlo, primero llénate de paciencia, eso es algo que no se consigue en una semana.
Cuando lleguéis a casa, primero acariciad el perro, somo si hubieso pasado muchísimo tiempo sin verlo. Cuando entréis y si el perro entra, primero le gritas "NO" y "FUERA", lo coges por el pellejo y lo llevas afuera y le dices "QUIETO", todo esto en un todo de voz fuerte, de cabreada, aunque te ponga cara de penita y te duela mucho hacerlo. Cuando vuelvas a entrar y si el perro vuelva a hacer lo mismo, repites la operación.
Cuando una vez que tu entres y el perro se queda fuera, sales y lo acaricias muy efusivamente, como si hubiese hecho algo excepcional, y de vez en cuando, si quieres, lo puedes premiar con una galleta, pero que no relacione galleta con quedarse fuera.
Intenta hacer todos estos pasos y veras como conseguirás que el perro se quede fuera. Ten en cuenta que cuando va arrastrándose y se tumba boca arriba es por que es muy listo, sabe que haciendo eso te enternece, consigue que lo acariciéis y ser el centro de atención, como te he dicho antes.
Haz todo esto con paciencia y veras como lo consigues.
AH! Me olvidaba, si tu le dices que no entre en casa, que ninguno de tu familia le deje entrar, si no va a tener dos ordenes totalmente distintas y no sabrá a cual de las dos hacer caso.
Espero haberte podido ayudar, si no es así, ya sabes.
Gracias Merlin02, procuraré hacerlo como me dices.
Aunque me ponga esa carita.
Tengo que ser dura, y mi marido más, que es al que más pena le da, siempre me toca regañarlo a mi.
Por cierto si quieres ver al Zeus, tiene su propia página www.purina.es en la zona dogchow y en su página lo buscas por el nombre es el único que hay, ya veras que caritas pone.
Gracias y ya te diré algo
32.675 pts. Experta en adiestramiento profesional y modificaciones...
Lo que le pasa a Zeus es tan sencillo como entender que todos los perros tienen una necesidad imperiosa por relacionarse y estar en compañía. Zeus es un cachorro todavía pero está entendiendo cómo funciona esto de vivir con gente ya que sabe perfectamente como conseguir vuestros favores.
También es verdad que lo hace porqué sabe que no puede entrar en casa así que... tonto no es.
El truco de darle comida para que se vaya olvídalo inmediatamente porque de esta forma conseguirás que se acostumbre a entrar en casa sólo para conseguir un premio (error total si queremos que tenga una concepción totalmente contraria).
¿Le habéis enseñado el "no"?
Es muy importante que comprenda siempre y de forma primordial esta palabra no sólo para que no entre en casa sino para todo lo que tenéis que enseñarle ya que él aun está aprendiendo.
¿Quieres qué no entre en casa? Bien, cada vez que vaya a entrar le dices "no" con el tono más autoritario que puedas tener. Al principio no sabrá qué ocurre pero entonces entra en juego tu paciencia. Cuando entre, cógelo del collar y échalo a fuera. Deja la puerta abierta. Cuando vuelva a hacer el gesto de entrar vuelve con el "no". Volverá a entrar pero llegará un momento en el que asimilará la palabra con el hecho. Cuando eso ocurra y se quede en la puerta sin entrar, dale un premio (juguete, chuche, ...) y después dátelo a ti ya que habremos conseguido que Zeus no entre en casa a menos de que tenga nuestro consentimiento.
Ya me dirás qué tal te ha ido.
Un beso.
Gradias intentaré hacerlo así, lo voy haciendo a ratos, pero es que pone esa carita.
Bueno hay que ser fuerte.
Lo del No lo entiende bastante bien y aveces le dejamos una galleta en el suelo y le decimos "quieto" y se la queda mirando y hasta que no le decimos "venga " no se la come.
Bueno Ya te diré que tal me va.
Gracias

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas