Póliza crédito vencida

Tengo 30 años. Hace ya 4 años constituí, junto a la que era mi socia, una SL.
Yo poseía el 80% de las participaciones como administrador único, y la que era mi socia el 20%. ¿Se pidió una póliza de crédito de 30.000? Que más tarde se amplió hasta los 40.000 . En la póliza aparece la SL como parte acreditada; y como fiadores, la que era mi socia y de nuevo yo. Nunca faltamos a un pago, pero en Julio de 2009 venció la póliza y no se nos renovó. Ella en su momento poseía un piso que ya vendió y yo no tengo propiedades a mi nombre.
Ella se marchó fuera del país "a estudiar" y yo afronté las cosas como pude y con mucho miedo, la verdad. En los meses siguientes tuve que pagar finiquitos, ¿pequeñas deudas con proveedores y aún hoy sigo pagando 500? Mensuales (pactados) de deuda con la Seg. Social. Ella, me vendió sus acciones antes de marcharse. Me aseguré antes que este paso no afectaba a su responsabilidad para con el banco como fiadora de la póliza. Hubo que dejar el alquiler del estudio, despedir a 2 trabajadores y dejar de hacer lo que estábamos haciendo.
Yo ya estaba desarrollando otra actividad dentro de la misma sociedad. Algo que realmente está funcionando hoy por hoy y que me permite cubrir gastos de empresa, "mi nómina", pagar la deuda de la seguridad social y otro pequeño préstamo. Quedarme sólo (externalizando algunas cosas) es lo mejor que he podido hacer.
Yo estuve negociando con la caja 5 meses, pero la única opción era un préstamo personal con un interés de infarto, cuya cuota no podía asumir (unos 950 ?/mes). Después, mis padres recordaron que la casa (aún escriturada a nombre del IVIMA, pero con contrato de compra-venta) se podía terminar de comprar, ¿hablamos de 12.000?, y se pensó en meter ahí lo que resultara de la negociación. ¿Hace 7 meses les aceptaron 50.000? En concepto de compra y reformas, pero no se llegó a firmar porque mi padre se encontraba fuera del país y no vimos cómo hacerlo. Ahora, estoy buscando opciones para resolver esta situación.
Actualmente se deben, por los intereses, ¿unos 47.000?, pero el banco no ha iniciado ningún proceso contra mi todavía.
Mi ex-socia ya ha vuelto. Por una cuestión personal, yo sólo le exijo a ella el 20% (la que fue su parte en la sociedad) a sabiendas de que a la caja esto le importa un comino, pero para mi es suficiente.
Abogados me dicen que es posible pedir una quita, pero que lo normal es una reducción del 25 ó 30%. Otros me dicen que lo mejor es ir a concurso para tener más tiempo (cosa que no veo)... Y otros me hablan de bancarrota (+ reflotación) y "olvidarme" del tema.
No sé qué hacer. Actualmente la empresa está declarada como "sin actividad", a esperas de crear una nueva sociedad ahora en noviembre, para empezar desde cero con este "nuevo" proyecto que tan bien está funcionando, para no mezclar. Mi actividad actual funciona, aunque me es muy difícil por la poca liquidez que tengo gracias al pago de deudas antiguas, pero está funcionando.
¿Ven factible esa reducción de deuda?
Si es así, ¿Cómo se negocia? Y...
¿Cuáles son mis mejores opciones como empresario?
Me siento bastante desorientado con esto y entiendo que si quiero recibir ayuda tendré que pagar por ello.
2

2 Respuestas

96.625 pts. Especialista en administración de comercios, con más de...
Hay algunas lagunas que habría que aclarar para ser más certeros con la respuesta. Pero puedo darle una opinión.
La primera duda es referente a la ex-socia. Cuando dice que se aseguró que la compra de su participación no afectara a la deuda, no sé exactamente a qué se refiere o cómo lo hizo.
Al comprar su participación, ella queda excluida de cualquier responsabilidad u obligación que hubiera contraído la sociedad. Sin embargo, si en la póliza ella siguió constando como avalista con garatína personal, después de haberse vendido las participaciones, sigue teniendo obligación de atender esa deuda.
Por una parte, lo de crear una nueva sociedad para desarrollar esa nueva actividad que tan buenos resultados está dando, me parece muy acertado.
Ahora bien. Dejar lo anterior sin resolver puede perjudicar a lo nuevo, y podría hacer que fracasase.
Para resolver una situación de endeudamiento como esta, lo primero que se debe hacer es cuantificar el total de deudas. No solo la deuda del banco, sino también ese préstamo personal, la deuda con la S.S., y cualquier otra que hubiera.
Sabiendo cuanto se debe en total, pasamos al siguiente paso que es la cuantificación de los ingresos. Deduciendo de estos los gastos de la nueva actividad, así como los gastos personales. Creo que sobra decir que hay que hacer un plan de gastos, tanto de la actividad como personal, extremadamente austero. Nada de vacaciones, reducir las salidas y cenas a una o dos por mes, revisar constantemente los gastos como seguros, telecomunicciones, alquileres, etc.
El tercer paso, que es el más largo y tedioso, es la negociación con todas las partes.
La primera es con la ex-socia. Si sigue constando en la póliza de crédito como avalista con garatía personal, debe poner esto en su conocimiento e informarle de las responsabilidades que aún tiene. Ella al vender su parte también debió pedir que se le eximiera de su responsabilidad para con las deudas.
Lo correcto hubiera sido haber hecho una liquidación, deduciendo de la compra-venta de participaciones la parte proporcional de los pasivos. Y si la parte proporcional de estos hubieran excedido el importe en que se valoró las participaciones, además hubiera tenido que poner dinero para salir.
Pero esto ya no tiene solución. Estas cosas hay que negociarlas en el momento.
Lo que si se puede hacer es aludir a su responsabilidad como avalista (si sigue constando como tal).
Para negociar con ella, hay que plantearlo desde el punto de vista de solución a una obligación que les afecta a ambos de forma personal, y no como una amenaza. Si se negara puede iniciar acciones legales contra ella, aunque esto tiene costes que habrá que considerar si son asumibles o no merece la pena.
Además, si se niega, como bien dice, al banco no le afectará y ejecutará contra los avalistas, por lo que ella igualmente se vería afectada, y Ud. tendría que asumir toda la deuda.
La otra parte que debe considerar es la posibilidad de comprar la vivienda de sus padres ahora. Retomar este asunto y conseguir liquidez, puede ayudar bastante.
También tenemos al banco. Negociar con ellos una quita, sea mayor o menor, es una opción que debe llevarse adelante si o si. Cuanto mayor sea mejor, pero si esta es pequeña, también es buena.
Y hay que plantearle nuestra capacidad de pago. Ya sabemos nuestros costes personales y del negocio, los ingresos, y cuanto podemos disponer para pagar. Será mucho o poco, pero es lo que hay, y es lo que hay que decir al banco, después de haber negociado la quita.
Para la capacidad de pago, no olvide que si sale adelante la compra de la vivienda de sus padres, ahí tendrá un nuevo préstamo, que habrá de deducir de esta.
Al final todo suma.
Si la ex-socia asume su 20%. Si se logra comprar la vivienda de sus padres. Y si el banco acepta una quita, pongamos del 15%; estamos reduciendo la deuda considerablemente, si es que no se extingue por completo, quedando tal vez una pequeña deuda asumible, de acuerdo a la capacidad de pago.
El concurso de acreedores o quiebra es el último recurso, que se debe evitar a toda costa, y solo considerarlo si falla el resto de opciones.
No obstante, hay que considerarlo y "dejarlo caer" tanto en la negociación con la ex-socia como con el banco.
Con la ex-socia, si se niega a asumir su parte, que ya se verá reducida porque ambos negociarán con el banco una quita (debe exponerle su plan), le tiene que informar que no le queda otra opción que declarar el concurso de acreedores, y como la sociedad no tiene nada, el banco ejecutará contra los avalistas que son ambos.
Al banco también hay que presionarle sobre la capacidad de pago, y las condiciones de la liquidación de la deuda, para que acepten unas condiciones "razonables", mostrando una voluntad de pago determinante, ya que de lo contrario se vería en la obligación de declarar el concurso de acreedores y tanto Ud. como la ex-socia son insolventes, y no podrán cobrar. Esto el banco ya lo sabe, y es por ello por lo que aún no han tomado acción.
El tema de la compra de vivienda de los padres también puede ser un punto a favor en la negociación con el banco. Si es factible ejecutar la compra ahora, se puede negociar con el banco establecer un periodo de carencia, pongamos de 1 o 2 años, para que de tiempo a ejecutar la compra y formalizar la hipoteca, con el compromiso de que cuando esta se realice, el excedente de hipoteca se destine a la cancelación parcial de la deuda. Esto en el caso de que cuando se vaya a negociar con el banco, no se haya producido ya la compra de la vivienda y disponga de esa liquidez.
Resumiendo:
1º. Cuantificar el total de deudas.
2º. Cuantificar los ingresos, gastos del negocio y personales, para determinar la capacidad de pago. No olvidar hacer una planificación de gastos con austeridad. Y si es posible y hay margen, proponerse ahorrar el 10% de la capacidad de pago, para atender imprevistos o hacer liquidaciones parciales extra de la deuda
3º. Negociar con la ex-socia.
4º. Intentar comprar la vivienda de los padres para conseguir liquidez, mediante una hipoteca mayor que el valor de la compra a pagar, para destinarlo a la rebaja de la deuda.
5º. Negociar con el banco, en base a la capacidad de pago considerando los puntos anteriores.
6º. En caso de inviabilidad declarar el concurso de acreedores.
Estimado,
Antes de nada, quiero agradecer su tan esmerada respuesta y su buena disposición a ayudar en esto.
Aclaraciones:
Mi ex-socia
Sé que ella ya no tiene responsabilidad para con la empresa, pero en la póliza ella aparece como avalista con garantía personal por tanto tiene que responder ante el banco.
Como sé que querellarme contra ella sólo puede hacer que las cosas se demoren e incurrir en más gastos, decidí negociar con ella... De momento he conseguido que asuma un 10% del total de la deuda.
La casa
Entiendo que lo mejor es solicitar la hipoteca en otra entidad y después ir con esto a la caja para terminar de negociar algo, ¿no? El Jueves he quedado con un agente inmobiliario, amigo de un amigo, que se encarga de buscar hipotecas en diferentes bancos y cajas, y que además fue el que ya consiguió el sí la vez anterior (la que no pudo ser). ¿Prestan ustedes algún servicio similar?
La nueva sociedad
Sé que crear una nueva sociedad no me exime de mis obligaciones y responsabilidades para con el banco, o como administrador de la empresa. Por aquello de "empezar desde cero" y con las cuentas más limpias, se planteó esto de crear una nueva sociedad. Ahora, me surgen nuevas dudas, porque si vamos a "dejar caer" lo del concurso de acreedores o la quiebra... entonces, ¿sería mejor no crear la nueva empresa de momento y reanudar la actividad de la "vieja"? O crear la sociedad a nombre de un familiar para ir salvando los platos, no sé, me pierdo con esto. ¿Qué recomiendan?
Por cierto, que la nueva sociedad, seguramente se constituya en Extremadura por un asunto de subvenciones (¿unos 5.000/6.000?) ¿Por una inversión inicial de 2.000? Que en realidad ya tengo hecha. Tardan 3 meses en pagarla y ya conozco a 2 amigos que han disfrutado de ella. La persona que me informa en este sentido es un familiar que trabaja en un Ayuntamiento, muy fiable. Otra cosa: no me importa dónde constituir la empresa porque se trata de una tienda virtual, mi empresa es mi portátil y mi móvil, aunque tengo un lugar físico para trabajar aquí en Madrid (un espacio de co-working, para abaratar costes).
Soy Ing. Técnico Informático y sigo estudiando. He estado desarrollando una web que hoy por hoy me da de comer, y está creciendo. He cometido muchos errores al empezar con todo, pero ahora que estoy sólo, y que ya ha pasado el tiempo, he tomado conciencia de cada parte y todo me está siendo más fácil y beneficioso. Espero poder darles la URL y concretarles más en otro momento (en persona) para que conozcan bien a qué me dedico.
Cuantificar
Me pongo a cuantificar deudas, gastos e ingresos totales, personales y de la empresa para seguir avanzando con esto.
Necesitaré ayuda para negociar con el banco, ¿pueden hacer algo al respecto? ¿Podemos vernos o hablar?
Gracias de antemano, un saludo.
Como no estoy seguro de si puedo dar mis datos por aquí, estas es mi web por si quiere contactar y seguir profundizando en este tema:
www.administracionpyme.com
12.875 pts. Estudios superiores
Me temo que tu caso lo veo "casi a diario". Vamos a plantear varias opciones y partiendo de una premisa: SALVARTE !
Tienes una empresa de la que eres administrador: TIENES LA OBLIGACIÓN de tener beneficios y de que tu empresa genere liquidez para atender sus deudas ( Bancos, Proveedores, Seg.S., trabajadores, etc. ) y con la reducción de personal, has conseguido UNA PARTE DE ELLO.
... pero no has acabado: AQUÍ COMIENZAN LAS DECISIONES. Además de administrador, eres AVALISTA, por lo que debes asegurarte de que:
1º: La empresa se liquide, para que no te exijan responsabilidades como administrador, lo que te marcaría para aministrar futuras sociedades.
2º: Pactar un finiquito de la deuda que avalas, lo más a la baja posible, claro está y eso se hace dejando ver a tu entidad financiera que eres insolvente pero puedes conseguir ayuda para pagar. Tu oferta no debe ser superior al 50 %, para que en la negociación, llegues sobre el 60 / 80 % de la deuda ( .. sin contar intereses, ojo ! ) No pactes un préstamo, porque no tendrás quita "de nada": paga en efectivo ( que te dejen el dinero ... )
Con todo ello, podrás reanudar tu actividad bajo otro nombre comercial y sin "lastre", es decir, sin historial negativo...
Respecto a lo que tu otro socio y avalista puede aportar, procura que "pague su parte" del finiquito que negociarás: todo lo que le saques, lo dejarás de deber a otros ( ¿tus padres? )
ERES MUY JOVEN y eso va en tu contra a la hora de negociar quitas, porque te aseguro que los Bancos/Cajas lo tienen en cuenta: si tuvieras 60 años, seguro que conseguirías un quita muy superior a los que finalmente saques ... PERO NO TE EQUIVOES: no salgas manchado de esta: tienes muchos años de actividad económica por delante y una entidad financiera "no se muere ni olvida": te perseguirán por el resto de los días.
Guiate con tus abogados y centrate en salir limpio, cueste lo que cueste ( .. o casi .. ) pero limpio !.
Ya me contarás.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas