Sobre el tránsito intestinal

He hecho una pregunta sobre el ritmo intestinal y ahora quería hacer otra muy relacionada, pero de carácter un poco más personal, por lo que no he querido sobrecargar demasiado la consulta anterior con demasiadas preguntas.
Desde hace un tiempo vengo teniendo un ritmo de evacuación un tanto irregular. Unas veces evacuo cada dos días, otras cada cuatro o incluso más (he de decir que padezco de estreñimiento). Es como una especie de estreñimiento que viene y va. Cuando lo hago cada poco tiempo, no me cuesta ningún trabajo, vamos, como una persona normal. Cuando pasan más días, me cuesta algo más.
Hasta ahora lo había achacado a lo que había comido los días anteriores, es decir, si había tomado fibra, era normal que lo hiciera con freciuencia, si había tomado otro tipo de dieta, también era normal que tardara más días. Pero ahora he leído que estos desajustes tal vez puedan ser síntoma de alguna cosa más seria.
Querría saber si tengo algún motivo para preocuparme y si debería ir al especialista o si es algo muy normal. Lo digo porque me parece raro ir y decirle sólo que noto desajustes (tampoco considero que sean muy serios) intestinales.
Por último, he de decir que soy joven menor de treinta, porque si fuera una persona mayor probablemente debería de ir sin preguntar.
Gracias por todo.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Hasta donde yo sé, lo normal es una deposición diaria aunque existe considerable variabilidad y no se puede considerar patológico deposiciones cada 2 o incluso 3 días. El concepto de estreñimiento, supongo que debes saberlo, es sólo convencional: persona con 2~1 deposiciones/semana. Si una persona tiene 3/semana, por definición, no esta "estreñida" o "no padece estreñimiento" (para todos los gustos). Yo personalmente no englobaría bajo el epígrafe estreñimiento a cualquier intervalo razonable (pongamos hasta 1 deposición/4 días) SIEMPRE que la persona esté libre de clínica. De la misma forma una persona puede realizar una deposición diaria de naturaleza compacta y presentar molestias que le obliguen a modificar la dieta o incluso tomar laxantes para reducir la densidad de la materia fecal. Si una persona experimenta cualquier tipo de trastornos: digestión pesada, sensación prolongada de plenitud postprandial (tras la comida), exceso de gases, punzadas o sensaciones molestas a nivel abdominal, o lo que sea evidentemente no es normal y debería consultar con el especialista. Tampoco estaría de más que te hagan alguna prueba para detectar "sangre oculta" en heces. En Medicina en general y en Gastroenterología en particular, cada día ha cobrado más importancia el concepto de diagnóstico precoz y la causa de ello es que permite salvar vidas y minimizar los daños de las lesiones y enfermedades ya que, al descubrirlas a tiempo, se puede evitar que causen males mayores.
En vista de lo que comentas te aconsejo que te vea un especialista pues nunca estará de más el examen de un experto, aunque lo más probable, es que no te encuentre nada y todas las pruebas te salgan normales pero en ese caso siempre te supondrá un gran alivio el conocer esos resultados.
Eso sí, como recomendación especial, decirte que la exploración del tubo digestivo con papillas y medios de contraste (papillas baricadas) sirve para bien poco y que pudiendo acceder a ello la endoscopia es infinitamente superior a cualquier exploración radiológica con contraste.
Me quedaba en el tintero decirte dos palabras sobre la fibra. Las dietas modernas son demasiado pobres en residuos (fibra de los alimentos, en especial abundante en los vegetales) y esta falta de fibra produce una menor frecuencia en la defecación, amén de otros problemas como el cáncer de colon pues permite que los carcinógenos presentes en los alimentos estén más tiempo en contacto con la mucosa intestinal. Resumiendo una dieta sana tiene que ser, obligatoriamente, rica en frutas y verduras y eso ayuda a optimizar la "regularidad".

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas