Si recuerdas ¿Cómo te hiciste cristiano?

¿Fuiste introducido al cristianismo por figuras de autoridad de confianza a una edad joven e impresionable?

Si es así, ¿Ellos te animaron en algún momento a examinar críticamente tu fe? ¿Alguna vez te pidieron que miraras otras religiones y te esforzaras por exigirle a tus creencias el mismo estándar probatorio?

4 Respuestas

Respuesta
1

En mi caso no, pero la misma iglesia lo cantos las voces y todo crea un panorama muy 'espiritual' en latinoamérica ya no mucho, la gente no necesita eso, pero en europa si, tanto que las iglesias están adornadas hasta el tope con muchas esculturas y la música de los pianos se escuchan hasta afuera, y es enorme, así la gente cree más, como una estrategia de marketing, claro que aveces uno esta tan golpeado por las cosas que quiere arrojarse a las manos de Dios, pero en esos momentos hay que saber que el dolor es proceso químico, no realidad, no ocurre, ocurre lo que se esta haciendo, lo material, por eso tampoco creo en la psicología.

Respuesta
1

Hola Filosofando Ando

No lo recuerdo, pero si sé el proceso porque, lo debo confesar, yo ayude en muchas ocasiones a llevarlo a cabo.

Se emplean figuras de poder (padres, abuelos) que reconocen o admiten un poder superior a ellos, y es cuando entra en juego las figuras de autoridad (maestros, ministros, orientadores) que le dan forma a ese poder y le dan un nombre.

Lo que se debe evitar es que intenten poner a prueba ese manejo, recuerda que las iglesias te quieren por lo que crees, y te repudian por lo que sabes.

Respuesta
1

Tuve la suerte de nacer ya Católico.

Respuesta
1

La pregunta es capciosa y por tanto no procede responderla. Te diré lo que ya te he dicho en un comentario de otra respuesta y es que lo que tu haces no es preguntar sino interrogar para confirmar lo que ya piensas.

En este caso partes de la idea de que la gente es cristiana básicamente por manipulación y falta de libertad.

Si quieres pensar eso eres libre de hacerlo pero no tenemos porque aguantar ese prejuicio. Si de verdad te interesase saber la situación que ha llevado a otras personas al cristianismo hay que formular la pregunta de otro modo.

La búsqueda de la verdad implica no influir en el resultado y con tu forma de preguntar no haces otra cosa.

Es tendenciosa porque coloca a la persona en situación de prejuicio y de tener que justificar que su fe no proviene de la manipulación ni la falta de opciones.

Ahora ya puedes darme un voto negativo. Al menos esta vez te doy motivos.

Lo que yo hago es poner a prueba lo que creo, dudo de lo que sé. Si tuviera la certeza de saber la verdad no tendría ninguna razón para hacer preguntas.

Yo fui cristiano por tradición, pero tuve la libertad de poder elegir cuando tuve capacidad de hacerlo, no fue por manipulación ni por falta de libertad, muchos son cristianos por convicción, nacidos con otras tradiciones religiosas optaron por el cristianismo, quizá hubo manipulación, pero es algo que no se puede evitar, pero definitivamente no hay falta de libertad.

Yo no pido que aguantes nada, no es necesario que cargues ni un bit, de eso se encargan otros mecanismos. Si crees que las preguntas deben ser formuladas de otro modo, el foro está abierto para que lo hagas como a ti te gustaría hacerlo.

Lamentablemente no puedo evitar argumentar desde mi prejuicios, pero en mi defensa puedo decir que tu tampoco puedes hacerlo. Nadie puede, en realidad, hacerlo.

Yo no doy votos negativos, solo no valoro las respuestas que considero no aportan nada al tema.

En lo del voto puede que me haya equivocado pero en lo demás no puede haber error porque me baso en tus palabras.

Nadie te quita el derecho a formular las preguntas como quieras, pero debes admitir las consecuencias. No es cierto eso que dices de que no nos impones nada. Lo haces con tu pregunta. Dado que soy el sujeto al que se le formula la pregunta tengo todo el derecho del mundo a decirte lo que me parece. Dejarla pasar o no es cosa mía, pero en este caso he decidido no hacerlo por los motivos que irás viendo.

Aunque mi forma de expresión sea muy directa, la crítica es constructiva. No pretendo molestar, solo señalar lo que me parece un error.

Solemos tener el feo vicio de presentar en forma de pregunta cosas que no lo son. Una pregunta pura busca saber, nada más. Las preguntas que tratan de establecer una verdad no probada son capciosas. Como las que tratan de obtener una respuesta determinada.

Te lo comento para tu información no porque este diciendo que eso es lo que haces pero es el efecto de esa forma de preguntar.

Si lo que quieres es poner a prueba tus conocimientos no puedes incluirlos en la pregunta porque eso condiciona la respuesta y cuando menos confunde.

Los prejuicios no son una parte inamovible de la personalidad como parece que quieres decir. Una vez se reconocen es posible librarse de ellos, si se quiere.

El tema tiene más importancia de la que pueda parecer a simple vista. Por ejemplo, en una encuesta sobre cualquier tema, la forma de preguntar puede cambiar radicalmente el resultado y lo mismo ocurre en las relaciones personales. No es fácil encontrar la forma correcta de preguntar, cuando el objetivo es conocer la verdadera opinión del otro. El problema es que muy pocas veces nos importa la opinión real del otro así que solemos formular la pregunta con ciertos tintes que induzcan a lo que queremos obtener. Hallar la formulación correcta puede convertirse en un problema muy sutil, pero es que tu pregunta no solo no trata de evitar esto sino que lo explota, razón por la que no he podido reprimirme.

Ahora bien, la duda que hay detrás de tu pregunta me parece muy legítima y razonable, especialmente después de lo que comentas.

Si partimos de la base de que todas las religiones subsisten por los motivos que expones, debemos decir que ciertamente el cristianismo no es mejor. Si de pequeños no nos influyesen con las ideologías de los mayores pronto las religiones habrían desaparecido del mundo. Si las religiones persisten a lo largo de los siglos es por el efecto sucesorio que se empieza a procurar ya en nuestra cuna y que vamos mamando a medida que vamos siendo parte de la sociedad. La religión es un hecho cultural. La fe es un hecho individual.

Así pues, la tesis que planteas se da en todas las religiones y en la actualidad quizá la cristiana sea de las más permisivas en cuanto a su cumplimiento. Si como yo, vienes de una generación en la que la religión era un tema bastante presente en la educación, seguramente tuvo su influencia pero una vez que pasamos esa época y nos hacemos mayores ya nada del pasado importa y tenemos todo el derecho del mundo a manifestar lo que pensamos.

Mientras estuve en el colegio estaba obligado a seguir las costumbres religiosas que me imponían y lo hacía encantado porque no suponía ningún quebradero de cabeza para mí ya que tenía muy clara la linea que separa lo que tratan de inculcarte de lo que uno es libre de creer así como la forma que debe tomar una verdadera creencia. De modo que para mí y nunca supuso un dilema guardar las ideas que venían de fuera en un cajón y seguir pensando por mí mismo. Por eso cuando llegó la hora de mi libertad no tuve problema alguno en reconocer los límites y la forma de mi fe.

Creo que son más importantes las experiencias personales que no la doctrina que hay detrás. Yo siempre procuraba tener eso en cuenta. No me fijaba en lo que alguien predicaba sino en lo que hacía y sobre todo en cómo me hacía sentir a mí. En esa linea me muevo y por eso concedo a las ideas una importancia relativa hasta ver en qué tipo de actos se convierten.

Creo que el tema de la religión debe ser personal y que cuanto más respetemos las creencias de los demás mejor nos irá.

Si nadie me quita el derecho a formular las preguntas, supongo que el mismo derecho te asiste a ti para no responderlas, y ambos nos haremos responsables de las consecuencias que eso tenga, en mi caso será, quizá, el no aclarar mis dudas, en el tuyo ¿No tener un oponente o alguien a quien criticar?, no lo sé, y francamente, tampoco me importa.

Si consideras que yo impongo algo, como no sea el espacio que ocupo, no hago preguntas anónimas, por lo que antes de abrirla o responderla saben de quien se trata, y así como yo, siguiendo las reglas del foro, puedo preguntar, cualquiera puede responder si así lo desea, y en caso que el sitio te envíe directamente la pregunta, puedes descartarla sin ningún tipo de penalización.

No existe la crítica "constructiva", pero yo decido si la considero destructiva y en que grado.

Hacer preguntas directas en temas de filosofía y creencias personales, de las cuales la religión es una parte, es muy complicado, puesto que no existe una respuesta única a la misma pregunta, pero no es que sean capciosas, ese tipo de preguntas son buscando poner una trampa al que la recibe, quizá para hacerlo caer en el error. Como no puedo hacer caer a nadie en el error, puesto que eso implicaría que existe una única respuesta, el motivo no se cumple.

Si expongo mis conocimientos, al momento de responder se tiene una base para hacerlo, ¿De qué otra manera podrías saber cual es la base para formular la respuesta? Si solo dejo la cuestión, aparte de que el foro no lo permite, no sabrías lo que realmente me interesa saber. Una respuesta del tipo "Es la religión de mis padres" me lleva a la siguiente pregunta: ¿Alguna vez te permitieron poner a prueba esa fe?, no me interesa saber si lo hiciste, solo quiero saber si te permitieron aplicar el mismo rigor a tu religión que el que aplicas a otras religiones. Tengo que poner lo que me interesa saber. El 85% de los cristianos lo son porque esa es la religión de quienes los educaron y nunca aplicaron un criterio para afirmar o negar su sistema de creencias, pero existe un 5% que pusieron a prueba ese sistema de creencias y aun así son cristianos, y ese es el tipo de personas que me gustaría respondieran, mientras lo hacen puedo divertirme con fanáticos e incultos, aunque muchas veces responden personas con ambas características.

Tu crees, o no, en un ser supremo, ese es un prejuicio porque no hay prueba de que lo que crees es lo correcto (tampoco de que estés equivocado), y no puedes interactuar con nada a tu alrededor dejando a un lado esa creencia, y lo más interesante es que es tan arraigado muchas veces ese prejuicio que te niegas a admitirlo, como nos ocurre a muchas personas.

Yo no pretendo hacer una encuesta, existen muchas y sobre casi cualquier tema, me interesa, como dije anteriormente, contactar, en este caso, con ese 5% que puso a prueba sus creencias y siguen firmes en ellas. ¿Por qué?, esa es la verdadera pregunta, pero si hago la pregunta: "¿Por qué eres cristiano?" lo más seguro es que me respondan "Porque es la religión verdadera", y no me interesa un debate sobre el tema en realidad.

Esa pregunta, «Recuerdas como te hiciste...» la he hecho a budistas, hinduistas, visnuistas, musulmanes y de otros marcos (solo como información, los más agresivos para responder son los judíos y la religión más "permisiva" es, desde mi punto de vista, el budismo), y me he encontrado con personas muy interesantes el camino.

Nunca he pretendido atacar la religión, ninguna religión, pero si quiero saber por que cree la gente más que el saber en que cree.

Has preguntado: “¿Fuiste introducido al cristianismo por figuras de autoridad de confianza a una edad joven e impresionable?”

Decir figuras de autoridad y de confianza es hablar de los padres. Los padres por norma general quieren lo mejor para sus hijos y sería muy extraño que unos padres indujeran a sus hijos a una religión distinta de la suya. Los niños son influenciables y la religión es un fenómeno cultural que empieza a formar parte de la vida de las personas a una edad temprana. Por lo tanto, las expresiones “figuras de autoridad y confianza” y “edad joven e impresionable” son una redundancia. Se utiliza un hecho natural e inevitable como telón de fondo del cristianismo como si tales circunstancias fuesen obra suya. Todas las religiones se imparten desde temprana edad con lo que ello conlleva, así pues, usar este hecho para retratar una religión específica, denota prejuicio.

Como decía, es un claro ejemplo de una pregunta que no es una pregunta, sino una forma de presentar una visión negativa del cristianismo. Que me da igual. No te contesto defendiendo el cristianismo, te contesto defendiendo la lógica.

Creo que no hace falta seguir aclarando el tono de las preguntas porque ya has dejado claro que manifiestas voluntariamente tus prejuicios. Por ese lado diría que estoy de acuerdo en que es un derecho, aunque sigo diciendo que manifestar prejuicios trae sus consecuencias.

Dices: “No existe la crítica "constructiva", pero yo decido si la considero destructiva y en que grado.”

Opino lo contrario, es decir, toda crítica puede y debe ser constructiva, no en origen pero sí en la persona que la recibe, incluso las injustas o las que solo buscan hacer daño.

En la vida hay que sobreponerse a todo, no solo a lo que creemos que nos pasa con justicia. Si no aprendemos a sobrellevar lo que creemos injusto, ingrato o lo que contradice nuestras ideas, luego pasa lo que pasa.

Lo constructivo surge de la actitud de la persona al enfrentarse a las situaciones más adversas y peligrosas. Así que hay que aceptarlo todo porque todo es alimento. La cuestión es saber digerirlo.

Dices: “Si expongo mis conocimientos, al momento de responder se tiene una base para hacerlo, ¿De qué otra manera podrías saber cual es la base para formular la respuesta?”

Te diré la manera ya que la preguntas. Resulta que es justo lo contrario de lo que supones. Si realmente quieres saber la opinión de los demás sobre un tema, lo principal es que la pregunta no revele ninguna opinión, especialmente la tuya, es decir, que sea lo más imparcial posible. Sin embargo y dicho lo anterior, quizá hice mal al cuestionar tu forma de preguntar porque en el fondo entiendo lo que estás queriendo saber y no me supone ningún problema la forma de las preguntas. Lo que me hizo responder así fue ver cómo respondes a argumentos que yo diría que son razonables y que creo que exigen algo más de reflexión. El problema es que admites tener tu visión particular de las cosas pero no te abstraes de ella sino que quieres encontrar justificación a tus prejuicios y eso es imposible. No todo el mundo vale para tratar temas filosóficos. Es una capacidad como otra cualquiera. No vayas a creer que hablar de filosofía o de cosas relativas puede hacerse sin criterio o con una lógica simple. Como bien dices no es fácil poner en palabras cosas que están dentro de las personas y que son muy personales, como la fe.

Dices: “solo quiero saber si te permitieron aplicar el mismo rigor a tu religión que el que aplicas a otras religiones.”

Entiendo que lo que quieres decir es si me permitieron elegir mi propia religión en lugar de la que se practicaba en casa. Creo que ya he dado la respuesta. A mí nunca me supuso un problema aceptar la religión católica. Si a lo que te refieres con lo de rigor es si nos pegaban o castigaban para cumplir con la religión has de saber que padres y monitores pegan y castigan independientemente de su religión. El maltrato no es patrimonio de la iglesia sino de la humanidad y sinceramente no creo que ahondar en esta cuestión conduzca a nada.

Estás buscando respuestas que te permitan establecer una relación entre una mala educación religiosa por parte de padres y de la iglesia para justificar que la gente tiene una fe falsa. El caso es que creo que ese razonamiento es equivocado, como más adelante comento.

El grado de rigidez con que cada persona puede percibir el ambiente que la rodea depende de la persona. De pequeños todos estamos expuestos a lo que se nos enseña, así que es inevitable que en esa fase de nuestra vida se tomen decisiones por nosotros. Que luego de mayores veamos esas decisiones como equivocadas debido a nuestra forma de pensar, es otro hecho inevitable de la vida y hay que encontrar la manera de enfrentarse a él y resolverlo o sino sobrellevarlo.

Dices: “El 85% de los cristianos lo son porque esa es la religión de quienes los educaron y nunca aplicaron un criterio para afirmar o negar su sistema de creencias, pero existe un 5% que pusieron a prueba ese sistema de creencias y aun así son cristianos, y ese es el tipo de personas que me gustaría respondieran”

Bueno, no sé de dónde sacas estos datos. Creo que presupones demasiadas cosas de lo que pasa en el interior de las personas. No creas que somos tan idiotas, bueno algunos sí, pero no el 85% de la población. La gente tiene buenas razones para hacer lo que hace y esas razones no siempre son visibles ni estamos hechos para que lo sean, así que no puedes ser tan simplista a la hora tratar la fe o el propio comportamiento.

Dices: “mientras lo hacen puedo divertirme con fanáticos e incultos, aunque muchas veces responden personas con ambas características.”

Para mí hablar con fanáticos e incultos no es nada divertido pero es un ejercicio que me impongo de vez en cuando porque creo que hay que poder hablar con todo el mundo. Todos somos personas y potencialmente somos eso que dices incluso a veces algo peor, pero creo que si uno es capaz de hablar con esas personas, prácticamente es capaz de hablar con cualquiera y ese ha sido siempre mi propósito.

Hay momentos en que sale el gilipollas que llevamos dentro, yo mismo cuando me pongo a hacer el gilipollas nadie me gana, pero cuando se trata de defender una tesis o una postura con el uso de la razón, hacer el gilipollas está fuera de lugar. Hay que atenerse a las reglas de la razón, que las tiene.

Es decir, una cosa es emplear la dialéctica para llevarse la razón. Eso no es emplear la razón. La razón no es un instrumento a merced de quien mejor sepa usarla. La razón no sirve a nadie, salvo a ella. La razón no defiende ningún interés salvo el suyo. Así que cuando uno busca “saber”, lo único que tiene que preocuparle es estar del lado de la razón, no poner la razón de su lado. Uno no piensa, piensa la razón y solo así se llega a la verdad.

Por lo tanto, en la medida en que uno no sepa reconocer la razón o no sepa dejar al margen sus intereses, no puede hacer filosofía y mucho menos teología. Disciplinas ambas, que se basan en la búsqueda de la verdad, es decir, en un uso pulcro y profundo de la razón.

Dices: “Tu crees, o no, en un ser supremo, ese es un prejuicio porque no hay prueba”

Falso. Hay pruebas. Que tú no las consideres pruebas o ni siquiera las reconozcas no las invalida. La verdad no la determinas tú. La verdad ya está hecha. Tú puedes determinar tu realidad, pero no la verdad. Tu verdad existe al margen de lo que pienses o hagas. La verdad que hay en ti, sea la que sea, está hecha y no la has hecho tú. A menos que me digas que tú te has creado a ti mismo y que eres origen y fin de todo lo que hay en ti.

Lo curioso es que soy de esas personas que según dices hay tan pocas. Fui educado en la religión católica, salí de la obligación de practicarla y viví por mi cuenta meditando y estudiando el tema de la religión y terminé por entender que lo que buscaba ya lo tenía. La claridad con que manejo estos temas la he tenido siempre porque parte de mi forma de ser que quiere ser así. Cuando hablo con cualquier persona de otra religión no tengo ningún problema incluso en compartir su fe. Si me preguntan qué religión creo que es la verdadera digo que todas lo son. Jamás podría decir que una religión es falsa. Eso me parece un disparate pero lo peor es que me parece muy inhumano. Sin embargo hay a quien le cuesta muy poco decir ese tipo de cosas y se las creen. Eso se debe a que la educación que hemos recibido es muy pobre. La idea de una religión verdadera es un cáncer. Lo he dicho muchas veces y de forma muy clara porque he llegado al convencimiento de que si la religión ha de servir para que nos matemos más valdría matarla a ella. Lo único positivo que tiene esta era en la que vivimos del relativismo, es la oportunidad que representa para que el ser humano asuma su destino y el control de su existencia en detrimento de la costumbre de apelar a otros para que le solucionen la vida. Se dice que se pierden valores, no los hemos perdido pero sí que se pone a prueba el que no los podamos utilizar. Política y religión venden la panacea, y necesitamos dejar de creer en panaceas.

La religión es independiente de la fe. La religión es una institución y como tal viene sujeta por las reglas de este mundo. La fe no. La religión se puede inculcar, la fe no. Por eso la gente se harta y con razón, de que le inculquen cosas y abandona la religión. No la abandonaría si viera la parte positiva pero la religión no enseña lo que debería. Como tampoco se enseña lo que se debería en los colegios. Este mundo no es como debería, es como es y hay que tratar de entenderlo. No nos podemos sorprender tanto de ciertas cosas cuando tragamos con cosas mucho peores a diario.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas