Mi mamá y mi suegra se turnan para cuidar a mi bebé, ¿Está mal?

De nuevo requiriendo de tu profesionalismo, sabiduría y experiencia, mi marido y yo trabajamos como ya lo sabes, y acabamos de ser papás, a nuestro bebe lo cuida lunes miércoles y viernes mi mamá, y martes y jueves mi suegra, pero mi marido me comento que le dijeron que no es bueno que lo cuiden dos personas distintas, que se confunden, yo lo e visto muy tranquilito, y es un niño muy sano, tiene dos meses y ya es muy listo.

1

1 respuesta

Respuesta
1

En general, toda inestabilidad puede afectar al bebé.

De hecho, toda persona después de ti ya es un exceso, incluyendo a su padre al menos en los primeros 6 meses. Después del primer semestre el niño por sí solo tiende a despegarse de la madre y buscar relacionarse con más personas.

En éste caso estamos hablando de 3 personas.

Como ya te lo había planteado, está la situación ideal y lo que de acuerdo a tus posibilidades puedes hacer, así que si ésta es la situación que puedes sostener entonces manténganse así, siempre y cuando no varíe más. Es decir, no introduzcan a ninguna otra persona, por ejemplo que si un día tu madre no puede cuidarlo y se ofrece una tía o sobrina a hacerlo, eso sería someter al bebé a un cambio drástico en su rutina, por lo cual sería mejor recurrir a las otras dos personas que suelen cuidarlo: tú o tu suegra, para de esa forma mantener el ambiente del bebé lo más estable posible.

Y si conforme pasen los meses, el bebé comienza a llorar, ponerse irritable o temeroso cuando lo dejan con una persona (que no sea sólo el llanto porque se separa de ti), es mejor no dejarlo y buscar una ambiente donde se sienta mejor.

La mayor consecuencia está a largo plazo, en los efectos de los diferentes tipos de crianza, ya que éstos tendrán un impacto en su personalidad.

Todo niño tiene que enfrentarse a éste conflicto, ya que por lo general la crianza de la madre es diferente a la del padre, por ejemplo la madre tiende a ser autoritaria y el padre permisivo, y nunca se ponen de acuerdo para dar la misma educación al niño. Pero en éste caso tu hijo se enfrentará a cuatro estilos diferentes, por lo menos, con los cuales tendrá que aprender a lidiar, y podría volverse astuto y manipulador, por ejemplo, porque si algo no lo obtiene con un cuidador lo puede obtener con otro.

Por ello te recomendaba el libro Cómo hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen, de Adele Faber y Elaine Mazlish, para que logres disminuir los efectos de éstas diferencias y tener un mayor control sobre la educación de tu hijo.

Ok, muchas gracias, aun no finalizo mi pregunta, porque te quiero contar aun más, tus consejos siempre me ayudan mucho... Lo que pasa es que no lo quiero dejar al 100% con mi suegra, mi mamá es más flexible en cuanto a la educación y la manera que yo quiero criarlo y educarlo, a ella con confianza le digo que haga y que no haga con el, y respeta mis ideas, solo me aconseja cuando se lo pido, pero mi suegra en cambio, a veces me parece más que quiere llevarme la contra y tener siempre la razón, hace como un mes lo lleve al pediatra para que lo revisaran ya que padece reflujo, y aproveche para comentarle que mi niño quería comer cada hora u hora y media, que no sabia que hacer que había pasado la noche queriendo comer, a lo que el me dijo que el niño no tenia hambre, que es solo que el quiere tener algo en su boca, para succionar, lo vio inquieto y le comente que acababa de comer, y puso su mano empuñada en su boquita y el comenzó a chupar muy entusiasmado, y le pregunte que sino le hacia daño, a lo que el me respondió que no, que es normal a esa edad de mi bebé, que no pasa nada siempre y cuando no lo haga con el dedo pulgar, que eso si le traería problemas, y procurar tenerle sus manitas limpias, de ahí en adelante el ve sus manitas, y de repente las chupa, y mi suegra se la pasa quitándole la mano, y le comente que yo le daba permiso, a lo que ella me respondió "pero yo no", y me molesto, no es la primera vez que me dice eso en otras circunstancias, y no se que hacer, mi marido dice que el también lo ha notado, y que hay varias cosas que a el tampoco le gustan, me dice que la ignore, que no haga corajes por eso y que no lo tome tan apecho, ahora el día de ayer le ha dado por criticarle sus ojitos, como los tiene parecidos a mi dice que le mortifica verle los ojos, que los tiene como hundidos y parece enfermo, que eso es síntoma de la mollera caída, pero que me ve a mi y dice bueno los saco como su mamá, me hizo sentir muy mal, no se si son ideas mías, pero siempre está esperando o buscando algo para hacer ver que el niño tiene algo, pero yo lo veo muy sano, y espero en Dios así siga, te agradezco tu atención hacia mis problemas siempre, me das muy buenos consejos y soluciones, espero no abrumarte con mis dudas y poder seguir contando con tus consejos, me son muy útiles y me siento menos abrumada y tonta... Gracias!!!

Ciertamente el que el niño busque tener algo en su boca es normal, ya que se encuentra en la etapa oral de su desarrollo, por lo que no es lo más apropiado impedir que se chupe sus manos, ya que se le podría frustrar y ésto causaría problemas en su personalidad cuando crezca, por ejemplo, en casos graves podría desarrollar algún trastorno alimenticio o adquirir algún vicio como fumar o beber. Así que es mejor buscar algo que pueda chupar sin riesgo, por ejemplo como un juguete blando o una mordedera que se pueda esterilizar y que no lastime sus encías. Los bebés conocen primero el mundo a través de su boca, por eso es normal que quieran chupar todo.

Es importante que no sobrealimentes a tu hijo, por lo que investiga sobre la frecuencia adecuada de alimentación, yo tengo los siguientes datos:

Recién nacido: cantidad por comida: 60-70 ml; Frecuencia alimentación: cada 3 o 4 horas.
Un mes: cantidad por comida: 120-150 ml; Frecuencia alimentación: cada 4 horas.
Dos meses: cantidad por comida: 150-180 ml; Frecuencia alimentación: 5 a 6 veces en 24 horas.
Cuatro meses: cantidad por comida: 210-240 ml; Frecuencia alimentación: 5 veces en 24 horas.
Seis meses: cantidad por comida: 240 ml; Frecuencia alimentación: 4-5 veces en 24 horas.

Ésto por supuesto variará de acuerdo al tipo de leche que se le dé, la leche materna se ingiere más rápido que la de fórmula, por lo que puede requerir agregar una comida más al día.

Si tu bebé padece reflujo, entonces te recomiendo que, cuando tenga que pasar a ingerir otros alimentos, le busques una dieta vegetariana, de preferencia sin lácteos, y que comiences por los jugos de frustras frescas.

Ahora bien, si tiene reflujo ¿es por qué la leche le está cayendo mal o porque está estresado?... revisa ésto, yo te sugeriría comenzar por cambiar la leche o ver con su pediatra si no es intolerante a la lactosa.

Prueba también darle un poco más de agua, para ver si cambia el aspecto de sus ojos.

Con respecto al problema con tu suegra sí es importante que encuentren la forma de ponerle un límite, porque es normal que las abuelas crían de acuerdo a sus creencias, y aunque no dudo que haya sabiduría en su experiencia, puede que no todas sus ideas sean lo más sano o apropiado. Tampoco se duda que lo haga con la mejor intención, pero a lo mejor el conocimiento que le motiva no es el correcto. Por lo que puedes buscar libros o revistas sobre el cuidado de los bebés, y hacer que tu suegra las lea para que aprenda.

Pero, el problema realmente está entre tú y tu suegra, por la forma indirecta en que ella te ataca y desplaza asumiendo el control de la educación de tu bebé como si fuera suyo, y la forma en como tú te tomas todo lo que ella te dice.

Por ello te recomendaba que tenías que aprender a ser más asertiva, para que pudieras defenderte de ella y ponerle límites sanos de forma respetuosa, y te sugería que leyeras el siguiente libro donde aprenderías a hacerlo: Cuando digo no, me siento culpable, de Manuel J. Smith.

Entonces podrías aplicar una de las técnicas que enseña el libro que se llama "Disco Rayado", por ejemplo, cuando ella te contesta "yo no le doy permiso", una respuesta asertiva sería: "entiendo que no esté de acuerdo, pero yo soy la madre y le doy permiso". El "Disco Rayado" consiste en repetir hasta el cansancio la misma frase ante cualquier apelación que obtengas, sin gritar, sin enfadarse y, muy importante, sin justificarte. Así que cada vez que ella te refute que no tienes razón o que no sabes, o que ella conoce de casos, etc., tú solamente repites: "entiendo que no esté de acuerdo (o "tal vez tenga razón"), pero yo soy la madre y le doy permiso".

Por supuesto, hay que ser firme, constante y equilibrado, porque quien se canse o se enoje primero pierde.

Lee el libro e inténtalo, es tu hijo y es tu derecho.

Mil gracias, estoy más segura ahora!!!... Sabes que me siento tranquila de saber que no soy mala, y que solo defiendo mis derechos de mamá de como quiero ir educando a mi hijo, mi suegra quizás nunca me entienda, pero deberá respetar mi forma de pensar, y la manera en que mi marido y yo educaremos a nuestro hijo... Su reflujo se debió a que no maduro al 100% su estomagito, el pediatra me dijo que el 85% de los bebes nacen con este problemita y se termina de desarrollar por ahí de los 6 meses en adelante que e es cuando empiezan a comer más sólidos y ya la valvulita que no cerraba bien y hacia que regresara la leche comienza a cerrar como es debido al tener comida, de sus ojitos está bien, es solo que mi suegra le ve defectos porque los tiene como yo, y entre más crece mi bebé más se va pareciendo a mi je je.... Bueno veré que pasa,, se que sera difícil, pero no imposible, te agradezco tus consejos, me dejan más tranquila y más segura de mi misma y de lo que quiero para mi hijo, los libros que me recomendaste los tengo en cuenta, y los comprare en cuanto pueda, me interesa mucho leerlos y poder obtener algo de ellos que me sea útil para mi situación, te agradezco tu atención, muchas gracias, y hasta pronto.

saludos!!!

lulu84 :D

Añade tu respuesta

Haz clic para o
El autor de la pregunta ya no la sigue por lo que es posible que no reciba tu respuesta.

Más respuestas relacionadas