No me llevo bien con la hija de mi pareja y mi hijo no lo soporta a él

Buenos días, lelvo 4 años con mi pareja, el tiene 46 años y yo 25, ambos tuvimos hijos antes, él tiene una nena de 12 años y yo un nene de 6 años. Pero mi hijo no lo acepta y su hija no me cae bien. Aunque ni siquiera la conozco en persona. Últimamente hemos peleado mucho y estamos a punto de separarnos aunque nos amamos. Él pide tiempo para su hija y a mi me cuesta aceptarlo. ¿Qué hago?
1

1 Respuesta

376.225 pts. Nombre:Eloísa Callejon Fernandez Profesión:Lic
Pues en primer lugar conocer en persona a esa niña. ¿Cómo puedes decir que la hija de tu pareja no te cae bien, sin siquiera conocerla?
Con respecto a tu hijo, pues tendrás que explicarle que tu te has enamorado y que eso no interfiere en absoluto el amor que sientes por el (son amores distintos), y que además tendrá que aceptar a tu pareja, porque es tu decisión.
A mi me parece que vosotros dos estáis actuando como dos críos, desde cuando una persona adulta tiene que tener la anuencia de los hijos para tener pareja.
A los hijos hay que amarlos y protegerlos, pero también ponerles límites y no hacerlos participar en cuestiones de adultos.
Tal vez tu pareja y tu, se sientan culpables de haberse divorciado o de alguna otra cosa, y entonces por esa razón le dan tanta importancia a la opinión de los respectivos hijos.
Los niños actúan y opinan según lo que oyen en las casas y según sus emociones.
No se puede pedir a un niño una opinión madura, es algo incoherente, entonces si tu hijo no lo acepta, tendrás que trabajar con el, para que comience a aceptarlo, desde el amor y el respeto.
Y con la niña, pues más de lo mismo, tu tendrás que vencer tus prejuicios, conocerla y aprender a compartir momentos con ella. Y el padre tendrá que explicarle que se ha enamorado y que va a vivir contigo.
Si os amáis, pues repartid ese amor que tenéis entre los niños, formad una nueva familia, sin preconceptos, sin rencores y sin tantas peleas.
Es más fácil de lo que te imaginas, el amor y el respeto son muy curativos.
Deben comenzar de a poco, por ejemplo saliendo un día los cuatro juntos, un rato a tomar un helado por ejemplo, reírse, pasarla bien, sin reproches, ni caras largas.
El cariño y la aceptación van surgiendo con el roce y el tiempo. Ahora si tu ni siquiera quieres conocer a la hija de tu pareja, pues creo que deberías cambiar de actitud, al menos si quieres tener una vida en común con tu pareja
Gracias Eloisa, pero mi problema va más allá... mi marido no me quiere presentar a su nena----porque la nena no quiere conocerme---y además---él si maneja mucha culpa y yo siento que la pone sobre encima de nuestra relación-
¿Puedes aconsejarme para empezar a hablar con mi marido?
Pues tu marido no está actuando correctamente, porque ahora la hija tiene 12 años y no quiere saber de ti, pero si el no la lleva a conocerte, ni le habla bien de ti, pues tendrá 15 y tampoco querrá verte.
Pero en último caso, eso no sería tan importante, pues llegado el momento te conocerá, lo que pasa es que con esa actitud, tu marido en cierta forma está negando tu existencia, perdona la dureza de mis palabras.
Es como te expliqué en el primer mail, a los hijos menores no hay que pedirles permiso para hacer nuestras vidas, siempre y cuando los amemos y respetemos, los adultos debemos informar de lo que hacemos, no preguntar, ni pedir permisos.
De todas formas creo que si vosotros os amáis, sería una verdadera pena separarse.
Tu marido te lleva muchos años, y como tu dices se siente culpable, lo ideal sería que él comenzara una terapia para que aprendiera a no sentirse culpable ni a dejarse influenciar por comentarios externos, que estoy segura deben existir, sobre todo de parte de su familia.
Me preguntas cómo comenzar a hablar con tu marido:
Yo te contesto que sin reproches, aunque te cueste, trata de contenerte.
Comienza a hablar sobre los motivos de su culpa, puede ser un buen inicio para arreglar las cosas, y dile que le haría bien comenzaar una terapia, no porque esté loco, sino para poder hablar del tema con alguien que lo pueda aconsejar y guiar.
Y tu, ten un poco de paciencia, eres muy joven, puedes darte ese lujo, no lo agobies demasiado con la hija, por un tiempo no saques el tema.
Veremos si esto es suficiente, cuando existen problemas, hay que producir ciertos cambios y no centrarse tanto en la hija, puede ser un buen comienzo.
Suerte

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas