Odio a la humanidad

Quiero comentar un problema que tengo (o al menos creo). De forma general odio a la humanidad (no sé si es bueno o es malo) exceptuando a mis padres y quizás a una o dos personas más. Sin embargo, me incluyo a mi. Quizás con odiar a la humanidad no me explico bien, no la odio por lo que hace con la naturaleza, como diría un ecologista o lo que le hace a los animales, como diría el protector de animales... El odio es por como somos, egoísmo al 100% y encima cuando hacemos algo por los demás, internamente, nos hacemos un bien (nos sentimos felices, quizás por que él puede pagártelo de otra forma o por que existe algo que nos conviene (mantener esa relación de amistad, por ejemplo)). Además de ese egoísmo que veo, también está la tendencia a la superioridad (soy mejor que... Voy a comprarme esto para que digan...) Después las apariencias o lo que pretendemos aparentar... Las mentiras, e incluso la indecisión. Porqué para el colmo, somos por naturaleza sociales, cosa que en principio es bueno, pero ¿para qué? Si después colasamos nuestras conversaciones con mentiras, elogios y peloteos, te quiero hoy pero mañana no quiero verte, por que tengo a otro a quien querer...
Después está el racismo no solo por color, sino por creencias, e incluso la forma de vida que llevas. Y encima ahora, están los jóvenes con dieci-pico de años que se creen más chulos que nadie, que no respetan nada, ni a nadie, que se ríen de todos y que no hacen nada bueno...
Nuestro cerebro lo usamos fundamentalmente para hacer maldades o para preocupaciones absurdas (un ejemplo: escribes algo para exponerlo en una reunión o para mostrarlo al publico en un periódico y valoran más tu forma de escribir que lo que quieres expresar... Y da igual que todos lo entiendan, no puedes cometer errores gramaticales (y a quien narices le importa eso!... Si cierto al ser humano)).
Y ya no digamos si entramos en la parte de la avaricia...
No sé si mi odio es bueno o es malo. Mi odio solo es interno a mi (exceptuando esta pregunta). Por tanto, esto es normal o tengo algún tipo de enfermedad...
3

3 respuestas

Respuesta
1
El odio es odio es un sentimiento repulsivo hacia lo que nos desagrada a ti como a mi no te desagrada la humanidad, te desagrada la sociedad en la que vivimos el consumism que nos rodea las falsas imágenes de éxito y belleza
un consejo: larga todo y empezá a escuchar metal, el heavy metal es una cultura que odio todas las cosas que voz odias y por medio de la música logra una catarsis artística muy buena
yo soy metalero hace 2 años para mi se comvirtio es un estilo de vida y te digo más, jamas en mi vida había tenido un sentido de pertenencia tan fuerte
Pues si esa es la solución, lo tengo mal, puesto que he escuchado y no son de mi tipo. Al menos se que no soy yo solo el que siente este odio... que yo diría que va más allá que la simple sociedad en la que vivimos...
Muchas gracias por contestar.
Un saludo.
Respuesta

Este odio a la humanidad como lo describes, es más común de lo que imaginas. Toda persona viva, puede decir que, en algún momento, ha odiado algo en otro ser humano, sin embargo, este odio podría resumirse a su vez en la necesidad humana de no coincidir con los demás, con sentimientos como ira, envidia, hipocresía, superioridad y otras que describes. Otra necesidad imperiosa del ser humano, es la de colocar etiquetas a todo cuanto desconoce, y para esto ya existe una: eres un misántropo, lo opuesto a un filantropo. Esto no es malo ni bueno, solo debes trabajar para que tu misantropía no se vuelva patológica.

Respuesta

En uno de mis estudiantes ese fenómeno se debía a una baja autoestima, la necesidad de reconocimiento social, familiar y grupal, pero además ser incapaz de reconocerse a sí mismo aceptando su corporalidad. Intuí que el mayor problema era que no se aceptaba su cuerpo físico y atacando éste asunto le restaba fortaleza a los demás por lo que me ideé la dinámica de que los estudiantes escribieran en una hoja que era lo que me gustaba del físico de cada compañero, rotábamos la hoja con el nombre de cada cual y cada uno leería en voz alta cuando llegara nuevamente a su dueño. Cuando él leyó en voz alta y entre lágrimas lo que el resto de compañeros sabía que su recuperación estaba garantizada. No tengo la menor idea si este relato te pueda servir de algo. Suerte.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas