Estudio comunicación en Valencia. ¿Es evidente la transformación en la documentación audiovisual?

¿Cómo estás?
Soy una alumna de comunicación de Valencia, me preguntaba si me podrías echar una mano en una cuestión, me interesaría conocer tu opinión al respecto. Verás, podrías describirme una situación o un pasaje que consideres de cambio, ¿qué entiendas que hace evidente la transformación que se está operando en la información y la documentación audiovisual y multimedia? De sujetos, detectados, encontrados en los medios televisivos o cinematográficos actuales (en programación vigente). ¿Hay algo que te haya llamado la atención? No se me ocurre nada! Muchas gracias de antemano por leer mi e-mail!
Ojalá pudieras ayudarme!
1

1 Respuesta

5.350 pts.
Quisiera comenzar agradeciéndote la gentileza de solicitar mi opinión en este interesante tópico.
Mira: Tal vez uno de los aspectos que ha llamado más mi atención es la proliferación en los medios de difusión audiovisual de elementos que contribuyen a la inversión de valores éticos y morales de nuestra sociedad actual.
Los mass media han sincronizado los avances tecnológicos con una brutal competencia por el Rating. Esta competencia los empuja a ganar posición en la preferencia del Target a costa de lo que sea. Los principios elementales de un medio de comunicación que son el de informar, orientar y entretener, se han soslayado para darle paso a la más bajas de las acciones.
El ser humano es por naturaleza, curioso y esa curiosidad le imprime cierto grado de sadismo. De manera tal que no es aceptable aquello de que es el público quien debe decidir qué ver o escuchar por los medios. Y es aquí cuando el Estado, que es la manifestación jurídica de la sociedad debe intervenir para controlar lo que se transmite por los medios masivos de comunicación.
La violencia, el sexo, la homosexualidad, la vulgaridad, la chabacanería y la promiscuidad son los aderezos más frecuentes en los programas de radio y televisión.
Programas como "Cristina", "Sonia", "Sábado Sensacional", "El show de Don Franciso", son ejemplos de esta vorágine de degradación -sin que esto signifique algún juicio de valor sobre los conductores de dichos programas- y que a los públicos, por ese sadismo subyacente que nos acompaña nos encanta sintonizar y por ende aumentar el rating de la estación; sin darnos cuenta el grave daño que nos infringimos.
La telenovelas son otra manifestación de la descomposición que los medios apologizan todos los días. En este género artístico ya no se resaltan los valores de la historia, de la moral y las buenas costumbres. La infidelidad, la proxenesia, la traición, la falta de probidad y otros tantos vicios, son los que se resaltan.
En cuanto a la información, la práctica del periodismo investigativo y serio se está sustituyendo por un periodismo de caliche y refritos cuando no de vulgares "chismes de pasillo"
Esta es la triste realidad querida colega. Es bueno que las futuras generaciones de fablistanes lleven la semilla del rescate de los valores del verdadero periodismo y de la cabal forma como debe conducirse un medio de comunicación social.
Espero que esta, mi humilde opinión te sirva de algo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas