Mi pareja sufre problemas de erección, ¿Cómo puedo ayudarle?

Hola :
Soy una chica de 24 años, muy angustiada, te cuento...
Llevo 8 meses saliendo con el chico más maravilloso del mundo, nunca había querido a nadie como a él y a su vez el dice lo mismo, nuestra relación estaba basada en el cariño y el respeto, yo soy connsciente de la atracción que yo despertaba en Carlos pero a pesar de mi inexperiencia en el terreno sexual creo que algo no iba bien.
Te cuento: cuando comenzaba el juego erótico todo era precioso, yo notaba como Carlos se ponía calentin, rojo, etc.. Pero en el momento que se supone llega el acto sexual descubría que a carlos no se le había puesto lo suficientemente dura para conseguir la penetración, yo lo pasaba muy mal incluso lloraba porque pensaba que yo era la culpable pero carlos me explico que era un problema de él que no sabía lo que le ocurría.Era muy triste porque carlos podía pasarse una hora autoescitandose, yo también le ayudaba hasta conseguir por fin la eyaculación, el se ponía muy contento cuando lo conseguía pero a la vez se quedaba triste como siendo consciente de que algo no era normal, hace un tiempo carlos dejo la relación justo en nuestro mejor momento solo alego temblando que le daba mucho miedo la relación y que nunca había estado con una chica más de un mes, en el fondo creo que lo que te he contado ha hecho mella en él y no ha podido más .¿cuál es la causa de lo que le ocurre? ¿Es normal su comportamiento sexual? Nunca llegamos a la penetración, no conseguía ponerse el preservativo y soy consciente de lo mal que lo pasaba buscando escusas como, estos preservativos son malos o no se lo que me pasa.
Te pido un poco de ayuda, contestame por favor
Un saludo
1

1 Respuesta

332.875 pts.
Pese a la longitud de la consulta, pocos datos nos aportas respecto del lugar desde donde la realizas, es decir nacionalidad, eso en principio podría ser conveniente, para intentar descubrir los recursos sanitarios disponibles, no obstante intentaré que la respuesta no se vea mermada.
Según parece, no es la primera vez que le ocurre una situación similar y la respuesta es la de "evasión y escape", es decir, él considera que cambiando de chica, puede resolverse su problema y cuando ve que se presenta de nuevo, la solución, "su" solución, es la de evitarlo, dejando plantada a la chica y desapareciendo.
Esto, en principio, orienta, a mi juicio, a un problema de tipo psicológico, como si considerase que una mujer experimentada, pudiera resolver su conflicto de erección, pues pienso que si se tratase de un problema físico, habría hallado una solución antes y por su juventud, no parece probable que lo tenga, excepción de que tuviese una enfermedad orgánica grave, tipo diabetes, más frecuente en personas de edad avanzada y con mucha experiencia sexual que suelen conformarse con que se les ha apagado la "vela de la vida", tanto en hombres como en mujeres, que ellas pese a ser pasivo-receptoras no pueden aceptar la relación por el dolor que les produce la penetración.
Pienso, que quizás, pudiera tratarse de un chico con una orientación homosexual, de inicio temprano y por tanto con un condicionamiento sexual intenso, que por alguna razón, pretende ahora, una reconversión a la heterosexualidad, pro sin demasiada convicción, como si lo necesitase para cubrir un expediente, de ahí que, llegado el momento culmen, no alcanza la erección, por falta de estímulo y condicionante, pero sí la eyaculación después de una estimulación apropiada,
Los homosexuales, sean masculinos o femeninos, de iniciación temprana, y algunas veces tardía, suelen desarrollar fobias de tipo sexual, de tal modo que solo ven en el otro sexo defectos y situaciones y acciones vejatorias y humillantes, en la relación sexual, considerando esta en los casos heterosexuales, como un acto sucio, desagradable e insatisfactorio.
En consecuencia, si consideras que la relación tiene futuro, si consideras que las posibilidades de recuperación son reales, si consideras que vale la pena luchar, habla seriamente con él y propónle, primero: acudir a un médico andrólogo, esta es una especialidad que en el colegio de médicos de tu provincia te dirán si hay alguno en ejercicio; si no hay patología, ésta es de tipo psicológico.
En segundo lugar: pues, acudir, como pareja, a un psicólogo especialista en temas sexuales, un sexólogo o sexoterapeuta.
Lo más probable es que él rechace, frontalmente, las propuestas y entonces, sintiéndolo mucho, piensa que el problema es suyo y solo a él le afecta, es él, el que ha de poner los remedios necesarios y tu no puedes ligarte de por vida a una vida de frustración y desesperanza, pues en definitiva, al cabo de un tiempo, lo que ocurriría es que, se acentuaría el vacío afectivo y sexual entre ambos y el, ahora, amor, se convertiría en odio y rencor, obnubilándote la vida y la razón, haciéndote imposible la vida, privándote de la felicidad.
Tarde o temprano descubrirías la causa y si esta es, como intuyo, homosexual, la infidelidad vengativa sería una realidad que pondría las cosas, además, muy cuesta arriba y el deseo de resarcimiento vengativo, una constante que os destruiría por el afán de tomar cumplida respuesta, resarcimiento y venganza de la dedicación prestada y de la humillación recibida.
Creo que soy bastante claro, he tratado de descubrir en tus líneas, más d
Hola mcmil:
Antes de nada muchísimas gracias por tu ayuda.Tu respuesta es muy lógica pero estoy TOTALMENTE SEGURA DE QUE CARLOS NO ES HOMOSEXUAL conmigo siempre ha sido muy apasionado, era increíble porque íbamos por la calle y le entraban ganas de acariciarme,, tocarme, etc... le tenia que cortar, con esto quiero decirte que si fuera homosesual me hubiera dado cuenta de algún detallin por pequeño que fuera y no fue a´si, lo único raro en todo era la fobia que carlos había tenido siempre a tener "una relación seria"como te comente esta idea cambio al conocerme a mi de ahí los comentarios de todos sus amigos sobre como lo había conseguido, nunca habíamos visto a carlos así, etc..., yo no era como el resto de las chicas con las que se supone había estado carlos. Yo soy muy novata, inexperta, tímida, en fin todo lo que carlos admiraba en una persona, sabia que a mi lado se iba asentir querido, y justo cuando la relación estaba en su mejor momento le entro el pánico, "la famosa fobia"el solo acertaba a decirme esto que me pasa no es normal, me veo solo en un futuro, no se lo que me pasa porque te quiero pero tengo miedo... . Yo rapido lo relacione con el problemilla que tenia para empalmarse, por que en un libro de psicología leí algo así como que el hombre "quehuye" es un niño asustado incapaz de de entrar en contacto con su masculinidad, se asustan de sus propios sentimientos y quizás su estado psicológico lo paga su "cuerpo" ¿crees qué esto es lógico? ¿Crees qué es lógico que al poco de dejarlo conmigo se busque un rollo a pesar de seguir queriéndome? Esto ultimo es lo que más me ha llamado la atención porque no lo encuentro lógico se supone que en su situación cualquier persona se hubiera tomado un tiempo de reflexión ¿no? .Te agradezco mucho tu ayuda, un saludo desde ávila.españa.
Menos mal que reconoces que como mujer eres: -«yo soy muy novata, inexperta, tímida,»-, está enamorada y lo manifiesta: -«carlos admiraba en una persona, sabia que a mi lado se iba asentir querido, etc.»-
En una palabra tu y él os encontrasteis, Vd. inocente creyó que él le correspondía y él lo único que buscaba era la comprensión y la prueba ¿de qué?, ¡Ah!, eh ahí la cuestión, de momento no la sabemos, pero a qué espera a reaccionar si Vd. misma dice: -«¿crees qué es lógico que al poco de dejarlo conmigo se busque un rollo a pesar de seguir queriéndome?»- ¡No!, claro que no, es que nunca le ha querido, le ha utilizado y Vd. sigue sin ¡Reaccionar!, sin embargo tiene momentos de lucidez: -«esto ultimo es lo que más me ha llamado la atención porque no lo encuentro lógico se supone que en su situación cualquier persona se hubiera tomado un tiempo de reflexión ¿no?»-, pues claro, si le ha dado amor, le ha ofrecido ayuda, se ha entregado como nadie lo ha hecho, a que espera a reaccionar ante la patada, la coz recibida, no ve que ni le ha querido, ni le quiere, le ha utilizado, Vd. pretende ser la terapeuta, amorosa, que pretende tratar, a quien no le interesa curarse, ha hecho suyo su problema, el problema, como si así le aliviase de la tensión del calvario de un problema, haciéndolo suyo, y él en vez de aceptar la ayuda, le da no solo con la puerta en las narices, sino, además, en un pis pas, va y ¡Se enreda con otra!.
¿A qué espera para reaccionar?, ¿Qué más necesita?.
Mire, nadie se cura si no quiere curarse, no se puede curar a quien no quiere curarse y quien no quiere curarse, seguirá enfermo; tiene la suerte de que no le ha caído de forma permanente la cruz de aguantarlo de por vida y lo mejor que le puede haber sucedido, es lo que ha ocurrido; así pues olvídelo y busque mejores horizontes que seguramente se los merece y dedíquese a si misma y a buscar otra persona, más acorde con sus buenos sentimientos de mujer dulce y amorosa y ¡Déjelo!, créame, no se meta a terapeuta de quien no quiere tratamiento.
Respecto de las dudas y de las reflexiones que manifiesta, déjelas de lado, no merecen más indagaciones, sería meterse en un jardín que no vale la pena entrar, ¡No le de más vueltas, no tiene sentido!.
Se ha quitado un peso de encima, después del duelo, lógico por la decepción, pasará y volverá a ver la vida cómo es y cómo debe ser y hallará no lo dude quien le corresponda, con quien volver a ilusionarse y ver la vida con el color del cristal que le apetezca y no con el color oscuro que le impongan.
La lógica, en muchas de las reacciones humanas, no es un principio que se imponga, sobre todo cuando, además hay condicionantes sexuales, culturales o sociales que imponen su tiranía.
Me dice que no hay tendencias homosexuales, bueno, si Vd. lo dice, será así, pero, ¿qué le hace suponer que eso no sea una fachada para disimularlo?, ¿Puede asegurarlo?, no pretendo tener la razón, pero, sí, desengañarla de su seguridad y afirmación rotunda que no la veo tan sólida como Vd. cree.
En fin repito, bórrelo de su mente, no le merece y sobre todo, no permita que haga de Vd. ni una mártir, ni un pañuelo de lágrimas, ni la buena mujer a la que se recurre para desahogarse, sea fuerte y déjelo, ¡Créame!, ¿Duro?, ¡Peor será si cede!.
Viviendo en España, él tiene a su servicio y disposición la mejor medicina, que se pueda imaginar, para resolver su problema científicamente y no dejando rotos los corazones de las mujeres.
Especialistas, desde andrólogos, urólogos y psiquiatras de los mejores del mundo, se lo puedo asegurar y . sin que le cuesten nada, gracias al sistema nacional de salud español, envidia mundial, al servicio de los españoles, que nos hemos dado el mejor sistema del mundo de seguridad social y tenemos a disposición, los mejores especialistas en cada una de las especialidades.
Desde Catalunya, para Ávila, de todo corazón, le deseo lo mejor.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas