Secuenciar virus

Hola owenwang,
Si el código genético de una persona que ha muerto por encefalitis espongiforme es secuenciado, ¿se codifica también el virus o éste no llega a los genes? Y en cualquier caso, ¿se puede secuenciar ese virus (Creutzfeldt-Jakob)?
Gracias por tu ayuda
1

1 respuesta

Respuesta
1
El agente que provoca la encefalopatía espongiforme no contiene información genética en forma de ADN, porque no es un virus, sino que es tan sólo una proteína bien conocida, formada por una secuencia de 231 aminoácidos. Como es bien sabido, estas formas, muy poco frecuentes, de proteínas que provocan enfermedades transmisibles se denominan priones.
El mecanismo de acción de los priones no tiene nada que ver con los genes ni con el ADN, sino que se basa en un cambio en la estructura tridimensional de la proteína. Las neuronas de todos los humanos sanos (igual que las de muchos mamíferos), producen en estado normal la forma sana de la proteína (denominada PrP, de Prion-Protein), cuya función, en la actualidad, es desconocida. Esta proteína, en su conformación tridimensional normal, es perfectamente útil y quizás indispensable para el funcionamiento de ciertas neuronas.
Sin embargo, por diversas razones, la PrP puede sufrir un cambio en su estructura hasta una forma patológica. El cambio consiste en la transformación de una forma predominantemente con estructura de hélice-alfa, en otra forma insoluble y resistente a la degradación por proteasas, cuya estructura es mayoritariamente de lámina-beta. Esta forma patológica se acumula en forma de depósitos en el interior de la neurona y conlleva la muerte celular y la encefalopatía irreversible. El quid de la cuestión es que este cambio de estructura es un proceso autocatalítico, por lo cuál una única molécula que haya sufrido el cambio hasta la forma patológica, es capaz de provocar que otras moléculas sanas se conviertan a su vez a la forma patológica, produciéndose una reacción en cadena que rápidamente llena la célula de depósitos insolubles y provoca la muerte neuronal.
Las razones que producen este cambio pueden ser de tres tipos. En primer lugar, es posible que se produzca el cambio de forma espontánea y totalmente al azar de una única molécula, que arrastre a todas las demás, produciendo la llamada forma esporádica, no heredable, de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD), que ocurre en un 85% de los casos. En segundo lugar, determinadas mutaciones en el gen de la PrP ocasionan que este cambio conformacional se de con mucha mayor facilidad, produciendo la llamada forma familiar o heredable de la CJD, que se da en alrededor de un 15% de los casos. En tercer lugar, la ingestión o inoculación directa de la forma patológica de la PrP, ya sea de otro humano (algo que ocurre, por ejemplo, en el Kuru, la encefalopatía que sufrían los caníbales de Nueva Guinea), o de un animal cuya PrP tenga una secuencia parecida a la humana, como, por ejemplo, una vaca, producen las formas transmisibles de la CJD, la conocida enfermedad de las vacas locas. En realidad, el número de casos que se han dado es despreciable frente a las otras variantes de CJD, y la publicidad que han tenido se debe a que estos casos se originaron a partir del uso de una tecnología alimentaria no demasiado ética. Con la prohibición definitiva del pienso de origen animal, no cabe duda de que esta variante transmisible de la CJD desaparecerá en el plazo de unos pocos años (el desarrollo de la enfermedad puede requerir de varios años de incubación, por lo que en los próximos 4 o 5 años podrían aparecer nuevos casos, hasta su desaparición definitiva).
Gracias por tu respuesta. Si la persona es huésped de un virus (gripe, por ejemplo) entonces ¿si es secuenciado? ¿Puede esta información genética (la del virus) ser secuenciada sin que se detecte?
Gracias de nuevo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas