Los gays femeninos son transexuales reprimidos (hombre a mujer) de orientación sexual heterosexual...

... Que tienen una mente y ademanes de mujer atrapadas en un cuerpo de hombre pero no quieren aceptar que se quieren cambiar de sexo a través de una cirugía por motivos de censura y por eso se autodenominan gays afeminados cuando esa categoría de gays no existe?. Si eso es cierto, ¿cómo lograr que ellos se acepten a sí mismos como transexuales y puedan llevar con mucha dignidad su definida convicción?
Quiere decir entonces que ¿los únicos y verdaderos gays somos los varoniles que estamos orgullosos de nuestra mente y cuerpo de hombre y por eso tenemos ademanes masculinos espontaneos y desempeñamos actividades de varón?

5

5 Respuestas

1.300 pts. Lo mas malo de este mundo es estar confuso y no...

La mayoría desde chicos experimentan deseos de cambiar su sexo por determinadas razones ya sea por actitudes de su familia o tras cosas que esa persona haya visto en su infancia o algo. Pero no todos los transexuales son uns reprimidos ni obstinados como se dice conozco algunos que son como los varoniles o sea no son varoniles pero si tienen mente seria y madura y saben amar lo he visto con mis propios ojos. Algunos solo llegaron con ese deseo de sexo y solo sexo por ganar reputación con los heteos y eso. Otros aceptan su forma de vida transexual normal común y corriente como otra cualquiera sin ningún problema ya que muchos le dan chance a tener sentimientos y eso los hace sentir más emocionados y con deseos de sentirse orgulloso. Pero eso ultimo de los gays varoniles no es más que un comentario machiste de alguna gente conozco varoniles que están con transexuales y no tienen ningún problema.

0 pts.

Estás equivocado existen hombres afeminados que no son homosexuales, y homosexuales afeminados que no son transexuales, porque que un homosexual o heterosexual sea afeminado no significa que quiera ser mujer, eso es un estereotipo.

Es como decir que una mujer que no se arregla como las demás es lesbiana, no necesariamente tiene que ser rosa o azul, existen muchísimos colores.

Hay hombres heterosexuales que si quieren ser mujeres. Y finalmente lo logran al convertirse en mujeres lesbianas a ttravés de una cirugía de reasignación. Porque en la transexualidad hay diferentes orientaciones sexuales.

Los travestis en su definición están ubicados dentro de la categoría transgénero solo por el simple hecho de usar ropa del sexo opuesto, cuando en realidad un cambio de género va más allá de eso y apunta de una forma determinante a la parte mental de la persona: como piensa, se siente, actúa, y se relaciona socialmente . Un hombre afeminado no solo es femenino en ademanes, sino que "piensa" y actúa como una mujer, lo cual significa que esta cambiando de alguna manera de género. Y eso es más determinante que si nos referimos solo a la ropa.

Los trangéneros por definición se clasifican en travestis, transexuales y andrógenos. Todos ellos tienen "instintos" transexuales. Y dentro de esta clasificación estan también incluídos "los hombres afeminados de todas las orientaciones sexuales". Aunque muchos no lo quieran aceptar por motivos de censura social.

Nosotros, los gays varoniles, tenemos una tendencia a mantenernos en el closet: nos aterraría que nos fueran a tratar como a una mujer. En cambio, a los gays femeninos no les importa, más bien les gusta, porque su mentalidad, sus ademanes y en algunos casos hasta algunos rasgos de su físico y algunas prendas de vestir son de mujer, lo cual quiere decir que de alguna forma están cambiando de género. Eso no quiere decir que debamos discriminarlos, ya que la mayoría de ellos son exitosos y productivos para la sociedad. Pero si debemos luchar por internet para lograr diferenciarnos de ellos, porque consideramos injusto que el estereotipo con el cual ellos se sienten bien sea equivocadamente aplicado hacia nosotros.

No niego ALGUNAS cosas que dices, pero no estoy de acuerdo en clasificar a un hombre afeminado o a una mujer varonil en el género "Transexual".

22.250 pts. Psicólogo sanitario, pedagogo y maestro

Las cuestiones que plantea son fruto de estereotipos y etiquetas sociales sin fundamento y no responden a ninguna base científica o de conocimiento psicológico sobre estas situaciones.

El concepto de transexualidad tiene que ver con la identidad sexual, y por tanto responde más bien al concepto sexualidad, es decir, la forma de entenderse a sí mismo como ser sexuado. La orientación sexual tiene que ver con la erótica, es decir con la forma de comunicarse sexualmente. Son conceptos independientes, y por ello puede haber transexuales homosexuales, heterosexuales o bisexuales, al igual que hombres y mujeres pueden responder a dichas orientaciones.

971.225 pts. Somos el Servicio Multicanal de Informacion sobre VIH /...

Servicio Multicanal de Información y Prevención del VIH y el sida de Cruz Roja Española

Transexualidad es una situación que define la convicción por la cual una persona se identifica con el sexo opuesto a su sexo biológico, por lo que desea un cuerpo acorde con su identidad y vivir y ser aceptado como una persona del sexo al que siente pertenecer. La transexualidad es característica por presentar una discordancia entre la identidad de género y el sexo biológico.

En el DSM IV, publicado por la Asociación Psiquiátrica Americana, está definida como trastorno de identidad de género.

Consiste en la existencia de un conflicto con el género asignado al nacer en los casos en que la identidad de género del individuo no coincide con su sexo. Una persona transexual es aquella que encuentra que su identidad sexual está en conflicto con su sexo biológico y genético. El deseo de modificar las características sexuales externas que no se corresponden con el género con el que se sienten identificadas lleva a estas personas a pasar por un proceso llamado de transición para adaptar su cuerpo al género al cual se sienten pertenecientes. A esto se le suele denominar operación de "cambio de sexo" pero el cambio existe previamente en la psique de la persona transexual.

También se debate si la forma más correcta de denominar a la transexualidad es transexualismo, transgénero o transgenerismo. El género gramatical de los términos utilizados para describir a las personas transexuales siempre se refiere al género de destino, es decir, a la identidad sexual con la que se sienten identificadas. Por ejemplo, un varón transexual es alguien que fue identificado como mujer al nacer debido a sus genitales, pero que se identifica como varón.

En la persona travesti (persona que gusta vestir con ropas pertenecientes al género opuesto al suyo) y homosexual no existe ningún conflicto entre su sexo biológico y su género, mientras que en la persona transexual su identidad sexual no coincide con su sexo biológico. Por ejemplo, un varón travesti, aunque se vista de mujer, sigue considerándose un hombre vestido de mujer.

Las intersexualidades son condiciones con bases fisiológicas, genéticas, biológicas, y que se definen por la existencia de discrepancia de uno o más de los criterios morfológicos que definen el sexo (estructura cromosómica, gónadas, genitales internos y externos, caracteres sexuales secundarios).

En cambio la persona transexual se tiene a sí mismo como perteneciente al sexo diferente al que resulta de su dotación cromosómica y su morfología; ésta no ofrece dudas, pero la persona la rechaza; se trata, pues, de un supuesto de confrontación entre la identidad de género, tal como es sentida por el propio sujeto y el sexo biológico, la dotación cromosómica, órganos sexuales externos e internos, caracteres sexuales secundarios.

Hasta ahora, no se ha producido ningún descubrimiento concluyente relativo a sus causas. “No sabemos por qué se produce el transexualismo", dice el doctor Louis Gooren, director de la cátedra de Transexualidad en la Facultad de Medicina de la Universidad Libre de Amsterdam.

La mayor parte de las personas transexuales sienten un sufrimiento psicológico y emocional debido al conflicto entre su identidad sexual y el sexo que se les asignó al nacer. Algunas encuentran como única solución un Proceso de Reasignación de Sexo. Este proceso puede incluir tratamientos hormonales o someterse a la Cirugía de Reasignación de Sexo para modificar sus características sexuales primarias y secundarias.

Probablemente, una de las grandes asignaturas pendientes para la comunidad transexual es la lucha por concienciar a la población de que la transexualidad no es una amenaza ni una aberración ni una enfermedad, es decir, la lucha contra la discriminación que genera la transfobia: el odio, miedo irracional o desprecio hacia las personas transexuales.

La transfobia se manifiesta de formas muy diversas: puede darse en el terreno laboral, en el contexto familiar, en el social o incluso en la misma persona transexual que no se acepta a sí misma. Sea cual sea la forma en que se manifieste, la base de la transfobia siempre es la negación de la identidad sexual de las personas transexuales, el prejuicio de que por haber nacido con los genitales del otro sexo "no son realmente mujeres" (las mujeres transexuales) o "no son verdaderamente hombres" (los hombres transexuales). Cuando se acepta que el sexo de una persona es su sexo psicológico, y deja de verse con rechazo, desprecio u odio el que una mujer (transexual) viva como la mujer que es o un hombre (transexual) viva como el hombre que es, se ha superado la transfobia.

En esta batalla, la comunidad que defiende los derechos de estas personas ha instaurado el 17 de mayo como Día mundial tanto contra la homofobia como contra la transfobia.

A medida de que se han empezado a articular asociaciones en defensa de los derechos de las personas transexuales, la terminología se ha ido definiendo con mayor precisión. Actualmente, el movimiento sigue en desarrollo dentro de asociaciones de personas homosexuales, pero también con una fuerte tendencia a formar organizaciones independientes e, incluso, asociaciones específicas para varones transexuales y mujeres transexuales, por separado.

Los menores transexuales, y en general los menores con comportamientos de género no normativos, constituyen una minoría en riesgo de exclusión social y pueden ser objeto de rechazo familiar o de humillación y otras formas de bullying en los centros escolares. Por esta y otras razones relacionadas, algunos profesionales de sexología, psicología y pedagogía empiezan a formarse y especializarse en España con objeto de crear redes de asesoramiento, apoyo psicológico y atención especializada no solo a personas transexuales adultas, sino también a niños y adolescentes.

475 pts. Descubriéndome a mi mismo

Vamos, olvídate de los gays femeninos, tu eres un gay masculino y lo importante es que te sientas a gusto con cómo eres, los demás gays si los quieres llamar de otra manera o no, cada quien es cómo es, a mi tampoco me interesan los gays femeninos, pero no me pongo a pensar si hay que cambiarlos de categoría y si son transexuales reprimidos, eso es problema de ellos.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas