Orgasmos difíciles

He conocido a una chica ace poco y tiene mucha lubricación vaginal y no llega a el orgasmo con la penetración según me dice es que nunca ha llegado con ningún hombre, mi pene no es de un grosor exagerado y mide 16cm, no se si tendrá algo que ver, la verdad es que me corto mucho sabiendo que no llega al orgasmo, dice que siente placer, o que siente pero no el orgasmo y luego para llegar al el orgasmo tiene que ser por las caricias del clítoris y también son muy raros por que son como espasmos eléctricos y además como es un orgasmo silencioso, pues no se me siento mal por no darle el placer que quiero.

1 Respuesta

Respuesta
1

Por lo que mencionas de al chica sobre su excesiva lubricación se enfrentan ano sentir esa sensación o estimulación y respecto al grosor no tiene mucho que ver ni los 16 cm estas en el estándar normal no hay ningún problema aquí lo importante es como utilizarlo y estimular las zonas erógenas con el pene pero antes de eso puede estimular su cuerpo créeme que tiene muchas zonas erógenas en todo su cuerpo y no solo se concentra en la vagina, el clítoris es cierto que esa zona es la mas sensible con múltiples sensaciones que llegan al orgasmo directo

Respecto a la estimulación por le clítoris es normal cada mujer se expresa y responde conforme a su cuerpo y esa descarga eléctrica es un orgasmo y contracciones involuntarios del cuerpo los sesidos y respiración acelerada eso es una orgasmo .
Quizás pensemos que todas las mujeres deberían explotar con una gran sensación y un gemido total de placer es cierto que algunas veces pasa pero la mayoría de las mujeres no explotan gritando cuando tienen un orgasmo simplemente hay un gemido leve y un haaaa cuando terminan de sacar el liquido parecido al eyaculación del hombre un liquido semitransparente con un impulso y movimiento involuntario de cuerpo ... así que lo mejor es que platiques con tu pareja y hablen y lo mejor es la comunicación lo que ella le gusta le excita y practiquenlo que con la practica lo lograran ambos y no tienes por que sentirte mal.
Aquí te dejo literatura para que te quede mas claro y puedas estimular bien esas zonas!
Erección y eyaculación femeninas.

Desde el punto de vista fisiológico, el orgasmo femenino no difiere mucho del masculino. Incluso existe un fenómemo análogo a la erección (la zona que rodea a la uretra se hincha y endurece), y a la eyaculación (la secreción de una pequeña cantidad de fluido pálido y lechoso compuesto de líquido similar al plasma que produce la glándula de Skene -que rodea la uretra y la glándula parauretral-, mezclado con restos de lubricación, semen y orina).

Uno de los componentes más importantes de la eyaculación femenina es un líquido lubricante que se almacena en la parte posterior de la vagina y se expulsa por las contracciones orgásmicas.

Como la eyaculación femenina no es demasiado conocida, a pesar de que las mujeres también experimentan sueños húmedos, generalmente se la confunde con orina, por lo que antes del orgasmo las mujeres tienden a contraer las paredes vaginales y la vejiga...
Algunas mujeres aseguran que el pasaje de ese líquido a través de la uretra contribuye a lograr una sensación más intensa y poderosa, quizá similar a la experimentada por el hombre cuando la eyaculación corre por el pene.
Fuente: O: Historia íntima del orgasmo, de Jonathan Margolis, 2003
La sensibilidad de la vagina y su rol en el orgasmo femenino
La cuestión de la sensibilidad de la vagina ante la fricción todavía es un tema en discusión. Kinsey fue inflexible sobre este punto: 'Las paredes de la vagina son bastante insensibles en la gran mayoría de las mujeres. (...) No hay evidencias de que la vagina sea la única fuente de excitación, ni siquiera que cumpla un rol importante en este proceso'.
Sin embargo, Germaine Greer, en su libro The Female Eunuch, publicado en 1970, declaró: 'No tiene sentido afirmar que la mujer no siente nada en el momento de la penetración. El orgasmo es cualitativamente distinto cuando la vagina se va acomodando al pene'. Sólo por el hecho de ser mujer, además de haberse convertido en una de las teóricas pioneras de la sexualidad femenina, podemos suponer que Greer conoce mejor este tema que Kinsey, cuya posición es cuestionada aún hoy en día.
Los músculos vaginales tienen un rol fundamental en la respuesta sexual, sean o no sensibles a la fricción. A medida que se acerca el momento del orgasmo, las paredes exteriores del tercio exterior de la vagina se hinchan, y en el momento del clímax, toda la zona experimenta espasmos, seguidos de convulsiones a intervalos de 0,8 segundos.

Cada orgasmo se compone de cinco a ocho contracciones musculares de importancia, y entre nueve y quince contracciones menores. La duración total de estas contracciones es de entre trece y cincuenta y un segundos; aunque muchas mujeres han declarado que se prolonga de siete a ciento siete segundos.
Fuente: O: Historia íntima del orgasmo, de Jonathan Margolis, 2003.

Somos multiorgásmicas
Rara vez un solo orgasmo resulta suficiente: las mujeres son multiorgásmicas por naturaleza.
William Masters y Virginia Johnson afirman en su libro Human Sexual Response (La respuesta sexual en los seres humanos), publicado en 1996:
Una mujer normalmente se satisface con 4 ó 5 orgasmos (...) Es decir, si una mujer recibe estimulación inmediatamente después de alcanzar el orgasmo, es muy probable que experimente varios orgasmos rápidos sucesivos. Esto no es una característica excepcional, sino por el contrario, la mayoría de las mujeres son capaces de lograrlo'.
Más allá de las semejanzas fisiológicas entre el orgasmo femenino y el masculino, hay una enorme diferencia.
No sólo es el hecho de los hombres tengan menos contracciones orgásmicas (3 ó 4 como mucho), ni que los genitales femeninos se mantengan llenos de sangre, lo que le permite a la mujer repetir el placer del clímax una y otra vez.
Tampoco es que las contracciones típicas del orgasmo femenino se prolonguen por más tiempo.
La mayor diferencia es, en cambio, que las sensaciones orgásmicas masculinas se localizan sólo en el pene y los testículos, mientras que las mujeres disfrutan del placer en toda la zona pélvica.
Desde el punto de vista anatómico, el orgasmo femenino abarca un área mayor que el masculino. Ésta es la razón por la que las mujeres, conscientes de esta característica, poseen un enorme apetito sexual y la capacidad de alcanzar el clímax en forma repetida y sin agotarse.
Tres clases de orgasmo femenino
La reconsideración en la última parte del siglo XX del clítoris como el centro real del placer sexual femenino no significa que el orgasmo de la mujer sea considerado nuevamente como un fenómeno de una sola dimensión, como lo es el masculino.
Si debiéramos reducir la experiencia orgásmica femenina, diríamos que el clítoris es el foco final de las sensaciones, pero que el proceso puede comenzar en una gran variedad de lugares.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas