Miedo al dolor

Hola, me gustaría comentarte un caso y saber tu opinión:
Se trata de mi suegra, tiene más de 70 años, viuda. Normalmente su comportamiento es normal, El problema surge al padecer algún tipo de dolor, me explico, hace tiempo que padece del riñón, le da dolor de vez en cuando, muy de vez en cuando. En este año se le detecto un tumor en un pecho que se extirpo y al parecer todo ha ido bien aunque esta recibiendo sesiones de quimioterapia, las cuales le están causando efectos secundarios, entre ellos colitis que le producen dolor por las hemorroides. La cuestión es que cada vez que padece algún tipo de dolor y más en concreto estos casos, su carácter cambia por completo, yo me atrevería a decir que roza la locura, gritos, abre exageradamente los ojos, amenaza con el suicidio, deja de comer, esto en los repuntes de las crisis, al calmarse sigue hablando de que va a morir, decaimiento total llanto, en fin más o menos espero que te hagas una idea. Con el tiempo, cuando cede el dolor vuelve a su estado normal. Evidentemente esto le afecta mucho a sus hijos. ¿Sera conveniente la consulta a un psiquiatra o a un psicólogo? ¿Qué patología crees que padece? Perdón por lo extenso y gracias por anticipado. Un saludo
2

2 respuestas

Respuesta
1
Es muy difícil sin verla en la consulta aventurar el diagnóstico. Hay que tener en cuenta la situación vital extrema que está padeciendo. En estas situaciones las personas podemos actuar de formas "extrañas", demandando atención excesiva o haciendo determinadas cosas que sabemos van a hacer que nuestros alelgados estén más pendientes. Sería una respuesta natural al miedo en una situación así. Pero podría ser otras muchas cosas: un síndrome depresivo, una alteración cerebral dependiente de su enfermedad de base... EN principio mi recomendación es que la vea un psiquiatra ¿por qué? Porque hay que descartar causas orgánicas y además entre las posibilidades de tratamiento podrían encontrarse los fármacos (no digo que los necesite sino que podría necesitarlos).
Respuesta
Normalmente el dolor produce angustia y decaimiento en el estado de ánimo. Lo mejor sería que lo comentara con el doctor que le lleva la quimioterapia, pues en el tratamiento del cáncer también se actúa sobre componentes psicológicos de ayuda al paciente.
Otro aspecto fundamental para aceptar el dolor es la visión de la vida que tenga cada uno. Es evidente que nadie va a vivir eternamente, y el dolor nos avisa de la existencia del más allá y del abandono de este mundo. Sería recomendable dedicar un tiempo a la meditación personal y al trato con el Todopoderoso, aceptando su voluntad sobre cada uno de nosotros. Te recomiendo que visites la web www.vatican.va y busques en el catecismo de la Iglesia Católica los apartados sobre el dolor, la muerte y el más allá. Te darán mucha paz y tranquilidad.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas