Mi carácter es fuerte y autoritario. El padre de mi hijo dice que tengo obsesión por él, pero le amo

Mi pregunta es que el padre de mi hijo me dice que yo no lo quiero sino que tengo una obsesión por el pero en realidad yo siento que lo amo y por eso perdono sus errores sin reprocharlo, entiendo que tengo un carácter fuerte y autoritario y debo mejorarlo pero no por eso no debe pensar que estoy obsesionada.
1

1 Respuesta

133.750 pts.
Lo que él piense no te debe preocupar personalmente. Tienes que verlo, como ves cualquier otro asunto, siempre enfocándolo a ver si, te sientes llamada a hacer algo al respecto, por el bien de esa persona.
El único amor que funciona es el de verdad; y vivirlo es más difícil que decirlo; en el "perdono sus errores sin reprocharlo", puede haber un gran interés personal, y eso no funciona; tiene que ser de verdad; no sirve hacer determinadas cosas, aún aparentes, porque interesan a uno, y uno tiene que ver el interés que tiene en una determinada conducta; no verlo es engañarse. Y por supuesto que no se puede amar de verdad si uno está cometiendo e induciendo a un conducta grave como serían las relaciones, o la convivencia, fuera de un matrimonio verdadero. Por supuesto, que si quieres hacer el bien a una persona, no te recomiendo comenzar con recriminaciones, sino con conducta correcta, y más bien fomentando lo positivo, también un enfoque generoso en la vida, lo cual hará florecer su personalidad, y hará que desaparezcan muchas manifestaciones negativas fruto de un enfoque más egoísta.
Lo primero es eliminar todo lo malo en sí mismo; como te dije cualquier tipo de convivencia marital, mientras no estáis casados de verdad. Este esfuerzo, ya es un síntoma de amor, incluso si él no lo entiende (el amor de verdad siempre funciona aunque el otro aparentemente no lo entiende; por ponerte un ejemplo, él podría entender el que sí convivieses con él de cualquier manera, pero mira el resultado final, que ya estás viendo).
Se trata de pensar en el bien de él como persona, por encima de tus intereses, hacer lo que puedas y confiar; no obsesionarte con ningún resultado final. Si haces tu parte de verdad obtendrás buenos resultados, y si no la haces, no; podrás engañar superficialmetne a una persona, pero a la naturaleza no la engañas, así es que el resultado final dependerá de la calidad, y no de la mera apariencia, de tu acción.
Tienes que anteponer el hacer el bien a tu complacencia y a la complacencia de él. No hagas nada malo para complacerle: eso es muy egoísta, y siempre es síntoma de que uno se busca a sí mismo, de que no quiere, sino de que algo superficial quiere para sí.
No te preocupes por lo que él piense de ti; procura mejorar tu parte y ya irás viendo; no te obsesiones con ningún resultado, que tú ni siquiera sabes lo que, en cuanto a circunstancias concretas, es mejor para ti. Lo mejor para ti es hacer, con lo que tienes, y ante lo que te surja, todo el bien que puedas.
Por supuesto que si vives el amor de verdad con una persona, ese amor llegará a hacerse universal y abarcará toda tu vida (ya que el amor de verdad está libre de cualquier condicionamiento, y facilita los mayores esfuerzos). Te aconsejo que te replantees tu vida, en el sentido de encaminarte a hacer todo el bien que puedas, y no estés sólo centrada en una persona, como último objetivo de tu vida; un buen replanteamiento de tu vida también te ayudará a poner las cosas en su sitio.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas