El otorrino y me diagnosticó hace un mes y medio vértigo posicional paroxístico benigno

Quizás mi pregunta resulte algo capciosa pero necesito la opinión de un profesional, por ello acudo a ti en primer lugar, hace como cuestión de 3 meses empecé a presentar signos de vértigo, acudí al otorrino y me diagnosticó hace un mes y medio vértigo posicional paroxístico benigno, empecé a tomar flurpax y hacer ejercicios con el cuello, el vértigo más fuerte me ocurrió a la salida de un centro comercial e iba sola, hasta hoy no había vuelto a presentar más signos de ese tipo, estando esta tarde en el centro comercial dejé a mi pareja en un probador mientras veía otra ropa, pues apareció esa sensación vertiginosa que duró apenas 2 segundos la verdad, no como la otra vez que te relato que duró bastante más, mi problema es querer saber si esto es de verdad algo físico que se cura con el flurpax o realmente estoy inmersa en algún tipo de fobia.
Mi vida actual es de opositora, dejé mi trabajo porque me generaba una ansiedad terrible y no me sentía realizada, decidí opositar, mi vida se reduce al encierro del estudio pero salgo todos los días dos horas a caminar y a centros comerciales, al cine, etc los findes, una vida algo monótona pero intento hacerla algo mejor llevadera.
¿Qué opinas como profesional? ¿Crees qué estoy desarrollando algún tipo de agorafobia o fobia - miedo a algo? Es que de verdad, esa sensación vertiginosa que llevaba mucho sin aparecer me tiene la cabeza absorbida, quiero tener una vida normal.
Un apunte que puede servirte para ayudarme, las crisis vertiginosas, que realmente han sido dos me ocurren siempre estando sola no acompañada, lo cual me genera un miedo a ir sola a muchos sitios por si me ocurre de nuevo.
Gracias por anticipado y espero tu pronta y profesional respuesta.
2

2 respuestas

Respuesta
1
Querida nelly:
    Sé de lo que hablas, pero permíteme pedirte que te tranquilices en la situación en la que estas. Entiendo que en un primer momento, todo se nos desvanece y parecemos que somos diferentes y no tenemos una vida normal como las demás personas por el hecho de limitarnos a hacer cosas, o simplemente tener miedo, ansiedad o fobias a hacer determinadas cosas. Desde aquí te pido, que no caigas en ese circulo vicioso, porque lo que al principio es el Centro Comercial, termina siendo, un mercado, una frutería y así abriéndose el abanico, desgraciadamente. Primeramente, entiende que eres una persona normal, como cualquier otra, independientemente de esos mareos que has tenido.
    Si todo sigue como hasta ahora, antes de lanzarte al ruedo psicológico, descarta todo lo relacionado físicamente, hazte pruebas, análisis, electroencefalogramas, TAC, pruebas de oído, columna, cervicales, todo lo que pueda causarte ese tipo de mareos o vértigos de los que hablas. Es una tontería irte a la rama psicológica y pensar que son fobias, cuando a lo mejor tienes bajo el potasio, o el hierro, o tu dieta no es la adecuada. Cuando todo esto esté descartado, entonces, seguramente, es cuando la solución es psicológica.
Si es psicológico:
    El problema no es el mareo en si, ya que todos nos mareamos en ciertos momentos, ya sea porque nos levantamos rapido de estar acostados, o por un movimiento brusco... El problema reside en cuando nos "alarmamos" de ese mareo, cuando nos alarmamos más de lo debido, entonces el cerebro tiene lo que se llama un aprendizaje, y de alguna manera, asocia la situación a una "mala pasada" y que cuando se vuelvan a reproducir los mismos factores, en nuestra amígdala cerebral se dispara la alarma y nos hace sentir miedo, para intentar evitar la situación, independientemente, que el peligro sea racional, o no. Y todo esto es un circulo vicioso que se convierte en una espiral ascendente.
    Seguramente ya en este punto, habiendo descartado las soluciones físicas, la pregunta sería qué hacer, si psicología o psiquiatría... Yo en base a mi experiencia te diría que primeramente, acudas a un profesional en psicología y comiences una terapia cognitivo conductual. Si todo va bien, eso te ayudará a enfrentar tu problema y eliminarlo de raíz. Aunque a veces, esto no es suficiente, y si no puedes hacer vida normal en el transcurso de la terapia con el psicólogo, habrá que ir al psiquiatra, a contarle lo ocurrido y te recete algún tranquilizante y/o depresivo, pero eso si, conjuntamente con terapia con el psicólogo. Mucha gente, incluido yo al principio, comete el error de solo ir al psiquiatra y atiborrarse de pastillas que solo enmascaran los síntomas, pero no los eliminan, solo t ayudan por unas horas a estar bien, y tras crear tolerancia, cada tanto tiempo, necesitas más dosis, y al final, es peor el remedio que la enfermedad. Es como si tuvieras un brazo partido, y en vez de ir al traumatólogo, vas a un medico de cabecera y te recetara morfina. Los dolores se irían por unas horas, pero el mal sigue ahí, sigues con el brazo roto. Pues en mayor o menor medida, pasa con esto. La gente se dedica a ir al psiquiatra exclusivamente, cuando en realidad se debería hacer en conjunto, pues el problema, si es psíquico, solo se cura con psicología, y no con química.
Respuesta
1
El diagnóstico que refieres de vértigo posicional benigno es un diagnóstico de una patología orgánica (no funcional, es decir, alteración en el funcionamiento, pero sin daño estructural orgánico, como sería, si la etiología fuera meramente psíquica); este diagnóstico tiene varias causas etiológicas. Acerca de la eficacia del tratamiento tendrás que preguntar a tu médico; el diagnóstico no es propio de la especialidad de psiquiatría; según he leído, no hay tratamiento farmacológico eficaz, no sé ahora, y lo fundamental es evitar la posición desencadenante del vértigo; el cuadro es frecuente y suele desaparecer espontáneamente en semanas o meses. Con respecto a la duración del episodio de vértigo, según he consultado, se trata de un "Vértigo violento que dura aproximadamente 30 segundos, inducido por ciertas posiciones de la cabeza, y acompañado frecuentemente de náuseas, vómitos y ataxia".
Lo que me refieres posteriormente, está claro que ya no estaría en modo alguno encuadrado en el cuadro anterior, ya que me hablas de un temor que parecería excesivo en comparación con el que podrían esperarse secundario a ese cuadro.
La agorafobia, o ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones en donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso), o en donde, en caso de padecerse angustia o síntomas similares a la angustia, puede no disponerse de ayuda, cursa con temor a padecer crisis de angustia o pánico, crisis incompletas con sintomatología incapacitante o embarazosa, o bien síntomas similares a la angustia (palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca, sudoración, temblores o sacudidas, sensación de ahogo o falta de aliento, sensación de atragantarse, opresión o malestar torácico, náuseas o molestias abdominales, inestabilidad, mareo o desmayo, desrealización o despersonalización, miedo a perder el control o volverse loco, miedo a morir, parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo), escalofríos o sofocaciones).
En el caso de que la agorafobia se asocie a una enfermedad médica, como sería el caso del vértigo posicional benigno, para su diagnóstico, el miedo a sentir incapacitación o embarazo por la aparición de los síntomas es claramente excesivo en comparación con el temor habitualmente asociado a ese proceso.
Desde luego si esa sensación de vértigo, se acompaña de dificultad para respirar, opresión precordial, miedo a morir, miedo a perder el control, como más característicos, u otros de los síntomas referidos arriba para la crisis de angustia, pienso que habría que replantearse el diagnóstico, (aunque si se trata de un vértigo verdadero, este síntoma no es típico del trastorno de pánico) y, por supuesto, ese medicamento que refieres, ya no sería necesario, como te digo, si no fuese realmente un vértigo. El que te haya dado estando sola, así como la ansiedad que refieres, también apoyaría el que se tratase de sintomatología de ansiedad.
Dices que has hecho ejercicios para el cuello; efectivamente la ansiedad puede producir tensión muscular, en el cuello, y originar sintomatología de vértigo, el denominado vértigo cervicógeno.
Dices que eres opositora, y que no estabas satisfecha con tu trabajo anterior, el cual te causaba ansiedad; los trastornos de angustia o pánico con o sin agorafobia, suelen tener lugar en personas a las que les gusta tenerlo todo controlado. Yo creo que, con respecto a esto, te puede servir, el tener un objetivo en la vida lo más generoso posible, de hacer el mayor bien que puedas, replanteándote, en ese sentido, por ejemplo, tu actividad actual, el preparar oposiciones. Con este objetivo, también tendrás la seguridad de ir sobre seguro y podrás sobrellevar el esfuerzo de la mejor manera, y no dependerás tanto de un posible resultado final, por ejemplo en las oposiciones, el cual verás nuevamente, no desde el punto de vista de tus particulares intereses, sino desde el punto de vista de lo que puedes aportar. Con un objetivo generoso, y, en este sentido, un buen discernimiento, sea cual sea el resultado concreto en un aspecto, nunca habría sido tiempo perdido (porque siempre ha servido con un objetivo amplio y generoso).
Dices que sales a pasear y vas a centros comerciales (por cierto, estos últimos suelen ser sitios que evitan muchas personas con agorafobia), por lo que presupongo que la sintomatología no es muy intensa, ni sus repercusiones.
Dices que estás preocupada por el tema y que quieres tener una vida normal. Te repetiría lo que te dije antes: no se trata de tener una vida "normal", en el sentido de lo que uno crea, desde sus particulares intereses, que le interesa, sino que al cambiar el enfoque, se ve el tema de forma diferente. Todo el mundo, tiene limitaciones, de una forma u otra, pero siempre se puede hacer mucho bien, ayudando las limitaciones, también mucho a ello, ya que son fuente de mucho conocimiento. Por supuesto que esto no aleja de un adecuado tratamiento, dentro de lo razonable, sino todo lo contrario, ya que tranquiliza y evita problemas añadidos de maladaptación, así como evita también tratamientos que no vayan al origen del problema, por enfocar el tema sencillamente no soportando las manifestaciones superficiales.
Te dejo unos folios sobre actitudes saludables.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas