Duda sobre autónomo y registro de empresa.

Quiero tener mi propia empresa, seria de traslados de personas que a través de una página web contraten el servicio, por ejemplo, buscar a una o más personas al aeropuerto y llevarlas al hotel o donde lo requieran. O viceversa, incluso llevarlos a conocer algún sitio, etc.
¿Para este tipo de actividad se que tengo que estar dada de alta como autónoma pero también tengo que registrarme como empresa? ¿O puedo como autónoma hacer todo esto? ¿Y si hay algún permiso que tenga que tener para éste tipo de traslados...? Sería en una furgoneta de 9 plazas por ejemplo, la que empezaría a utilizar inicialmente.
¿Qué diferencia hay entre autónomo y la empresa registrada?
1

1 respuesta

Respuesta
1
En segundo lugar, considerar el modelo de negocio que plantea como difícil de poner en marcha por cuando se plantea una opción en la que no sólo realizaría la contratación sino la prestación de servicios, eso supone la necesidad de dar de alta varios epígrafes (como si fueran lineas de negocio distintas) con sus consiguientes elementos profesionales a tener en cuenta, leyes, normas, permisos, planes de seguridad y salud, diferentes convenios colectivos si cuenta con trabajadores, etc..., por tanto, creo que como primera opción debiera replantearse su modelo de negocio llevándolo hacia una única actividad segura, la de intermediación (ser una comisionista en realidad), su principal labor sería disponer de una red de colaboradores profesionales (empresas profesionales prestatarias de servicios) a los que subcontrataría (outsourcing) a cambio de negociar una deducción del importe habitual consiguiendo una comisión.
De este modo descarga de presión inversor y financiera el negocio, prácticamente no incurre en costes y minimiza mucho los requisitos a cumplir respecto de las actividades profesionales que debería emprender de realizar vd., contratación y servicios. Simplifique el negocio y llegará el momento de crecer y tal vez absorber algunas de esas actividades que inicialmente le aconsejo subcontratar.
Respecto a darse de alta como autónomo o empresa; le sugiero que inicialmente lo realice como autónoma por varios motivos, es más fácil, conlleva menos costes iniciales y tiene muchas menos obligaciones normativas, administrativas y contables. Si en un futuro los niveles de facturación, complejidad y las exigencias de los clientes hicieran necesario que pusiera en marcha una sociedad mercantil, siempre estaría a tiempo de hacerlo y no perdería un mínimo de tiempo, por cuanto siempre que sea administradora de la sociedad deberá al mismo tiempo estar dada de alta como autónoma.
Respecto a las furgonetas y demás ya le he indicado que creo sinceramente que debiera plantearse la opción de subcontratar, siempre un profesional dejará su imagen en mejores condiciones que si lo realiza vd., por su cuenta además de que le supondrá menores costes y menos riesgos inicialmente.
Respecto a las diferencias entre un autónomo y una empresa son muchas, un autónomo es una persona física que realiza una actividad profesional, así debe abonar una cantidad fija mensual en concepto de hacer frente a sus seguros sociales, debe asumir la fiscalidad necesaria en cuanto a IVa e IRPF y debe llevar una contabilidad rudimentaria de sus actividades profesionales, así mismo, su responsabilidad frente a terceros es total y responde de las deudas con el patrimonio personal. Por otro lado, una sociedad mercantil es una persona jurídica que actúa de pantalla frente a terceros, se constituye por un capital social que es aportado por unos socios y requiere su constitución mediante escritura elevada a público por un notario y registrada en el registro mercantil, tiene unos costes mucho mayores, por cuanto el administrador debe ser a su vez autónomo. Así mismo, las formas de tributación, los requisitos contables, etc..., son muy distintos y mucho más exigentes. Por otro lado, la responsabilidad se reduce al capital aportado y constituido como capital social (siempre que la gestión sea la correcta y no se cometan irregularidades de gestión).
Por tanto, pese a una mayor protección frente a terceros, la sociedad es más complicada de gestionar, mucho más cara.
Por otro lado, sugiero que aborde de nuevo la idea y realice una proyección, un plan de viabilidad al menos a tres años vista junto con el correspondiente plan económico financiero y con una proyección de las necesidades y movimientos de tesorería de la sociedad, de no hacerlo corre el riesgo de meterse a ciegas en la actividad. Piense que la planificación es la base del éxito de toda iniciativa empresarial, sobre ello le dejo un apunte, sólo el 15% de las empresas constituidas sobreviven más allá de 5 años, en la mayor parte de las ocasiones todo es debido a una deficiencia de planificación y a la ausencia total y absoluta de un plan de viabilidad del negocio.
Espero no aburrirla con un texto tan amplio

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas