Derecho laboral

Hola buenas tardes os voy a contar mi caso y me gustaría que me dieseis vuestras opiniones
llevo 5 años trabajando en una promotora y en un principio entre como administrativa contable para llevar la contabildiad de la misma pero hace una año debido a la crisis me han estado empezando a quitar tareas de contabilidad y me han puesto en recepción pero llegue un acuerdo con el gerente de que en recepción estaría por las mañanas y por las tardes las podría usar para llevar lo poco de contabilidad que puedo hacer o mejor dicho que me dejan... Pero la cosa ha cambiado desde hace una semana que me han comunicado que ya me quitan la contabilidad del todo y que solo me quedo cogiendo el teléfono con mi correspondiente queja a la gerencia de la empresa.
Ahora mismo se rumorea en la empresa que en breve va a ver despidos y yo soy de las primeras.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Qué difícil es manejar las crisis (cambios) y más si estas te van a conducir a la calle (como dices). Empezando por el final, un despido no es un fracaso personal, lo es, casi siempre, de la gerencia, por lo que tu colaboración con ella puede resultar útil, si las nuevas condiciones de trabajo te son soportables, si tienes interés o necesidad en seguir en la empresa y podrás vivir en paz contigo misma propón alternativas, adelántate al despido:
- Reducción de jornada (con la consiguiente reducción en tu sueldo)
- Despido parcial, osea, compatibilizar el cobro del paro con el trabajo a jornada reducida
- Los motivos de un despido para un trabajador standard, nunca deberían ser por cuestiones personales irresolubles, por lo que si te quejas a la gerencia no lo hagas de forma amarga, sino constructiva.
En fin ayuda para que al tomar la decisión de despedirte seas de las últimas/os o incluso, si la actividad de la empresa sigue, se piensen la pérdida de una "colaboradora", no una enemiga.
No te cierres esta puerta, si tu vida en la empresa te ha sido beneficiosa.
Bien, después de esta charlita de hombre bueno, viene lo bonito:
1.- Ya has conseguido mantenerte en el trabajo, como sea, infórmate/fórmate para conseguir el próximo, tu nuevo trabajo; ese curso de inglés que siempre pospones, esa especialización en contabilidad fiscal, en import-exort ... Andate atenta a lo que viene que no es el final de tu estado del bienestar, sino el inicio de una nueva etapa de especialización, un cambio de objetivos/valores de muchas empresas y por lo tanto de sus trabajadores.
2.- No has conseguido mantenerte en el trabajo, solicita la prestación que te corresponda y al día siguiente haces lo mismo que en el punto 1, pero afinando más y dejándote la decepción o la rabia en el water por la mañana cuando te levantas. Asiste a alguna sesión de mejora de tu empleabilidad (abrir más los brazos).
Cierra la pregunta.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas