Es difícil tener creencias religiosas y no poder llevar a cabo todas sus doctrinas

Estimado amigo. Desde Argentina te hago llegar el siguiente articulo de un matutino local. Me gustaría saber tú opinión. También para que veas lo difícil que es hablar de estas cosas-en este tiempo-en nuestro país.
Que difícil es tener un concepto religioso sin sentir culpas. En un tiempo era un fiel practicante de la fe Católica y hoy me siento un poco mal porque muchas cosas no las puedo llevar a la práctica, ya que también quiero criar bien a mis 3 hijos y disfrutar del sexo, sin el temor de que llegue uno más a esta vida. Ya que le podré dar amor(que es muy importante)pero no le podré dar otras cosas para la vida...
El articulo es del diario la voz del interior. EL SITIO EN LA WEB ES EL SIGUIENTE: www.lavozdelinterio.com.ar . Te lo doy por si quieres escribirles.
Articulo:
Prohíben comercializar anticonceptivos
Con una medida cautelar, la jueza federal Cristina Garzón de Lazcano ordenó prohibir la fabricación y comercialización en todo el país de medicamentos anticonceptivos que contienen drogas consideradas abortivas y de dispositivos intrauterino (DIU).
Así planteado, el decreto judicial inhibe al 97 por ciento de los productos que actualmente están en el mercado.
La demanda fue presentada por una organización católica nacida en Córdoba, la Fundación 25 de Marzo, cuyo titular es el sacerdote y abogado Fernando Altamira.
Altamira señaló que la presentación judicial contó con el asesoramiento de médicos y farmacéuticos, "quienes aportaron pruebas categóricas con las que demostramos que los medicamentos anticonceptivos tienen drogas abortivas que van en contra de nuestras propias leyes".
La resolución judicial está dirigida al Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación, al que ordena prohibir la fabricación y comercialización de anticonceptivos hasta tanto exista una sentencia firme en esta causa.
"La Fundación 25 de marzo, entre sus fines -apuntó Altamira-, plantea la defensa de los bienes y valores que siempre ha defendido la Iglesia Católica: la sana moral y el derecho natural, La vida desde la concepción, contra cualquier práctica abortiva. Entre nuestros objetivos también están el de ayudar a las familias humildes, la niñez, la adolescencia y la ancianidad, contra la prostitución y la pornografía".
El nombre de la fundación (25 de Marzo) tiene referencia a la fiesta de la Anunciación cuando, según la fe cristiana, un ángel reveló a la Virgen María que había concebido al Hijo de Dios.
Altamira sostuvo que además de prohibir la fabricación y venta de anticonceptivos, quedó pendiente el paso siguiente: la destrucción de estos medicamentos.
Para este sacerdote, la más flagrante transgresión de las normas se encuentra en los prospectos de los fármacos. "Nuestras leyes protegen la vida desde la concepción y nuestras autoridades jamás podrían haber aprobado a estos medicamentos".
Sin embargo, según el titular de la fundación, en los prospectos de los medicamentos se indica claramente que impiden la anidación del óvulo fecundado. Argentina fabrica siete productos en cuyos prospectos dicen esto.
Finalmente, Fernando Altamira consideró que este fallo pone a la Argentina a la vanguardia de los países a nivel mundial que defienden la vida desde la concepción y combaten las prácticas abortivas.
"Para nosotros se trata de un hecho milagroso ", graficó.
1

1 respuesta

Respuesta
1
El principio sobre el que se basa el funcionamiento de los anticonceptivos hormonales orales, es la simulación, en el organismo de la mujer, mediante la ingesta de dosis, cada vez menores de una hormona, que se produce durante la gestación y que inhibe la ovulación.
Luego si no hay ovulación, no puede haber embarazo, y, si no hay ovulación, no puede haber aborto, dado que no hay fecundación.
Siempre salen en estos casos lumbreras que pretenden hacerse notar o, a veces ni les hay, se hablan de eminentes doctores, ilustres farmacéuticos, profesionales altamente cualificados, etc. etc., pero no emplean ni nombres, ni lugares de trabajo, donde pudieran ser abordados.
Pueden ser eminentes profesores de España, que trabajan, dicen, en hospitales con nombres rimbombantes, pero que no existen.
Como estas acciones están coordinadas, siempre hay un juez que pertenece a la cuerda que suena, que se presta a actuar con contundencia, en el ámbito de su jurisdicción para darle más espectacularidad al caso.
Pero en estos casos suelen chocar con el inconveniente del poder económico de los laboratorios farmacéuticos, que frente a atropellos de este calibre y cómo parte interesada se oponen y arrollan pues se emplean criterios pseudomorales, de fanatismo religioso, cacunda, y atrabiliario.
Esa fe ciega en los principios morales de la iglesia es lo que determina que, ahora, quinientos años después reconozca que Galileo tenía razón en sus observaciones.
Quienes están preocupados por que los demás no pequen, deberían preocuparse por no pecar ellos, y, que los demás hagan lo que les dé la gana.
Pero que se puede esperar de una religión que dios es un ser vengativo y cruel que pide sacrificios humanos, impone criterios de castidad cuando hace a los hombres con una sexualidad hermosa y gratificante y deja matar a su hijo en la cruz.
Así pues es tal memez, que solo es una religión para mujeres, niños y viejos, que no pueden razonar con lucidez.
No se queme la sangre, en España pasamos por eso, pero con el efecto añadido de estar bajo una dictadura dura y cruel.
En España conocemos bien este tipo de intervenciones de la iglesia católica.
Durante cincuenta años de franquismo, la dictadura más larga de España, soportamos vejaciones y atropellos semejantes y no solo en materia de sexualidad, en enfermedades tan crueles cómo la tuberculosis, la iglesia, censuraba a los enfermos como apestados y que su dios, castigaba a los infieles, mandándoles dolencias, para que expiaran sus pecados mediante la enfermedad.
Así es que en su estupidez ancestral, la iglesia católica se ha destacado por ser atrabiliaria y retrógrada hasta límites insospechados.
¡Qué le vamos ha hacer!, sería bueno saber que motivaciones les impulsan.
La mejor forma de lucha contra las normas eclesiásticas es el ateísmo intelectual, que no lo soportan, pues carecen de recursos para rebatirlo.
Actualmente la iglesia en España, está en una situación de recesión grave, atormentada por la invasión de confesiones de toda clase, en mi ciudad, la llamo de las siete culturas (religiones), pues están: los católicos diocesanos, los del opus dei, secta católica radical y ultramontana, los testigos de jehová, los protestantes, en dos o tres de sus ramas: protestantes, evangélicos, mormones y algún otro, los judíos, musulmanes, dos ramas: chií y suní, así como adscripciones paralelas cristianas de obediencia papal y por supuesto los ateos, indiferentes, agnósticos y no practicantes, todo eso en una comunidad de 15.000 habitantes. ¡Vaya potaje!.
En esas condiciones, lógicamente, la fuerza que pretenden ejercer es mínima.
La España del nacionalcatolicismo, entiendo debió ser cómo es ahora Argentina, a la que además de sus problemas económicos se une la estupidez supina de la iglesia, para complicar las cosas y a buen seguro lo logran.
Para qué quiere que les escriba, si les resbala, están tan imbuidos de su fe y de su seguridad de que tienen la razón, que son incapaces de entender nada que son sea su propia estupidez.
Para manipuladores, la iglesia católica que hasta ahora no se ha enterado de que Galileo tenía razón, 500 años tarde, dentro de 500 años se darán cuenta si su escasa inteligencia se lo permite, de que dicen estupideces.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas