Confundido por amante

Es una historia un poco larga, pero bueno, tratare de contarla lo más breve que pueda.

Mi estado es casado con dos hijos de once y 8 años. Soy informático y mis hobbies son los deportes.

El hecho es que por una oportunidad que tuve para hacer un curso de pintura con una amiga de nosotros. Ella casada también con tres hijos pequeños y aparentemente todo bien en el matrimonio. Nos fuimos encariñando poco a poco, tirándonos flores por aquí y por allá.

Ya no solamente era el curso de pintura sino una que otra vez salíamos a correr. Ambos esposos enterados de lo que hacíamos. Hasta que un día llegó un besito en mi cuello, yo no quise reaccionar o lo traté de ignorar, pero su mirada fue dulce y llena de amor que a los pocos segundos ya nos estábamos besando. Al para de días hablé con ella que lo dejaríamos todo, diciéndole que no quería meterme con su familia. Ella ya estaba muy enamorada y yo me fui enamorando ciegamente de ella. Por dentro sentía un remordimiento por mi esposa, siendo ella una mujer linda, buena madre y cariñosa conmigo. Pero había una corriente muy fuerte que arrasaba con la lógica de mis pensamientos y era el amor que comencé a tener por mi amante. La relación se comportaba bonita en todas las direcciones. No importaba que hacíamos, la pasábamos bien. A los séis meses, me contó que su esposo la trataba mal verbalmente y que era un infierno vivir con el. Decidió hablar con su esposo diciéndole que ya no lo quería. Comenzaron a dormir en camas separadas. Pasaron 2 o 3 semanas cuando el esposo notó que un asiento del auto estaba bien hacia atrás. La interrogó con toda su furia, queriendo que ella le diera explicaciones. Al final admitió que yo había estado sentado en su auto y que teníamos una relación de 6 a 8 meses. Con una rabia infernal visitó a mi esposa al día siguiente sabiendo el que no estaba en casa, y le contó todo. Todo eso ocurrió el diciembre pasado.

Mi esposa destrozada me comenzó a preguntar si era verdad de todo lo que el marido de mi amante le había contado. Yo cobarde y con miedo a causarle dolor a mi mujer que quiero, le dije que era falso. Que solamente habíamos salido un par de veces. Igualmente mi situación en casa en diciembre y enero no fue agradable. Para rematarla la suegra de mi amante llamo a mi suegro a contarle todo. El se puso como una fiera con insultos hacia mi. Se volvió todo el tema un escándalo. Ella, mi amante y su esposo se inscribieron en consejos matrimoniales, ella sabiendo que no había nada que salvar en ese matrimonio, pero por lo menos para llegar a un acuerdo de hablar con el. En febrero comenzó de nuevo a escribirme que no podía dejar de pensar en mi y que me quería con todo su corazón. Yo que mas o menos tenía mi situación bajo "control" me reuní con ella. Al verla sentía una fuerza que me atraía hacia ella. Nos comenzamos a encontrar de nuevo. Ella por su parte hizo que su marido abandone la casa y se fueron a 6 juicios por lo menos.

En el mes de julio vino un día diciéndome que no podía más con la situación, no soportaba que tenga mi esposa a mi lado, que no podía salir conmigo donde quería. Estaba muy confundida. Yo siempre por dentro con mucho dolor por mi esposa y al mismo tiempo por mi amante que tampoco le quería hacer daño acabando con la relación.

A ningún amigo le he contado mi situación, tengo el dolor para mi sólo. Quiero recobrar el amor que le tenía a mi esposa y al mismo tiempo quisiera olvidar a mi amante. El problema es que vivimos en el mismo pueblo, y mucho de sus amigos son mis amigos. Yo siento por mi amante un amor grande y ciego pero mi familia me es muy importante y el dolor que pueda causar a mis hijos o esposa me destruiría.

¿Qué me podrían aconsejar?

2

2 respuestas

Respuesta
1

Entendí que ya llevas en ésta situación más de un año.

¿Has buscado atención psicológica para ti y tu esposa?

Estás en la hora cero!

Las cartas sobre la mesa:

- No es justo para ninguno de los implicados que mantengas la situación bajo esa tensión por más tiempo.

- Tienes que decidir qué es lo que quieres y ser firme en esa decisión.

- No importa lo que pase ni lo que implique, puedes elegir estar con tu amante si eso es lo que quieres realmente, y juntos pueden enfrentar las consecuencias si tienen un amor fuerte que los motive... ¿vale la pena ese amor?

Así que lo que primero tienes que hacer es preguntarte: ¿Qué quieres realmente?...

Si realmente quieres mantenerte en tu matrimonio, pues entonces tienes que hacer lo necesario para que tu relación esté bien, y ésto implica:

1° Tú tienes que asistir a Terapia Psicológica Individual, para que trabajes con tus sentimientos y éstos no te saboteen.

2° Tú y tu esposa tienen que asistir a Terapia Psicológica de Pareja, para que trabajen en su matrimonio, fortalezcan su relación, y más importante aún, analicen sus problemas, porque todo lo que sucede en una relación es responsabilidad de dos. Además de que tu esposa tiene que trabajar en el resentimiento que tenga hacia ti por haberle sido infiel.

Por supuesto que ésto implica que tu esposa tendrá que saber la verdad absoluta, pues si no son realmente honestos, cualquier oportunidad que tengan de tener un buen matrimonio será sólo temporal, hasta que aparezcan otros problemas que muestren las fallas que hay en su relación. Tendrás que recomenzar tu matrimonio comprometiéndote realmente a estar en él de forma completa, y eso implica honestidad.

3° Tendrás que buscar la forma de alejarte completamente de tu amante, a parte de terminar absolutamente toda relación hacia con ella, pues de otra forma lo que sientes no desaparecerá y estará interfiriendo en tus compromisos con tu matrimonio, así que poner tierra de por medio es lo mejor.

Si lo que eliges es estar con tu amante, pues entonces:

- Sería recomendable que tú y tu esposa asistieran a una Terapia Psicológica breve para que el Psicólogo les ayude a terminar su matrimonio de la forma más cordial posible y lleguen a un acuerdo benéfico para ambos y para sus hijos. Además de que tienen muchas cosas que aclarar y siempre es mejor hacerlo con un intermediario que les ayude a escucharse. También les ayudará a sanar más fácilmente las heridas y a vivir el duelo por su relación, para que puedan continuar con sus vidas más rápido.

- Asesórense con un Abogado para que finiquiten completamente su matrimonio, pues no es justo que cargues con responsabilidades y problemas que no te corresponden y que no te permitan comprometerte completamente con otra mujer.

Parte de cerrar el ciclo y de hacerlo bien, es hablar todo lo que se tenga que decir antes de despedirnos, establecer todos los acuerdos posibles y cumplirlos al pie de la letra, y dejar todo lo que no nos sirve ni necesitamos, para que podamos iniciar una nueva vida.

Porque así como se organizaron, hicieron preparativos y se pusieron de acuerdo para casarse, también hay que organizarse, prepararse y ponerse de acuerdo para separarse, pues a final de cuentas la relación y el tiempo invertido ha sido una parte importante de sus vidas.

Lo que sea que decidas hacer, hazlo realmente por ti, porque mereces ser feliz, y porque es lo mejor que les puedes enseñar a tus hijos: a tener el valor de buscar la felicidad. Y también tu esposa tiene el derecho de ser feliz o de buscar la felicidad.

Si estás dividido entre dos mujeres, ¿tu familia puede ser feliz a tu lado?... ¿Les estás brindando la felicidad que realmente merecen?

Con quien quiera que decidas estar, esa persona merece que estés sólo con ella y que te entregues completamente a la felicidad a su lado.

¿Quién es tu felicidad?...

¿Con quién quieres estar?...

¿Estás dispuesto a hacer lo necesario para lograr ser feliz?...

Te recomiendo que antes de tomar una decisión, busques estar solo para que logres responder éstas preguntas.

Cuando se busca la felicidad, el camino siempre valdrá la pena.

Piénsalo...

Psic. Massiel

Respuesta
1

Deberías analizar si solo es temor a hacerle daño a tu esposa o es que aun la amas, [email protected] amantes van y vienen, malo sería que te separes de ella y tus hijos y luego te des cuenta del error que has cometido, hazte una prueba, deja de ver a tu amante por un tiempo, ni le hables ni recibas llamados, no frecuentes los mismos lugares y se detallista con tu esposa, allí sentirás si la ausencia de tu amante es muy fuerte para ti y si la compañía de tu mujer es gratificante, si amas a tu amante no tardes en decírselo a tu mujer aunque le rompas el corazón, no vivas una doble vida, puede perjudicarte emocionalmente y le harás un daño irreparable a tu esposa, ella merece cariño y respeto, tu amante no.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas