¿Qué debo hacer?

Hola, me llamo Luis y tengo 22 años. Espero no aburrirte con el rollo que voy a soltarte y si te parece bien darme algún consejillo.
Te cuento, trata sobre una chica (cómo no) que fue compañera mía en el instituto. Yo por aquella época era idiota de lo tímido que era (creo que he cambiado un poco, aún lo soy con las mujeres pero bueno, sin punto de comparación). Creo que yo le gustaba a ella (estoy bastante seguro) y ella a mí también pero detrás de mi timidez no sabía que pensar y preferí dejarlo. Yo nunca le dije nada en ese aspecto ni ella a mí tampoco, quedando ahí la cosa (muy triste lo sé). Acaba de pasar mi época en la universidad, terminando mis estudios tras 5 años y en este tiempo nunca la había vuelto a ver.
Hace poco me la encontré en el autobús volviendo los dos a casa, ella estaba muy cambiada pero igual de guapa que siempre. Vivimos muy cerca el uno del otro la verdad, y me propuso tomarnos algo allí en un bar cerca de su casa. Estuvimos charlando un rato, recordando anécdotas y esas cosas, yo muy contento por volver a verla y por si podría tener oportunidad de seguir viéndola.
Le pedí su teléfono y le dije que la llamaría, a lo que parecía que ella estaba de acuerdo (me dijo si quería tomarme algo más, no sé si por cortesía simplemente pero era tarde y no quería entretenerla, además sabía que iba a llamarla en pocos días).
Como 5 días después la llamé (andaba muy liado con mis últimos exámenes), le dije que la invitaba a cenar si quería o simplemente a tomar algo para hablar un rato, era sábado y me dijo que no podía, que trabajaba hasta más o menos tarde (creo que era cierto, ya me comentó cuando nos vimos que los fines de semana andaba muy liada teniendo que desplazarse incluso para el trabajo) y le dije que otro día la llamaría (con lo que me costó llamarla, uff).
La semana siguiente volvía a probar suerte, esta vez con un mensaje al móvil comentándole que mi propuesta de invitarla a cenar seguía en pie si ella quería. Me contestó al día siguiente (ya creía que no me contestaba) pidiéndome perdón por la tardanza, que esta semana estaba muy liada con los turnos en el trabajo pero que no me preocupase, que aceptaba la invitación y que me llamaría ella.
... Y así estoy, esperando siquiera que me diga algo como 3 semanas después de esto último. No quiero ser pesado ni molestarla con mensajes ni llamadas que la hagan sentir incómoda si no está interesada en mí (que quede conmigo por no decirme que no o alguna cosa parecida). No sé si debería decirle alguna cosa porque no creo que me atreva a volver a llamarla para insistir por tercera vez, aunque la verdad es que es lo primero y lo último que pienso cada día (parezco un niño chico).
Con todas las cosas que os cuentan por aquí supongo que esto será un poco una tontería, pero bueno, tengo poca experiencia con estas cosas y no me atrevía preguntar a nadie "a la cara"
1

1 respuesta

Respuesta
1
Mandala un mensaje en la que la digas más o menos.
Hola guapetona, no trabajes tanto o tardare otros cinco años en volver a verte, no quiero ser pesado pero mi invitación sigue en pie, cuidate un besote
Ya me contaras que te contesta y seguimos hablando

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas