Bulldog fracés 7meses: se mea en el sofá, cama, manta

Tengo una bulldog fracés de 7 meses y medio. La adoptamos con con 5 meses y medio. Convive con una beagle de 6 meses. Se quedan en casa solas muy pocas horas al día (unas 5 o como máximo 6). Salen a pasear 3 veces al día: 15 minutos a primera hora de la mañana, cerca de hora a mediodía (las dejamos sueltas un buen rato en un parque donde pueden jugar con otros perros), y media hora más por la tarde-noche.
En casa tienen una zona con papel de periódico. La beagle, cuando se ve apurada, hace pipís y caquitas en esa zona. La bulldog, en cambio, ya no hace ni pipís ni caquitas en casa, ni en el suelo ni en la zona de periódicos. Salvo si tiene a mano una superficie de tela, que entonces sí se mea: en el sofá, en la mantita que les tenía puesta junto al radiador (se la he retirado), en su camita (se la he retirado también), en nuestra cama...
Les tengo cerradas todas las puertas, y el sofá cubierto con un plástico, y parece que funciona, que sobre el plástico no le gusta. Pero es retirarlo (lo muerden, lo mueven, lo arrugan...) y volvemos a estar otra vez. Se mea cuando no estamos y también delante nuestro.
He probado a rociar el sofá con un producto que se llama "animal stop" de Biozoo, pero tampoco funciona. Le damos premios cuando hace pipí fuera de casa, la castigamos encerrándola en la cocina o no dejándola subirse al sofá cuando se mea delante nuestro, pero no hay manera, lo sigue haciendo en cuanto tiene oportunidad. Parece que es algo que ha aprendido, porque no se mea en el suelo ni en el periódico, se espera a que la saquemos, pero es tener a mano un sofá, una manta o alguna superficie de tela, y aprovechar para mearse.
1

1 Respuesta

3.100 pts.
Puedes intentar varias cosas, puedes poner en la pata del sofá un euro levantado de manera que cuando suba la perrita se caiga el euro y se mueva el sofá y le dé susto, cada vez que no estés tu en casa. Puedes asustar a la perrita cada vez que vaya en busca de alguna tela con algún ruido desagradable para que asocie el ruido con la tela, la voz no vale ya que cuando no estés lo hará y tiene que ser sin que te vea que lo haces tu, no sé una bocina, un golpe seco con algo. ¿La dejas subir al sofá? Se tendría que mirar el motivo de porque lo hace. Puede ser que sea una perra dominante y quiera marcar vuestras posesiones. No tienes que dejar que suba, ella debe tener su espacio y vosotros el vuestro. ¿Os sigue por la casa?. Cuando llegaís a casa que hace, ¿se queda por allí o os espera en la puerta? ¿Le dais comida mientras comeís vosotros? ¿Solo tienes el problema del pipí? ¿En todo lo demás la veis bien?
Hola Klaudia,
No creo que sea por dominancia, porque es una perra muy sumisa, de las que enseguida se tira al suelo panza arriba. Sí que es cierto que nos sigue por toda la casa, y cuando llegamos a casa nos espera en la puerta. La otra en cambio, la beagle, sí que es más pasota y no nos sigue por la casa ni nos espera en la puerta, pero la bulldog sí. Tampoco le damos comida mientras comemos nosotros, lo pide poco pero de vez en cuando lo intenta. Primero comemos nosotros y después comen ellas.
Me encantaría que no se subiera al sofá directamente, pero es que mi marido las deja a las dos, así que es difícil de conseguir si él no está de acuerdo :(
Lo que más nos desespera es el tema del pipís, por lo demás salvo que es muy avasalladora y besucona, lo vemos bien.
Muchas gracias por tu respuesta, Klaudia, probaremos lo de los ruidos a ver si funciona.
Vale, intenta hacer esto y intenta que no suba al sofá, lo tiene que ver como algo que no se puede hacer porque es vuestro sitio. Piensa que si no la acostumbras ahora luego será peor. Hay que ir educando a los perros con las cosas que pueden hacer y las que no, si la acostumbras a que no suba no creo que suba para hacer pis, ahora el sofá es su espacio y como ya se ha meado en él lo vé como algo normal y hay que quitar esta costumbre. Los perros siguen por la casa para ver que hacen sus dueños, puede hacer pis por rabieta, son como niños. Intenta que cada vez que llegues a casa no hacerle caso hasta que tu quieras, como si no estuviera y cuando ella te pida algo no se lo des, cuando os parezca la llamaís y le dais las caricias y el juego que queraís. Intenta esto también una semanita a ver si con esto podemos hacer que se quite la costumbre.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas