Otra persona lleva a mi hijo al medico

Quisiera saber si es legal que en ausencia de mi ex marido, su actual pareja lleve a mi hijo al médco. Yo tengo la guardia y custodia del niño y comparto con el padre la patria potestad. Si el niño se pone malo, y su padre no está, por cuestiones de trabajo, lo normal no es que ella me llame a mi para comunicarme esa decisión. Si él no esta, porque está de viaje, y hay que llevar al niño al médico, tendré que hacerlo yo, aunque en ese día le toque pernoctar con su padre.
Es que a lo mejor estoy equivocada y no quiero protestar sin llevar razón.

1 respuesta

Respuesta
1
El que comenta es un hecho que puede provocar situaciones de resquebrajamiento en las aceptables relaciones que deben imperar entre los progenitores, separados o divorciados, por el bien del menor. En ambos tipos de roturas matrimoniales (o de parejas de hecho) la relación, o si queremos llamarlo de otra manera, el día a día, viene regurlada, cuando es de mutuo acuerdo, por el convenio que se firmó para presentar la demanda, y, cuando es de tipo contencioso (es decir que no ha podido llevarse a cabo de la otra forma) por las medidas que el juez ha dispuesto. En cambos casos, es muy importante precisar convenientemente las circunstancias que puedan darse cuando el hijo está con cada uno de los padres. Así, se suele regular que en caso de enfermedad, el progenitor con el que se encuentre el niño en ese momento, debe comunicarlo inmediatamente al otro.
Hecha esta somera introducción, y desconociendo en estos momentos cuales fueran las medias adoptadas en su caso, entiendo que en las circunstancias que comenta, la enfermedad del niño debió de serle comunicada de inmediato, a los efectos de que usted pudiera adoptar o aportar una disposición al efecto. Pensemos, por ejemplo, en el caso de que el niño tiene un pediatra asignado que es quien lleva todo su historial médico. Lo lógico hubiera sido que fuera visitado por dicho pediatra.
Y ello debería haber sido así con más rotundidad en este caso. Si su marido tenía conocimiento previo a recoger al niño de que no podría estar con él, hubiera habido de solicitarle un cambio de fechas (el hecho de que tengan regulado un régimen determinado no quiere decir otras cosa que, en caso que los padres no se pongan de acuerdo para la circunstancia que se regula, las que están pactadas entran en vigor por defecto que aquellas) a fin de poder estar con el menor.
Porque, seamos claros, el derecho de visita que se concede al padre no custodio se efectúa para bien del menor, es decir, para que no deje de tener contacto con él, y no como "derecho de posesión" del padre sobre su hijo. En consecuencia, resulta, en mi opinión, que si el padre no va a estar con el hijo, no puede desplazar sobre una tercera persona la función que se le tiene econmendada. Desconozco, por otro lado, la edad del niño, puesto que a determinades edades, esa falta del padre y la convivencia con una persona para el "extraña" les puede conllevar situaciones desagradables que, de poder decidir, no querrían que se dieran.
Por todo ello, debería comentarle, con mucho tacto, al padre del niño, su obligación para con el mismo y acordar para el futuro que situaciones como la actual o similares, se pongan en su conocimiento y, si es de menester, cambiar, cuando fuere conveniente, el día de estancia del menor con el padre. El niño no debe de estar al azar de las circunstancias que se les presentan a los padres. Le pongo como ejemplo, la sentencia, que seguramente conocerá porque salió por televisión. De un juzgado de Sevilla, que concedió la custodia compartida a los padres, pero, para evitar que el menor se pasara rebotando cada semana de la casa paterna a la materna, obligó que fueran los padres los que se trasladarán a vivir con el menor a la casa que fue familiar.
Quedo a su disposición. Cualquiera aclaración o duda, no tenga reparos en contármela.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas