Hija de 13 años con novio

Tenemos una hija de 13 años . Nuestra preocupación es que hemos descubierto que tiene novio y se ven a escondidas . Hemos hablado con ella del tema y le dijimos que no tiene edad para eso . Le dijimos que lo dejara o tomaríamos otras medidas como castigo . Nos dijo que lo haría que teníamos razón . Este sábado salio con sus amigas y hemos visto como nuevamente estuvo con el en sitios apartados . Ella lo niega . Le miramos su teléfono y le dice al niño que aunque la castiguemos va a seguir con el . Que podemos hacer?

3 Respuestas

Respuesta
4
Aunque os preocupe que vuestra hija tenga novio, y es más que normal que os preocupe... el problema es que tiene una edad muy complicada, en la que la jerarquía de la familia empieza a tener distorsiones. Los padres dejan de tener "siempre la razón" para ser "alguien que no nos entiende" y aunque eso no sea verdad... la adolescencia funciona así.
Si no dejáis que se vea con este chico.. posiblemente haga lo que está haciendo, a vosotros os dirá que no lo va a hacer, y se citará con él en cuanto pueda, a escondidas y no es bueno entrar en una espiral de mentiras porque al final lo normaliza y cree que para evitar enfrentamientos lo mejor es mentir. Al fin y al cabo.. los padres pueden controlar sólo una parte de la vida de sus hijos... la otra es responsabilidad suya y es una responsabilidad que no hay que quitarles.
Además, cuanto más complicada sea la situación para ella con el chico... más fuerte se hará el vínculo entre ellos, tipo Romeo y Julieta, la judía y el cristiano... etc, etc, dos enamorados incomprendidos que luchan por encima de sus familias para defender su amor... ellos creerán que os oponéis porque "no entendéis que se quieren", y harán lo posible por reforzar la relación.
Sinceramente, y aunque cueste, creo que en estas situaciones lo más importante no es incidir en la prohibición de que se vean, si no en apelar a la responsabilidad de vuestra hija, que tenga MUY claro que sus actuaciones siempre acarrean consecuencias, y que si ya tiene edad para actuar como ella cree, también tiene edad para asumir las consecuencias.
Hablad con ella, abiertamente, y decidle que si bien entendéis que empiece a salir con amigos y demás, que sólo queréis que tenga cuidado, que sea responsable y sobre todo que tenga decisión sobre sí misma, que haga lo que haga, lo haga porque ella considere que es lo mejor, y no por agradar a otras personas. Cuando a los hijos se les van otorgando responsabilidades... empiezan a ver que tienen que cumplir con unas pautas para ganar la confianza y, sobre todo, para no perderla y poder controlar parte de sus vidas.
Tiradle un lazo, y explicadle que si ella es responsable, vosotros confiaréis en ella, y mientras no os de motivos para dejar de confiar seréis más flexibles, pero eso sí, estableced muy claras las consecuencias, si dejáis de confiar en ella porque os miente, se pasa con los horarios, deja de cumplir con los estudios, se pasa con este chico, o cualquier otro asunto no deseable en estas edades.. se acabó. Si ella no cumple, vosotros dejaréis de confiar en ella...
En estas edades creo que hay que incidir mucho más en reforzar la personalidad, la responsabilidad de los chavales para que sepan tomar las decisiones correctas, que en prohibir, no por nada, si no porque prohibir ya no funciona, a un niño pequeño es fácil decirle que no haga algo y controlar más o menos que no lo haga, pero a estas edades... lo que no pueda hacer delante de vosotros lo hará a escondidas, y si bien obviamente no se puede permitir todo para que no lo haga a escondidas... hay cosas en las que antes o después tendréis que fiaros de ella...
Otra cosa, intentad informaros sobre este chico, a ver cómo es, quizá es un niño como vuestra hija y lo único que están haciendo es el típico tonteo de los primeros amoríos (que todos hemos tenido... pero que se nos olvidan cuando tocan a los hijos je je) y le estáis dando más importancia de lo que tiene. Es importante definir si el chaval puede o no ser una amenaza para la evolución de vuestra hija, para sus estudios, para su educación... para todo, porque a lo mejor os estáis preocupando de antemano (algo normal) y es menos de lo que parece.
Un abrazo y mucho ánimo!
Respuesta
1
Evidentemente la conducta que observas en tu hija, se debe a los influjos que ella recibe de su entorno: televisión, amigos y amigas, internet, revistas, etc.
Los programas televisivos, por poner un ejemplo, influyen en los adolescentes y también en los adultos. El sexo, tendencia humana natural y buena que sirve para que la persona comparta el amor, es mercantilizado, es decir, se usa para sacar dinero de la gente. El consumo de pornografía, erotismo y similares es uno de los negocios que a nivel mundial mueve más millones de dólares.
Los adolescentes son especialmente sensibles a esos ataques de personas a las que no les importa si esas personas quedarán o no traumatizados durante toda su vida o si no aprenderán nunca en su vida a usar del sexo como una fuente de amor. Los consumidores de pornografía ven a los cuerpos de los demás como una fuente de placer propio sin importarle nada los sentimientos de los demás como personas. O sea la pornografía hace jóvenes y adultos egoístas y solitarios, que no se realizan en toda su vida como personas, pues no pueden adoptar el papel de padre o madre, que proporciona a la persona una fuente de satisfacción mucho más importante y valiosa que la satisfacción sexual que es solo de poco tiempo.
Tienes que procurar que vea programas adaptados a su edad. Y vigílalos esos programas también porque hay algunos que insinúan cosas y lo hacen para provocar a los adolescentes. También tienes que tener cuidado con internet y con revistas para adolescentes que son en realidad revistas de introducción a la pornografía.
Es importante aprender que no es lo mismo amor que sexo. La relación de noviazgo sirve para que dos personas se conozcan, para prepararse para el matrimonio.
El amor entre dos personas requiere el compromiso de querer a la otra persona PARA SIEMPRE. Esto se da en el matrimonio. La sexualidad humana es plena cuando se compromete el cuerpo y el espíritu de dos personas, para siempre. No es amor salir con uno en tanto en cuanto me "apetezca". Eso es una sexualidad inmadura, por mucha frecuencia de actos sexuales que compartan. Aunque sus pieles se rocen frecuentemente, los espíritus de esas dos personas viven alejados y separados y no disfrutan de la verdadera sexualidad de la pareja.
La sociedad de hoy nos engaña a muchos jóvenes pretendiendo decir que lo único que existe en el amor humano es el acto sexual. Claro, así mercantilizan el sexo y sacan beneficio: condones, pornografía de todo tipo: internet, revistas, clubes, etc.
El sexo descontrolado es peligroso pues no libera de nada, es más es como una droga que requiere cada vez más de nuevas sensaciones, nuevas experiencias, etc. Y que cuanto más tienes, más quieres. La capacidad sexual radica en el cerebro, y este nunca se siente satisfecho, aunque los órganos sexuales estén extenuados. Es como pretender apagar el fuego con gasolina.
Además, no es verdad que haya que probar las relaciones sexuales con un chico para saber si le queremos o no. El sexo funciona más o menos igual con todos los chicos y no hace falta "probar". Sólo podría haber problemas con esto si uno de la pareja tiene problemas físicos graves.
Más que fijarte en el aspecto exterior de un hombre, o sea, de piel par fuera, hay que fijarse en sus valores, en su personalidad, si es simpático, si es generoso, si es trabajador, si es sincero, si es optimista, si es elegante, si es solidario, etc., etc. ESO SÍ QUE SON LOS PARÁMETROS EN LOS QUE TIENEN QUE PONER SUS OJOS LAS MUJERES.
Te recomiendo que visites el sitio web www.aciprensa.com/Familia/ y encontrarás cosas relativas a los jóvenes y la educación sexual.
Si quieres un libro estupendo que te aclarará lo importante y lo superfluo de tu vida, lee PARA SALVARTE del P. Jorge Loring. También cómprate algún libro de la Madre Teresa de Calcuta, y te enterarás de lo que es el amor. Puedes consultar sobre el P. Loring en www.arconet.es/loring.
Ánimo. Haces muy bien en preocuparte por tu hermano. No permitas que hombres y mujeres sin escrúpulos se hagan ricos a su costa y le hagan un enfermizo y desgraciado toda su vida.
Espero haberte ayudado. Si tienes alguna duda adicional no dudes en consultarme.
Respuesta
1
Me parece muy bien que tomen medidas al respecto, tu hija es demasiado pequeña para tener novio.
Si bien los adolescentes hoy en día comienzan a salir demasiado pronto, es importante que le pongan límites.
Desde mi punto de vista una niña de 13 años no debe salir sola de noche y hay que conocer los lugares que frecuenta y las amistades que tiene.
Otro punto importante es que tenga información sexual, no digo que vaya a tener relaciones sexuales, pero debe de estar informada de varios temas como protección, transmisión de enfermedades, riesgo de embarazo, etc
Una opción inteligente es conocer al chico con el que sale, pedirle que lo lleve a vuestra casa, en calidad de amigo, no de novio por supuesto, entonces si se niega, sí prohibirle salir por un mes.
Porque ella puede saltarse la prohibición de verlo en cualquier momento, entonces es mejor saber con quien está y que clase de chico es.
No estoy demasiado segura que no dejarla salir por un mes sea la medida correcta, pues se pondrá más rebelde y la cosa irá a peor y además no dejará de ver al chico que le guste solamente por eso.
Desde mi punto de vista, la mejor opción es ponerle un horario estricto de llegada a tu casa, ir a buscarla a determinados sitios y vigilar si fuma o bebe, cosa que se puede hacer fácilmente por el olor de la ropa cuando regresa a casa. Además de vigilar sus cambios de actitud.
La adolescencia es una etapa difícil, entonces si bien hay que poner límites (horarios, salidas, amistades, rendimiento en los estudios)también hay que acompañar y comprender a los hijos durante esos años y trata de tener mucho diálogo para conocerlos bien y poder confiar en ellos.
Mucha suerte

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas