Para llevar un buen ritmo intestinal

He oído hablar sobre dos formas de regular o de al menos ayudar a regular el tránsito intestinal en personas con problemas, que se apartan del típico consejo de tomar fibra. Quisiera que algún experto me explicara cuánto de verdad hay en ellos y de qué manera ayudan a evacuar con regularidad:
-Correr, hacer footing con regularidad. A este respecto quisiera que me aclararais también si andar, andar mucho, o pasear, tiene los mismos efectos o si sólo funciona corriendo.
-Beber mucha agua.
Por último, agradecería que me dijerais si estas dos medidas son muy importantes o si su papel en la regulación del tránsito intestinal es muy limitado, es decir, que tienen poca importancia en comparación con la ingestión de fibra, que es la medida tradicional.
Muchas gracias.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Resumen de la respuesta:
No existen evidencias científicas de que el ejercicio físico (tanto moderado como intenso) mejore el estreñimiento (acelere el ritmo intestinal) en personas jóvenes y sanas.
No se han realizado estudios en ancianos o personas enfermas.
El ejercicio físico moderado (30 minutos caminando a paso ligero al día) es sin embargo beneficioso para la salud (mejora la hipertensión, la diabetes, la obesidad, disminuye el colesterol "malo" (LDL) y aumenta el "bueno" (HDL), disminuye la ansiedad...)
No existen evidencias científicas de que el aumento en la ingesta de líquidos mejore el tránsito intestinal.
En general se considera conveniente beber una cantidad suficiente de agua al día (esto para la salud en general) pero el aumento de la ingesta de líquidos no mejora (o al menos no se ha estudiado) el tránsito intestinal.
Ruego que valores mi respuesta y si tienes alguna duda contactes conmigo.
Texto
Cuando se consulta un artículo médico en Internet (o en cualquier medio) hay que fijarse bien en como se ha diseñado la investigación para ver si nos podemos fiar de la información.
Hay 37 estudios publicados sobre el tema de ejercicio físico y ritmo intestinal, pero solamente 2 de ellos están bien diseñados
Como para fiarnos de ellos.
El Dr. Meshkinpour en Marzo de 1989 publicaba en la revista "Grastroenterology" su artículo: "Effect of aerobic exercise on mouth-to-cecum transit time". O lo que es lo mismo: "Efecto del ejercicio aeróbico en la velocidad de tránsito desde la boca al ano".
En este estudio cogió a 23 personas sanas (entre 19 y 28 años) y las dividió en dos grupos: el grupo A caminaba 60 minutos (en una cinta) y el grupo B se quedaba sentado en una silla.
Luego les daban a tomar una sustancia (lactulosa) y cronometraban cuanto tiempo tardaban en expulsarla (defecarla).
Las personas que estuvieron sentadas tardaron 55 minutos en defecar la lactulosa, y las que hicieron el ejercicio tardaban ¡Incluso más tiempo!: 89 minutos.
Por tanto en personas sanas jóvenes el ejercicio físico moderado (andar 60 minutos) no solo no mejora el estreñimiento sino que lo puede empeorar.
Más recientemente el Dr. Kayaleh publicó otro estudio similar (1996), pero esta vez en atletas entrenados: "Effect of exercise on mouth-to-cecum transit in trained athletes: a case against the role of runners' abdominal bouncing."
El método fue parecido al anterior solo que en este caso los 9 seleccionados eran atletas y en vez de caminar 60 minutos les hacían correr 10 kilómetros en 60 minutos (ejercicio un poco más intenso). Las conclusiones son idénticas: el ejercicio físico no aumenta la velocidad de tránsito intestinal.
¿Qué conclusiones podemos sacar? No existe evidencia científica de que el ejercicio físico (tanto moderado como intenso) aumente la velocidad de tránsito intestinal (incluso parece que la disminuye) en personas jóvenes y sanas. Sin embargo no se han hecho estudios sobre personas ancianas o enfermas. El ejercicio moderado es sin embargo beneficioso por muchos otros aspectos (disminuye la obesidad, la hipertensión, las enfermedades mentales, el colesterol "malo" (LDL)) por lo que debe recomendarse.
Acerca de si el consumo de agua en mayores cantidades mejora el tránsito intestinal no existen estudios con suficiente nivel de evidencia (que nos aporten buenas pruebas) suficiente. Se han realizado 16 estudios bien diseñados sobre los beneficios de la fibra en el tratamiento del estreñimiento pero no hay nada publicado sobre los efectos del agua.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas