Dolor de rodillas

Respuesta de
a
Usuario
Hola, le escribo porque tengo 25 años y hace bastantes (más de 10) que sufro dolores en las rodillas. Creo que no aparecen en cierta época del año ni por ciertas costumbres. Aparecen de repente y se prolongan por varias semanas e incluso meses. Cuando empiezo a notarlos, estiro las piernas y las rodillas me crujen, disminuyendo entonces su intensidad. Se hacen cada vez más agudos si mantengo las rodillas semiflexionadas durante un tiempo (por ejemplo, conduciendo, y me llevan a tener que estirar las piernas incluso en situaciones peligrosas, desatendiendo los pedales..). La pregunta es si relaciona estos síntomas con algún tipo de dolencia que conozca. Si no es así, le agradecería que me dijera si conoce a algún experto en Valencia al que pueda acudir. Muchas gracias.
Experto
Las lesiones más frecuentes que pueden ocasionar los síntomas que me refiere son:
a) Condromalacia rotuliana, muy frecuente en personas jóvenes, es el desgaste del cartílago articular de la rótula, la cual al chocar contra el fémur cuando está la rodilla en flexión provoca el dolor. Normalmente es autolimitada, cuando termina la adolescencia y con ejercicios de rehabilitación suele mejorar.
b) Patología meniscal, típicamente las lesiones meniscales producen el signo de la "claudicación de butaca", es decir al estar mucho tiempo sentado, conduciendo o en el cine, se tiene que incorporar el paciente porque se le desencadena el dolor. Su diagnóstico se realiza con una exploración física adeciuada y es es preciso con una resonancia nuclear. Cuando es muy sintomático se debe intervenir, actualmente la artroscopia es una técnica poco agresiva y tienen un periodo de recuperación corto.
c) Problemas de subluxación de rótula, es decir que la rótula tienda a salirse de su sitio, si se confirmara con la exploración y un escáner se puede comenzar una rehabilitación que suele resolver la mayoría de los casos.
d) Problemas de tendinitis (pata de ganso, tendón rotuliano, bíceps femoral), que mejoran con antiinflamatorios y reposo funcional.
e) Otros procesos menos frecuentes, lesiones ligamentosas, osteocondritis, etc.
Como ve son muy amoplias las posibilidades, sólo una exploración física detallada y una historia clínica minuciosa podrían conseguir un diagnóstico más preciso, un saludo.