Por que hay personas que no aceptan transfusiones de sangre por una religión

Si la biblia lo único que esta escrito es de no comer sangre, no esta escrito no transfundir con agujas: Levítico 17:10 Si cualquier varón de la casa de Israel, o de los extranjeros que moran entre ellos, comiere alguna sangre, yo pondré mi rostro contra la persona que comiere sangre, y la cortaré de entre su pueblo. Génesis 9:4 Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis. Deuteronomio 12: 20 Cuando Jehová tu Dios ensanchare tu territorio, como él te ha dicho, y tú dijeres: Comeré carne, porque deseaste comerla, conforme a lo que deseaste podrás comer.
21 Si estuviere lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios escogiere para poner allí su nombre, podrás matar de tus vacas y de tus ovejas que Jehová te hubiere dado, como te he mandado yo, y comerás en tus puertas según todo lo que deseares.
22 Lo mismo que se come la gacela y el ciervo, así las podrás comer; el inmundo y el limpio podrán comer también de ellas.
23 Solamente que te mantengas firme en no comer sangre; porque la sangre es la vida, y no comerás la vida juntamente con su carne.

Hay muchos versículos donde dice de no comer sangre, las agujas fue un invento que no tiene ni un siglo, en ese tiempo donde la biblia dice que hay que respetar la sangre no avía esa tecnología, primero se estudia la sangre si es del mimo tipo de sangre bueno se hace el procedimiento. Si una persona tiene un accidente automovilístico y le corta un brazo y pierde mucha sangre con un suero no se va salvar en cambio con una transfusión si, pero ellos dejan matar a su gente por una mala interpretación.

6 Respuestas

Respuesta
3

Hola Alejandro José Figueroa Uribe

El rechazo por parte de los Testigos de Jehová de recibir transfusiones sanguíneas siempre ha representado para los médicos un conflicto ético y un problema en la relación médico paciente. Las razones de este grupo para rechazar las transfusiones se basan en motivos religiosos por un mandato explícito de Dios que se encontraría en la Biblia. Para ellos el hecho de aceptar esta medida terapéutica les significa una pérdida en el ámbito espiritual de tal importancia que se les presenta como intolerable. Tanto es así, que prefieren morir antes de aceptar una transfusión. Este trabajo analiza este conflicto desde una ética natural, donde un médico buscando la salud de su paciente comprende que ella no es todo lo que aspira un ser de carácter personal. Debe aceptar entonces que algunas medidas terapéuticas, aunque disponibles, pueden ser consideradas como desproporcionadas y no ser implementadas. En todo caso, en esas situaciones, el médico y las instituciones de salud deben establecer todas las medidas para asegurar que este tipo de decisiones se realicen con la debida información, confidencialidad, libertad y en ausencia de toda coacción.

Los Testigos de Jehová aceptan la gran mayoría de los tratamientos médicos ("No tienen necesidad de médicos los sanos, sino los enfermos...", Lucas 5:31). Pero en el caso de la transfusión sanguínea la situación es distinta. Basándose en diversos pasajes de la Biblia, tales como "Solamente os abstendréis de comer carne con su alma, es decir, su sangre" (Génesis 9:4), "Nadie de entre vosotros... comerá sangre" (Levítico 17:12), "... porque la vida de toda carne es la sangre; quien la comiere será exterminado" (Levítico 17:14), los Testigos no aceptan de manera categórica la transfusión de componentes primarios de la sangre como son los glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y plasma. Los componentes secundarios de la sangre, como la albúmina, factores de coagulación e inmunoglobulinas, son habitualmente aceptados por los Testigos de Jehová debido a que atraviesan de manera natural la barrera placentaria durante la gestación, por lo que no tienen la misma connotación de los componentes primarios. Además, los componentes más simples dejarían de ser considerados como sangre.

Respuesta
3

Porque basan sus creencias sobre una interpretación literal de la Biblia, sin razonar el sentido del texto, y no aceptan la transfusión de sangre o sus derivados.

Respuesta
2

Los fundamentos para rechazar las transfusiones sanguíneas se basan en el mandato explícito de Dios a través de las Escrituras. Quien no acatase la voluntad de Dios no vería cumplida la esperanza de la Resurrección, es decir, perdería el Paraíso, la morada eterna en la tierra ("Los justos poseerán la tierra, y morarán en ella por siempre", Salmo 37:29).

Si un interprete de la palabra de Dios, como los Testigos de Jehová, acepta una transfusión, por su propia acción manifiesta su deseo de no seguir siendo parte de la comunidad. Esta salida implica también un importante desligamiento social, según el mandato de no tener trato con los que violen la Ley de Dios ("Si alguno viene a ustedes y no trae esta enseñanza, nunca lo reciban en casa ni le digan un saludo. Porque el que le dice un saludo es partícipe en sus obras inicuas", 2 Juan 10-11).

Esta situación no se aplica a aquellos miembros que reciben una transfusión en contra de su voluntad o los que, habiendo aceptado la transfusión, se arrepienten en el transcurso de un proceso que se les sigue dentro de la comunidad.

Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento mandan abstenerse de la sangre, como mencionas (Génesis 9:4; Levítico 17:10; Deuteronomio 12:23; Hechos 15:28, 29). Ya que según su interpretación, para Dios, la sangre representa la vida (Levítico 17:14). Así que los Testigos obedecen el mandato bíblico de abstenerse de la sangre por respeto a Dios, quien dio la vida.

Respuesta
1

En la época del fundador Charles Taze lo de las transfusiones no estaba desarrollado como ahora, mucha gente moría de transfusiones y de las infecciones, ni los médicos se lavaban las manos para operar. Al fundador se le metió en la cabeza que lo de las transfusiones no era bueno y lo prohibió.

Si hubiera nacido ahora Charles a lo mejor ni se le hubiera pasado por la cabeza, pero en su época lo de las sangrías y las transfusiones era como una carnicería.

La costumbre judía era de comer animales recién sacrificado, con pezuñas y de desangrarlo para su mejor conservación y que no contrajeran enfermedades, normal no había neveras, ni veterinarios, ni control. Había que poner en boca de Dios una ley para conservar la salud de las personas.

Por supuesto hay que respetar que no acepten las transfusiones. Si le obligamos, podrían morir del terror y del miedo, no por la propia transfusión. A mi me da terror comer perro, me moriría de asco, pero en otros lugares es un manjar.

Es un problema culturar, no científico.

Respuesta
1

Son políticas propias argumentativas de la doctrine de los "testigos de jeovha" y su manera de conspirar con la lógica de sus miembros.

®

Respuesta
1

Los Testigos de Jehova creen que sólo la sangre de Jesús salva. No los culpo, es una interpretación mala, pero es su decisión. Se vuelve más difícil tener que discutirlo cuando hablamos de niños en el tema, niños que tienen padres de esa creencia. En fin, yo defiendo que cada padre tenga autoridad sobre su hijo sólo si este no sufre ni está en riesgo su vida. No tengo problema en que crean lo que quieran creer, pero ¿a costo de qué? Hay se vuelve una discusión difícil.

En efecto la sangre de Jesús solo salva, pero los Testigos de Jehova lo ven como algo material, claro que puede salvarte en vida existen... los milagros, pero el enfoque de ese acierto es el alma. El alma solo puede ser salvada por la sangre de Jesús, pero el cuerpo puede ser por cualquier persona.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas