Separarme de mi pareja e irme con mis hijos

Vivo con mi pareja (no estamos casados) en Tenerife y quiero irme a Huelva con mis padres. La situación ya no la soporto más. No soy la que era antes. Solo hay gritos y malos modos. Me hace sentir muy mal.

Quisiera saber si puedo irme con mis hijos a casa de mis padres y desde allí mover todo el papeleo de separación, manutención, visitas...

No quiero hacerlo estando con el porque va a ser todo mucho peor.

3

3 Respuestas

181.425 pts.

No se que tanta distancia exista entre un lugar y otro, pero realizar estos tramites desde otro lugar diferente puede tardar más tiempo, podrías contratar a un licenciado para que realice los tramites por ti, pero también te saldría más caro...

120.825 pts.

No puedes hacerlo sin el consentimiento del padre. Yo lo que te recomendaría es tomarte esto como un aviso y empezar a hacer las cosas como Dios manda.

Por supuesto que suspende de inmediato la convivencia tipo marital.

Hazte el propósito de eliminar gritos y malos modos, sabiendo además las malas consecuencias que tienen. Esto lo lograrás fomentando tu buena intención, encaminándote al bien de verdad por encima de los intereses vanos o desordenados., todo, por supuesto.

¡Gracias! 

No entiendo muy bien lo que me dices. 

Tomármelo como un aviso? Y lo de hazte el propósito de eliminar gritos etc... Esa parte me a deslocado.... 

Yo intento calmar.... Decir que me baje la voz, etc... Hay me haces sentir culpable de la decisión que e tomado. 

Exactamente quiero saber si puedo irme el día 1 por ejemplo y nada más llegar buscar abogados... No quiero dejarle tiempo a actuar y no por que quiera mal para el padre. Si no porque me da miedo su reacción físicamente. Entiendes por donde van los tiros? Gracias de nuevo

Entonces con más motivo no puedes cometer ninguna injusticia, que es de lo que más estimula cierto tipo de agresividad. Es cierto que también ciertas personas pueden ponerse agresivas cuando no ven satisfechas sus vanidades, pero esto es más difícil que llegue, por sí solo, a grave, en cierto tipo de situaciones.

Si tenéis hijos y la convivencia flaquea, yo te recomendaría atender el aviso, ver la causa que da lugar a esas consecuencias. Como dices, no estáis casados, y aquí está la explicación principal de las desavenencias, ya que el amor humano es muy frágil y enseguida se desvía hacia el egoísmo, excepto con la gracia.

Si no estáis casados, y convivís como si lo estuvierais, entonces no estáis en gracia habitual de Dios. Y lo primero que te recomiendo es recuperar la gracia con la Confesión Sacramental (si estás bautizada como me imagino; en otro caso, tendrías que empezar por el Bautismo para recibir la fe y la gracia). Por supuesto que para esto tendrías que ya haber puesto los medios para no volver a pecar gravemente. Y entonces le podrías decir a él que quieres hacer las cosas bien, como Dios manda, que vas a confesarte, y que no quieres convivir fuera del matrimonio; si crees que es así, le dices que podéis ser novios como Dios manda (y desde ahí, una vez recuperada la gracia de ambos, ver la posibilidad de un posible matrimonio, u otra solución).

En lo concreto, y ya como sugerencia para tu consideración, lo primero sería decirle que te has confesado o que te quieres confesar y que tienes que poner los medios para ello, como sería (si este medio en tu caso es seguro y así lo ve el confesor) el disponer de habitaciones separadas. No hagas, por supuesto, que a él esto le produzca una carga más pesada de lo necesario, y así tú puedes coger tus cosas y te vas a otro sitio de la casa, con discreción con respecto a tus hijos; si te preguntan; que estás en una especie de retiro espiritual, o reflexión, etc. Y te pueden ver con tus libros; etc.; incluso Dios, que tiene mucho sentido del humor, te puede sugerir algo más; seguro que les ocasiona interés. Ponte mejor en un sitio humilde, para no soliviantar. Y desde allí, según vieras la situación, podrías buscar otro alojamiento, etc. a no ser que vieses posible y conveniente que se fuese él, temporal o definitivamente . Por supuesto que todo esto habiendo procurado reparar el daño y que él recupere la gracia de Dios.

Evita las situaciones de conflicto, y en aquellas necesarias, procurando estar siempre correcta, y con auténtica buena intención, pensando en el bien de verdad de todos. Piensa que las cosas no se solucionan desde la superficie. No vivas para ti misma, y ayúdalo a él y a tus hijos a lo mismo.

Si no tuvierais hijos, tú podrías simplemente desaparecer sin cometer injusticia, si mediase causa justa. Pero si te llevas a sus hijos cometes injusticia, y no te lo recomiendo. En la oración puedes verlo mejor, todo guiado por la caridad.

Si en algún momento te sorprende la reacción de él por algún motivo, recuerda dos cosas, 1 exterior, siempre la mayor corrección que puedas; y 2, interior, la fundamental, buena intención; lejos de pensar en los propios intereses particulares, pensar en el bien de verdad de todos.

¡Gracias! 

 Muy correcto todo lo que as escrito pero Dios No va a resolver ese problema por mucho que confiese mis pecados o casarme y tener la gracia de Dios. 

Buscaré información por servicios sociales u otros expertos de la página.... 

Y ayudar a amar de verdad. Y esta claro que es la solución.

1.750 pts.

En relación a tu consulta, decirte que si te vas con tu hijo a otra comunidad autónoma podría denunciarte por un delito de sustracción de menores.

Te aconsejo que inicies los trámites legales en Tenerife para solicitar la custodia de tus hijos, régimen de visitas etc... Y una vez hecho esto podrás irte sin problemas.

No obstante, siempre puedes hablar con el de esto e intentar llegar a un acuerdo, así será todo más fácil, no solo para ti sino para tus hijos.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas