Budismo

Hola, cuando uno dice que se ha hecho budista, ¿qué hace a partir de ese momento, en que cree, que creencias tiene? ¿Qué opinas de la sabana santa de Turin? Gracias
1

1 respuesta

Respuesta
1
Esto lo que dice un experto sobre el tema en cuestión. Este es E.Monterrubio.
El budismo parte de la conciencia del dolor inherente a la existencia, el dolor de la frágil e insatisfactoria vida presente y también el dolor del ciclo de la reencarnaciones. El universo es un mecanismo de causa y efecto en el que no hay dios que guíe, provea o salve. Lo único que cuenta son los actos, que dejan su marca en los seres y condicionan su desarrollo. Los hombres sufren y hacen sufrir porque tienen ideas inadecuadas de la vida y la realidad. La única vía de salida de esta ignorancia son las «Cuatro nobles verdades»:
1) La vida está llena de sufrimiento
2) La causa del sufrimiento es el deseo
3) Extinguir el deseo hace cesar el sufrimiento
4) Para extinguir el deseo y su consiguiente sufrimiento, hay que seguir el Óctuple Camino
El Óctuple Camino es:
Visión correcta Vida correcta
Aspiraciones correctas Esfuerzo correcto
Palabras correctas Conciencia correcta
Conducta correcta Concentración correcta
Siguiendo el Óctuple Camino, el hombre supera la ilusión y se da cuenta que el mundo está regido por la anitya (= transitoriedad, no permanencia de las cosas), que él mismo es anatman (= sin alma, sin un centro más allá de las acciones y pensamientos) y que todo es sunyata (= sin substancia, vacío). Si las cosas o el hombre fueran en realidad -piensan los budistas- no cambiarían ni estarían sujetos al karma o efecto de las acciones. Atenazados por el deseo, el karma nos atrapa en el ciclo de reencarnaciones o samsara.
El samsara tiene seis tipos posibles de existencia: en el infierno, como espíritu torturado, como animal, como asura o espíritu maligno, como humano o como deba o dios benigno. Ser un dios no mejora realmente la situación, pues se tiene menos limitaciones que como ser humano, pero se puede ser igual o más infeliz debido al deseo.
Cuando un hombre se decide a seguir el Camino, entra a formar parte de la Samgha (= Hermandad) como monje o laico. Ayudado por sus correligionarios y por la compasión de los budas, se esfuerza en el paramita (= llegar a la otra orilla), la disciplina de ofrendas, moralidad y meditación que son el centro de la religión. Finalmente, en alguna de sus vidas -y por supuesto, se intenta que sea en la presente- se alcanza el bodhi o iluminación, la perfecta certeza de las cuatro nobles verdades, de manera que al morir se alcanza el nirvana o extinción, la superación absoluta del deseo, del sufrimiento y de la existencia misma.
------------
En cuanto a la Sabana de Turín. No he tenido especial atención sobre el asunto, sobre todo por que no veía nada claro esta cuestión. Por ejemplo, un biólogo declaró que el pigmento rojo sobre el lienzo era un tinte de origen vegetal que servía como colorante (dicho en otro modo: se trata nada más que pintura). Otro en cambio dijo ¡Que era sangre! ; Incluso dejó claro el grupo sanguíneo: (AO).
Se observo evidencias, siempre según los que saben del tema, de desechos vegetales microscópicos cuya especie solo se halla en medio oriente. La originalidad de la imagen impresa con características de crucificado en total acuerdo con las investigaciones históricas actuales. Esta misma imagen solo parece penetras solo unas pocas cerdas del hilo de la tela. Aparentemente se puede observar monedas en los ojos del supuesto cadáver, una costumbre de la época. Estas y otras características particulares que hacen dudar de que fuera solo una mediocre pintura medieval. Si en verdad es así, no tengo dudas que prefiero a Carpaccio con su Natividad de María, Conegliano con su Sacra conversación o a Giotto y su obra el Juicio universal.
Lo curioso es que todas estas evidencias parece que pasa desapercibido por los científicos o al menos es quitando de un plumazo ante el análisis del C14.
Me parece que los científicos caen en los mismo errores una y otra vez, ponen sus deseos por sobre las evidencias, toman actitudes dogmáticas y se enojan cuando se duda de sus conclusiones, cuando es precisamente eso lo que enriquece a la ciencia. Ante tanto embrollo, preferí no seguir el caso con gran profundidad y dedicación.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas