Buenos días doctor

El presente email es para realizarle una consulta a cerca del yodo.
A la edad de 15 años por el desespero de bajar de peso ingerí 3 frascos de yodo y también consumía jarabe de rábano yodado; mi pregunta es la siguiente:
Ahora tengo 21 años y deseo quedar embarazada puede lo anterior causarme algún efecto secundario, ya que después de haber llevado acabo esa fatal decisión investigue con un profesor de química y este me dio la siguiente información:
"¿No podrás quedar embarazada ya que el yodo te quemo la matriz" es esto realidad?
Le agradezco que ayude con la respuesta lo antes posible ya que e investigado por varios medios y se me ha hecho imposible conseguir respuesta alguna.
2

2 respuestas

Respuesta
1
No solo el que hayas tomado yodo no perjudica si quieres estar embarazada en estos momentos se recomiendo el yodo durante el embarazo--------------------------------------------------------------------------------
Embarazo / Control prenatal
La administración de inmunoglobulina anti-D a las madres Rh negativas no inmunizadas, entre las 28 y las 34 semanas de gestación (en su primer embarazo ) reduce el riesgo de formar anticuerpos después del nacimiento
Durante el embarazo, los glóbulos rojos de la circulación fetal se mezclan con la circulación materna. Si la madre es Rh negativo, su organismo no tolerará la presencia de células Rh positivas. Su sistema inmunológico trata a las células Rh fetales positivas como si fuesen una proteína o sustancia extraña y crea anticuerpos contra las células sanguíneas fetales. Estos anticuerpos anti-Rh positivos se desplazan a través de la placenta hacia el feto y destruyen los glóbulos rojos circulantes. Por lo general, el primer hijo no se ve afectado (a menos que la madre haya tenido embarazos interrumpidos anteriormente, los cuales podrían haber sensibilizado su organismo), ya que toma tiempo que la madre desarrolle anticuerpos contra la sangre fetal. La incompatibilidad Rh puede causar síntomas que varían de muy leves a fatales. En su forma más leve, la incompatibilidad Rh causa hemólisis (destrucción de los glóbulos rojos) con la liberación de hemoglobina libre en la circulación del neonato. La hemoglobina se convierte en bilirrubina, la cual hace que el neonato se ponga amarillo (ictericia). La ictericia de la incompatibilidad Rh, medida por el nivel de bilirrubina en el torrente sanguíneo del neonato, puede variar desde niveles mínimos a otros altamente peligrosos. La hidropesía fetal es una complicación de la forma severa de incompatibilidad Rh en la que la destrucción masiva de los glóbulos rojos fetales (un resultado de la incompatibilidad Rh) causa anemia grave que ocasiona insuficiencia cardíaca fetal, inflamación corporal total, dificultad respiratoria (si el neonato ha logrado nacer) y colapso circulatorio. La hidropesía fetal por lo general produce la muerte del neonato poco tiempo antes o después del parto La incompatibilidad se desarrolla sólo cuando la mujer es Rh negativo y el neonato Rh positivo. En la actualidad se utilizan inmunoglobulinas especiales para prevenir esta sensibilización.
La inyección de inmunoglobulina anti-D está dirigida a reducir las probabilidades de que las mujeres formen estos anticuerpos .La administración de 100 microgramos ( 500 UI ) de inmunoglobulina anti-D a las madres Rh negativas no aloinmunizadas, entre las 28 y las 34 semanas de gestación (en su primer embarazo ) reduce el riesgo de formar anticuerpos después del nacimiento.
Revisión Sistemática
Administración de Inmunoglobulina anti-D durante el embarazo para prevenir la aloinmunización Rh.
Las mujeres Rh negativas pueden formar anticuerpos antiRh durante el embarazo de fetos Rh positivos Estos anticuerpos frecuentemente son formados después de las 28 semanas de gestación, pudiendo llevar a la anemia fetal, la cual si es severa puede causar la muerte del feto.
El objetivo de la revisión fue evaluar la administración de Inmunoglobulina anti-D en forma antenatal ( a partir de las 28 semanas de gestación) a embarazadas Rh negativas sin anticuerpos anti-D, y observar los efectos sobre la incidencia de aloinmunización RhD.
Se incluyeron dos investigaciones clínicas aleatorizadas que comparaban profilaxis con inmunoglubulina anti-D con placebo o no tratamiento . Se observó que en las pacientes que recibieron anti-D entre las 28 y las 34 semanas de gestación hubo una reducción en la incidencia de inmunización : 1) durante el embarazo ( riesgo relativo 0.44, intervalo de confianza 95 %, 0.18 - 1.12 ) ; 2) luego del nacimiento de un recién nacido Rh positivo ( riesgo relativo 0.44, intervalo de confianza 95 %, 0.18 - 1.12) y 3) entre los 12 meses posteriores al nacimiento ( riesgo relativo 0.44, intervalo de confianza 95 %, 0.19 - 1.01 ), sin embargo estos resultados no fueron estadísticamente significativos.
En el estudio en que se usó una dosis de anti-D de 100 microgramos (500UI) hubo una reducción del 78 % en la incidencia de inmunización entre los 2 y los 12 meses siguientes al nacimiento ( riesgo relativo 0.22, intervalo de confianza 95 %, 0.05 - 0.88 ). No hubo datos disponibles sobre el riesgo de aloinmunización RhD en subsecuentes embarazos. No se observaron diferencias en la incidencia de ictericia neonatal. El riesgo de aloinmunización RhD durante o inmediatamente después del primer embarazo es de alrededor del 1.5 % . La conclusión de esta revisión es que la administración de 100 microgramos ( 500 UI ) de inmunoglobulina anti-D a las madres Rh negativas no aloinmunizadas, entre las 28 y las 34 semanas de gestación (en su primer embarazo ) reduce el riesgo de formar anticuerpos después del nacimiento. Una pequeña dosis de inmunoglobulina anti-D demostró ser inefectiva. La adopción de tal política puede necesitar que se consideren los costos de la profilaxis en contraste con los costos de los cuidados para mujeres que se sensibilizan al factor Rh, y cuyos fetos por tanto se ven afectados necesitando de cuidados y tratamientos especializados.
Crowther CA. Anti-D administration in pregnancy for preventing Rhesus alloimmunisation (Cochrane Review). In: The Cochrane Library, 2, 2001. Oxford: Update Software.
--------------------------------------------------------------------------------
Las mujeres que participan en programas para dejar de fumar durante el embarazo es más probable que abandonen el hábito de fumar y menos probable que tengan un recién nacido prematuro o de bajo peso al nacer.
El hábito de fumar es uno de los factores potencialmente prevenibles asociado con el bajo peso al nacer (recién nacido menor de 2500gr), el nacimiento de pretérmino ( prematuro ), y la muerte perinatal.
Revisión Sistemática
Intervenciones para promover el dejar de fumar durante el embarazo.
Existe una revisión en la literatura (que incluyó cuarenta y cuatro estudios randomizados), cuyo objetivo fue evaluar los efectos de los programas implementados para abandonar el hábito de fumar durante el embarazo sobre la salud del feto y de los recién nacidos, sobre la madre y sobre la familia. La evaluación de los resultados fetales reveló que las mujeres que accedieron a programas para abandonar el hábito de fumar tuvieron una reducción en el bajo peso al nacer (riesgo relativo 0.80, intervalo de confianza 95 %, 0.67 - 0.95), una reducción en los nacimientos de pretérmino ( riesgo relativo 0.83, intervalo de confianza 95%, 0.69 - 0.99), y un incremento promedio en el peso al nacer de 28 gramos ( intervalo de confianza 95 %, 9 - 49 ). Acudir entonces a programas para abandonar el hábito de fumar parece reducir el riesgo de tener un hijo de bajo peso (menor de 2500gr) en un 20 %, y el riesgo de nacimientos prematuros en un 17 %.
Lumley J, Oliver S, Waters E. Interventions for promoting smoking cessation during pregnancy (Cochrane Review). In: The Cochrane Library, issue 3, 2002. Oxford: Update software.
--------------------------------------------------------------------------------
La suplementación con multivitaminas y/o con folato antes del embarazo y durante los dos primeros meses del mismo protege al recién nacido de severas incapacidades mentales y físicas.
El ácido fólico puede prevenir hasta un 70 por ciento de algunos defectos de nacimiento graves. Pero para que sea efectivo, las mujeres necesitan consumir el ácido fólico un mes antes de quedar embarazadas y durante esas primeras semanas en que el bebé se está desarrollando. El ácido fólico es una vitamina B que se encuentra en algunos alimentos enriquecidos y en las vitaminas. Si la mujer tiene suficiente ácido fólico en el cuerpo antes de quedar embarazada, esta vitamina puede prevenir los defectos del tubo neural (DTN), que son un grupo de anormalidades que ocurren en la columna vertebral y en el cerebro fetal durante el embarazo, causando severas incapacidades mentales y físicas. La espina bífida, un defecto de nacimiento de la columna, puede producir la parálisis de la parte inferior del cuerpo, la falta de control del intestino y la vejiga, y dificultades en el aprendizaje. Otro tipo de defecto de nacimiento afecta el cerebro, lo que causa que los bebés mueran en unos pocos días . Esta revisión encontró que el folato, administrado como suplemento antes del embarazo y en los dos primeros meses del mismo, es efectivo en proteger contra los defectos del tubo neural. El folato no aumenta el riesgo de aborto, embarazo ectópico o nacido muerto, aunque sí puede aumentar las chances de embarazo múltiple. Las multivitaminas solas no demostraron un efecto protector.
Revisión Sistemática
Suplementación periconcepcional con folato y/o multivitaminas para prevenir los defectos del tubo neural.
El tubo neural es la estructura a partir de la cual se desarrollan el encéfalo y la médula espinal. Los defectos del tubo neural son un grupo de anormalidades que ocurren en la médula espinal o en el encéfalo fetal durante el embarazo, causando severas incapacidades mentales y físicas en el recién nacido. Existe una revisión en base a cuatro investigaciones clínicas aleatorizadas, cuyo objetivo fue evaluar los efectos del aumento en el consumo periconcepcional ( antes del embarazo y en los primeros dos meses del mismo) de ácido fólico o multivitaminas sobre la prevalencia de defectos del tubo neural . Se vio que la suplementación periconcepcional con ácido fólico redujo en un 72 % la incidencia de defectos del tubo neural ( DTN ) ( riesgo relativo 0.28, intervalo de confianza 95 %, 0.13 - 0.58 ), no aumentando el riesgo de aborto, embarazo ectópico o nacido muerto, aunque sí hubo un posible aumento del embarazo múltiple. Las multivitaminas solas no se asociaron con prevención de los DTN y tampoco producen efectos preventivos adicionales cuando son administradas conjuntamente con el ácido fólico. Esta revisión concluye que el ácido fólico, administrado como suplemento antes del embarazo y en los primeros dos meses del mismo, tiene un fuerte papel protector contra los defectos del tubo neural. Se debe brindar información a todas las mujeres acerca del ácido fólico. Aquellas mujeres que tienen hijos con DTN deben saber que tienen un riesgo aumentado de recurrencia en posteriores embarazos y se les debe ofrecer suplementación con ácido fólico en forma continuada.
Lumley J, Watson L, Watson M, Bower C. Periconceptional supplementation with folate and/or multivitamins for preventing neural tube defects (Cochrane Review). In: The Cochrane Library, 3, 2001. Oxford: Update Software.
--------------------------------------------------------------------------------
El uso del ultrasonido Doppler en embarazos complicados con hipertensión arterial o retardo del crecimiento intrauterino, se muestra beneficioso para reducir la mortalidad perinatal.
El uso de esta técnica para mostrar la velocidad del flujo sanguíneo en la arteria umbilical fetal fue descripta en 1977. Las alteraciones en el flujo sanguíneo de la arteria umbilical pueden ocurrir como un evento temprano cuando existe compromiso fetal. Por esta razón, el ultrasonido Doppler utilizado en embarazos que presentan complicaciones como hipertensión arterial o retardo del crecimiento intrauterino, al proveer importante información sobre la fisiopatología, ayuda a mejorar los resultados obstetricos y reduce la mortalidad perinatal.
Revisión Sistemática
Ultrasonido Doppler para la valoración fetal en embarazos de alto riesgo
La lectura anormal del ultrasonido Doppler puede indicar un pobre pronóstico fetal. Es también posible que el ultrasonido Doppler pueda conducir equivocadamente a un parto pretérmino. Existe una revisión en base a once investigaciones clínicas aleatorizadas, cuyo objetivo fue evaluar los efectos del ultrasonido Doppler en los embarazos de alto riesgo ( especialmente aquellos complicados con hipertensión arterial o presunto retardo del crecimiento fetal intrauterino ), comparado con la no realización de ultrasonido, sobre los resultados obstétricos y fetales. Comparado con la no realización de ultrasonido, el ultrasonido Doppler en embarazos de alto riesgo se asoció con una tendencia a la reducción de las muertes perinatales de un 29 % ( riesgo relativo 0.71, intervalo de confianza 95 %, 0.50 - 1.01 ). También se asoció con un 17 % menos de inducciones del trabajo de parto ( riesgo relativo 0.83, intervalo de confianza 95 %, 0.74 - 0.93 ) y con un 44 % de admisiones hospitalarias ( riesgo relativo 0.56, intervalo de confianza 95 %, 0.43 - 0.72 ), sin presentar efectos adversos. No se encontraron diferencias en cuanto a la existencia de sufrimiento fetal en el trabajo de parto ( riesgo relativo 0.81, intervalo de confianza 95 %, 0.59 - 1.13 ) o en cuanto al nacimiento por cesárea ( riesgo relativo 0.94, intervalo de confianza 95 %, 0.82 - 1.06 ). La conclusión de esta revisión es que el uso de ultrasonido Doppler en los embarazos de alto riesgo parece mejorar los resultados obstétricos y promete ser una ayuda para reducir la mortalidad perinatal.
Neilson JP, Alfirevic Z. Doppler ultrasound for fetal assessment in high risk pregnancies ( Cochrane Review ). In : The Cochrane Library, 3, 2001. Oxford: Update Software.
--------------------------------------------------------------------------------
Existe fuerte evidencia de que la suplementación con hierro durante el embarazo mantiene los niveles de hierro y de glóbulos rojos.
A medida que el embarazo avanza, la mayoría de las mujeres presentan cambios hematológicos que sugieren déficit de hierro y anemia. La demanda de hierro aumenta para cubrir las necesidades del feto, la placenta y la masa roja. Aunque este aumento de la demanda es parcialmente cubierto por la ausencia de pérdida menstrual y por una mejor absorción del hierro, en los países en vías de desarrollo el aporte de hierro en la dieta no llega a satisfacer todas las necesidades. Existe una revisión que muestra que la suplementación con hierro previene los bajos niveles de hierro al nacimiento.
Revisión Sistemática
Suplementación con hierro en el embarazo
La anemia en el embarazo es un importante problema de salud en países en vías de desarrollo donde a los factores nutricionales se suman otros como la malaria y las infecciones parasitarias que contribuyen a aumentar la morbilidad y mortalidad materna y perinatal. Existe una revisión que incluyo veinte investigaciones clínicas aleatorizadas, cuyo objetivo fue evaluar los efectos de la suplementación con hierro sobre parámetros hematològicos, bioquímicos, y otros resultados del embarazo.
La conclusión de esta revisión es que la suplementación con hierro parece prevenir los bajos niveles de hemoglobina al nacimiento y en las seis semanas postparto.
La suplementación con hierro elevó o mantuvo los niveles de ferritina en suero cerca de los 10 miligramos por litro. Esto resultó en una substancial reducción en el número de mujeres con niveles de hemoglobina por debajo de 10 o 10.5 gramos al final del embarazo. La suplementación con hierro sin embargo no tuvo efectos detectables o substantivos sobre otros resultados maternos o fetales.
La suplementación con hierro parece prevenir entonces los bajos niveles de hemoglobina al nacimiento y en las seis semanas postparto. Hay pocos datos procedentes de comunidades donde la deficiencia de hierro es común y la anemia es un serio problema de salud.
Mahomed K. Iron supplementation in pregnancy (Cochrane Review). In: The Cochrane Library, 1, 2001. Oxford: Update Software.
--------------------------------------------------------------------------------
La suplementación materna con yodo en áreas con bajos niveles del mismo ayuda a reducir la incidencia de mortalidad infantil, anormalidades físicas y deterioro intelectual.
El déficit de yodo es causa de retardo mental en el mundo y aunque existen países que han solucionado esta condición aún existen regiones donde la prevalencia de cretinismo endémico alcanza un 3-15% . La suplementación con yodo puede realizarse ya sea yodando (con yoduro de potasio) la sal, té, pan, o suplementando con yodo oral o inyectable. Si bien se considera que la suplementación con yodo es inocua existe la posibilidad que altas dosis de yodo tengan un efecto supresor en la función tiroidea materna.
Revisión Sistemática
Suplementación materna con yodo en áreas de deficiencia
La deficiencia de yodo es una de las causas principales que se pueden prevenir de deterioro intelectual en el mundo. Aunque la suplementación con yodo es generalmente considerada segura, existe la posibilidad de que a muy altas dosis de yodo se pueda suprimir la función tiroidea materna. Existe una revisión que incluyó tres investigaciones clínicas aleatorizadas, cuyo objetivo fue evaluar los efectos de la suplementación con yodo antes o durante el embarazo en áreas con deficiencia de yodo.
En dos de las investigaciones la suplementación con yodo se asoció con una reducción estadísticamente significativa en la mortalidad infantil ( riesgo relativo 0.71, intervalo de confianza 95 %, 0.56 - 0.90 ). La suplementación con yodo también se asoció con una disminución en la prevalencia de cretinismo endémico ( riesgo relativo 0.27, intervalo de confianza 95 %, 0.12 - 0.60 ), y un mejor score de desarrollo psicomotor entre los cuatro y los veinticinco meses de edad.
La suplementación con yodo en una población con altos niveles de cretinismo endémico resulta en una importante reducción en la incidencia de esta condición, sin aparentes efectos adversos.
Mahomed K, Gülmezoglu AM. Maternal iodine supplements in areas of deficiency (Cochrane Review). In: The Cochrane Library, 1, 2001. Oxford: Update Software.
--------------------------------------------------------------------------------
Disminuir el número de visitas prenatales de rutina no expone a problemas de salud a la mujer embarazada o a su hijo, pero puede reducir la satisfacción de la mujer con los cuidados.
Los programas de control prenatal como se practican actualmente se han desarrollado sin evidencia científica sobre cuántos controles son en realidad necesarios o útiles. Estos controles prenatales pueden ser proporcionados tanto por parteras, médicos generales o especialistas ( Gineco -obstetra). Esta revisión encontró que pueden obtenerse buenos resultados materno-perinatales con menos visitas prenatales ( en embarazos de bajo riesgo ), pero esto podría reducir la satisfacción materna con dichos cuidados.
Revisión Sistemática
Patrones de control prenatal rutinario para embarazos de bajo riesgo.
Ha sido sugerido que la reducción en el número total de controles prenatales dirigidos a las mujeres con embarazos de bajo riesgo, puede ser tan efectiva como los modelos standard de control prenatal. Existe una revisión que incluyó diez investigaciones clínicas aleatorizadas, cuyo objetivo fue evaluar los efectos de los programas de control prenatal para embarazos de bajo riesgo. Siete estudios evaluaron el número de visitas prenatales, y tres evaluaron el tipo de cuidado proporcionado. La reducción en el número de visitas prenatales no se asoció con un aumento de ningún resultado negativo materno o perinatal. Sin embargo, los estudios en países desarrollados sugieren que las madres pueden estar menos satisfechas con la reducción en el número de controles prenatales . Los cuidados antenatales proporcionados por partera o médico general fueron similares en términos de efectividad clínica y percepción de la mujer de buena atención, con respecto a los cuidados antenatales llevados a cabo por un Obstetra -Ginecólogo. En conclusión, la reducción en el número de controles prenatales para los embarazos de bajo riesgo podría implementarse sin un aumento de resultados adversos maternos o perinatales.
Respuesta
1
El yodo efectivamente se ha utilizado como medio para disminuir de peso. La idea era que los pacientes con obesidad presentaban una deficiencia en la función tiroidea o que se estimulara la tiroides para adelgazar. En cualquier caso el efecto del yodo tiene dos vertientes.
En la primera incrementaría la función tiroidea provocando lo que se conoce como hipertridoidismo y a dosis mayores provocaría un bloqueo de la función por lo que al final podría llevar al efecto contrario es decir al hipotiroidismo (una función tiroidea disminuida)
Si no hubo mafestaciones de intoxicación aguda en su momento es posible que una vez que dejaste de tomarlo lo eliminaste y todo esta en la normalidad. En todo caso para estar segura que no hubo ninguna complicación con la función tiroidea podrías realizarte unas pruebas de su función.
La aseveración de lesión enla matriz carece a todas luces de sustento científico.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas