Sobre hitler

¿Qué clase de enfermedades psicológicas tenia hitler? ¿O nunca se sabrá con certeza?
1

1 Respuesta

1.425 pts. Soy estudiante de psicología y librepensador en materia...
Es difícil pensar en los conflictos de una persona como Hitler intentando además clasificarlos en "tipo de enfermedades". Stekel, uno de los primeros discípulos de Freud tenía un concepto interesante como para considerarlo: "la gran misión heroica"; propia de los neuróticos de tendencia obsesiva. Fue una persona dominada por diversas tendencias contrapuestas. En Hitler tenemos al joven y "mediocre" pintor de acuarelas, al líder carismático, al muchacho enfermo e introvertido que deambulaba por los bares buscando el favor de algún señor mayor, el joven administrativo, aprendiz de usurero, y aquel joven seducido por la lectura de lo oculto... Hasta donde he leído de la familia, se que su apellido original (Hiedler)tiene cierta ascendencia que se supone judía, la familia en sí, estaba sometida a la tiranía de un abuelo. Y lo rodeaba, desde siempre un marco de pobreza. Por otro lado es difícil desde ese entorno (que he intentado fragmentariamente reconstruir) pensar a una persona que según cuentan los allegados era capaz de transformarse a la hora de improvisar un discurso y realizar una verdadera metamorfosis desde un hombre de perfil bajo y retraído al gran líder fascinante. ¿Cómo considerar entonces a Hitler entonces? A mi manera de ver, hay dos tendencias básicas a tener en cuenta: por un lado, la tendencia artística-mística (una vez en el poder jamás dejó de consultar a sus astrólogos)y la tendencia de la realidad (la miseria, la rudeza de su abuelo y la cuestión de la especulación). Ambas tendencias se funden en una concepción catastrófica de la vida, catastrófica y degradada. (La degradación viene de la concepción artística-ideal a la concepción desde la lectura "infantil" de la realidad digamos objetiva). Si hay un afecto dominante en Hitler es el miedo. Miedo a la degradación, miedo a lo que pueden hacer de él. Miedo a lo que lo rodea, por lo tanto, y teniendo en cuenta que el mecanismo básico de defensa de él, es la proyección, se podría pensar como una persona que alterna entre la paranoia y la megalomanía. Digo podría, porque a mi manera de ver, la precariedad simbólica de este sujeto, le impide incluso formalizar un delirio paranoico típico. La remisión de sus enfermedades al registro real, le hace caer de la imaginería necesaria para poder producirlo. Justamente por eso, recae su "venganza" (repudio a los objetos que lo atemorizan) sobre objetos reales y no sobre objetos imaginarios... en fin.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas