Maestro de pueblo

No se a quien acudir con esta pregunta, si usted no me la puede responder me gustaría que me orientara sobre donde conseguir la información que necesito.
Necesito saber que estudios necesitaba una persona para ser maestro de escuela en un pueblo pequeño a mediados del sigloXIX (si necesitaban estudios universitarios o simplemente era el que más sabía del pueblo al que hacían maestro...).
1

1 respuesta

Respuesta
1
Si esperas un par de días, puedo documentarme, tengo la información pero no la tengo accesible ahora
Este siglo, como casi todos en la historia de España es bastante tumultuoso y en educación más, si bien hay que decir que en este tema la historia de España es un erial salpicado de alguna buena intención y nulos desarrollos. Comienza el siglo con importantes movimientos que se identifican en el informe Quintana, un intento de sacar la educación del marasmo en que se encontraba y que se plasma en la constitución de 1812, de corte liberal. Estos piensan que la decadencia española se combate con ilustración, por lo que le dedican el titulo IX . Donde se obliga a establecer escuela en todos los pueblos de la monarquía donde se enseñe a leer, escribir, contar y el catecismo (católico, claro)Es el primer mandato de universalizar la educación primaria (no había casi escuelas públicas). Programa que en el momento de su redacción ya se sabia utópico (la hacienda pública estaba en banca rota). La vuelta al absolutismo supuso la derogación de tan buenas liberales y progresistas intenciones y la devolución de la educación primaria a manos de la iglesia, y en un decreto de 1815, Fernando VII alegando la insuficiencia del erario publico, dispone que se encarguen de la educación primaria los muchos conventos de las ordenes religiosas repartidos por mi reino (con férrea disciplina y absolutismo integrista).
Sigue el siglo con las alternancias de progresistas y absolutistas, constitución de 1820... etc podemos decir que es un "para adelante-patras" continuo y como consecuencia la educación sigue mayoritariamente en manos de la iglesia y de los caciques, educando por un lado siervos obedientes y por otro señoritos mandantes. La educación totalmente desprovista de su carácter democrático y como instrumento de poder y sumisión de clases. Los maestros, en 1836 el plan del Duque de Rivas establece que se formaran en la escuela normal de Madrid (se accede desde primaria) y deben tener 20 años cumplidos. Pero para ejercer en la privada no se exige otra cosa que los 20 años cumplidos (no había que poner impedimentos a la iglesia)y eso si un certificado de buena conducta, los ayuntamientos deben proveer edificio para la escuela, casa de maestro y su sueldo (literalmente se morían de hambre hasta 1900 en que el estado central asumió el pago de sus sueldos) Con la frase de Unamuno "La legislación española fue un continuo tejer y detejer la tela de Penélope", llegamos a la mítica ley Moyano de 1857 que en lo esencial duró más de 100 años. Define la enseñanza primaria en elemental ( hasta 9 años( y superior (hasta los 12), la primera obligatoria y gratuita para pobres (con certificado de pobreza del párroco y visada por el alcalde). Los maestros se formarán en las escuelas normales de cada capital de provincia (desde primaria). Los estudios de magisterio no se consideran enseñanza superior, sino profesional (eran estudios superiores, ingeniero de minas, montes caminos canales y puertos Bellas artes y notariado) (eran estudios profesionales veterinaria, profesores mercantiles maestros de obras y maestros). Para ejercer de maestros se necesitan 20 años cumplidos y titulo, excepto a los que ejerzan en escuelas incompletas y a los maestros de párvulos, que solo necesitan certificado de aptitud y moralidad, hay cuatro clases de maestros, a los que se accede por antigüedad y que supone ejercer en pueblos más grandes y cobrar más (yo aun conocí unas oposiciones que se llamaban a diezmilistas (a ciudades de más de 10.000 habitantes, en 1980). Eso si sobre todo este cotarro tenía derecho de inspección la Iglesia (católica claro)"artículo 295 Las autoridades civiles y académicas cuidarán,..., de que ni en los establecimientos públicos ni en los privados se ponga impedimento a los reverendos obispos y demás prelados, encargados de velar por la pureza de la doctrina, de la fe y de las costumbres y sobre la educación religiosa de la juventud"
Datos: de 1810 a 1860 se pasa de 94% de analfabetos a 74%. (Magro logro)
El sueldo de maestro era paupérrimo y se veía complementado por los pagos de alumnos que podían hacerlo, tanto en metálico (casi nadie) como en especie, (comida, carbón, etc).
Si quieres ampliar información te recomiendo el libro "Educación e ideología de la España contemporánea" Editorial Labor. De Manuel de Puelles Benítez, está agotado pero lo encontrarás en cualquier biblioteca.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas