Agresión

Hola, buenos días, me podría decir por favor, si mi amiga que utilizo una cámara video para gravar una agresión por parte de la ninera hacia los ninos, si podría utilizarla para denunciarla, porque no es una grabación autorizada, y decías otros amigos que esta pisando la intimidad de esa,, tía,, / ¿serán nulas estas grabaciones presentadas en el juzgado?
Que nos ayude por favor
Gracias

1 Respuesta

Respuesta
1
Un vídeo permite detener a una niñera maltratadora en Madrid
El tío de unos trillizos grabó las agresiones al sospechar de la mujer
Un vídeo casero realizado por un familiar ha permitido confirmar los malos tratos que una mujer de 35 años infligía a los trillizos de dos años y medio que cuidaba en una casa a las afueras de Madrid. Las imágenes muestran cómo la mujer, de nacionalidad ecuatoriana y que fue detenida por la Guardia Civil, golpeaba repetidas veces en la cabeza a los pequeños y los arroja de forma violenta contra el suelo.
Según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos (Madrid), la detención de esta mujer, que pasó ya a disposición judicial, se produjo el pasado 18 de agosto después de que los padres de los niños interpusieran cinco días antes una denuncia por malos tratos contra ella. Los hechos se produjeron en una residencia de verano que la familia tiene en Billar del Olmo.
Como la familia ya sospechaba de la niñera, un tío de los niños --cuyos padres se encontraban de viaje-- grabó en vídeo las imágenes mientras la cuidadora les daba de cenar en el jardín de la vivienda. En esas imágenes, que fueron emitidas ayer por Telemadrid, se ve cómo la mujer y los niños están sentados en torno a una mesa en el jardín. La mujer agarra violentamente del brazo a uno de los pequeños y lo arrastra por el jardín hasta que le arroja por un desnivel, lo que provoca que el niño caiga al suelo, que está lleno de piedras. Esta misma acción la repite con otro de los hermanos, al que también arroja por el desnivel. La siguiente imagen muestra a la cuidadora golpeando repetidas veces la cabeza de la niña mientras grita a los pequeños e incluso se burla de ellos imitando su llanto.
La abuela de los niños explicó a Telemadrid que la familia ha decidido dar a conocer estos hechos y difundir las imágenes para evitar que este tipo de sucesos puedan volver a repetirse. Añadió que antes de la detención de la cuidadora, los menores se quejaban de dolores de cabeza. La educadora de la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Las Rozas, Dolores Pérez, explicó que su equipo se ha puesto en contacto con la familia para ofrecerles su ayuda. Añadió que los niños parecen haber superado el trauma.
Una joven denuncia a la ex niñera de sus hijos por agredirle y cortarle en los antebrazos
Una madre de familia ha denunciado a su ex empleada de hogar por agresión tras sufrir diversos cortes en los antebrazos y el cuello y una lesión en el hombro en el transcurso de un enfrentamiento por al pago de un día de jornada y después de que la trabajadora se refiriera a sus hijos como «tres putos niños negros». La joven zamorana, que denegó el pago «porque ya estaba despedida y se había cogido un día libre sin permiso», ha cursado también una denuncia por amenazas a la empleada, de origen colombiano, porque «me dijo bien claro que me iba a rajar y que sabía por dónde andaban mis hijos». La mujer teme, no ya que su agresora pueda cumplir personalmente sus amenazas, ¿sino qué «alguno de sus amigos me siga y me dé una puñalada por la espalda? Es una persona muy peligrosa y me da pánico que se ponga a trabajar con otros niños. Otras familias deben saberlo para que no la contraten».
Ni la policía ni los médicos han podido determinar con qué objeto punzante pudo haberle causado la trabajadora las múltiples y pequeñas heridas en los brazos, un objeto que ni la joven zamorana ni las personas que presenciaron el incidente vieron en ningún momento entre sus manos. La víctima tuvo que acudir al hospital Virgen de la Concha porque sangraba abundantemente y los cortes le impiden desarrollar con normalidad las actividades diarias. «Ha venido a hacer daño, si no, por 20 euros que supone un día de trabajo, vienes por las buenas». El altercado se produjo cuando la empleada de hogar, que había estado interna en la casa durante un mes con una buena relación, acudió a la vivienda familiar tras haberse despedido el día 18 para exigir el pago del 19 que a juicio de su jefa «no le correspondía porque ya no estaba contratada y se quedó aquí hasta el día 20 por la mañana porque le vino bien».
La zamorana -que prefiere preservar su identidad por miedo- explicó a su ex empleada que «como se había cogido libre la fiesta del Pilar» a pesar de que se lo había denegado el mismo día, porque «tuve que ir a urgencias, estaba enferma, con 40 de fiebre, sin poder tomar antibióticos porque soy alérgica, y el médico mandó reposo absoluto. Me quedé en la cama y sin
Poder atender a los niños». No obstante, la empleada se fue ese día hacia las doce de la mañana, sin avisarla: «abandonó a mis tres hijos», con el riesgo que ello supone al tratarse de menores de edad y un bebé. La joven se dio cuenta de que sus niños estaban solos cuando escuchó llorar al pequeño insistentemente y se levantó de la cama para ver qué ocurría, «me encontré a mi hijo mayor con el niño en brazos y al de cuatro años también llorando porque les había dejado solos». Cuando la llamó por teléfono, «estaba comiendo en Toro con una amiga», le recriminó su conducta. Al día siguiente, discutieron por lo ocurrido, «le dije que eso no se hacía», la empleada le comunicó su intención de dejar la casa el día 18, cuando cumplía su contrato, «le pagué los 600 euros y se fue el día 20».
El miércoles, día 24, la joven recibió una llamada por teléfono, que comenzó en un buen tono, «me preguntó qué tal estaba», y terminó con amenazas después de que la ex empleada le exigiera el pago del día 19, «le dije que no se lo iba a pagar porque el día del Pilar se lo tomó libre. Me empezó a decir que era una sinvergüenza, que era su día y que vendría al día siguiente a mi casa acompañada y que le iba a pagar de una forma u otra». Cumplió su amenaza y se presentó hacia las 12.30 horas en el domicilio de la zamorana con otra mujer. La negativa a pagarle, «porque había abandonado a mis niños», provocó que la trabajadora le comenzara a insultar, « como vio que yo no me inmutaba, me dijo "o sea, ¿que no me vas a pagar encima de haber tenido que cuidar a tres putos niños negros?"». Fue entonces cuando la joven zamorana se sintió verdaderamente ofendida y no pudo contenerse «como cualquier madre, la empujé contra la pared; ella me tiró al suelo», lo que le ha provocado contusiones en el hombro, en el oído y en la cabeza porque «me caí hacia atrás y me dí contra el ascensor».
La siguiente escena fue una batalla campal, reconoce la joven: ni su madre y la nueva empleada de hogar, ni la amiga de la mujer colombiana pudieron calmarlas en casi diez minutos. «Yo cada vez que me acercaba a ella notaba que los brazos me ardían», recuerda la víctima. Los cortes se parecen a los causados por puños americanos, pero nadie puede precisarlo. La pelea terminó cuando se cansaron. Una vecina llamó a la Policía Nacional.
«En Zamora hay mucho racismo, a mis hijos les han llegado a llamar monos»
La mujer, natural de Zamora, que vive desde hace diez años en Nueva York, se había trasladado a la provincia «para pasar una temporada» con sus tres hijos de seis meses, cuatro y ocho años, «pensando que Zamora era tranquila y mira». Ahora se plantea regresar a Estados Unidos tras el incidente porque «estoy aterrada, no me quedo sola en casa, siempre hay alguien conmigo. Ella sabe que mi marido no está aquí, mi horario, que estoy enferma, ¿dónde juegan mis hijos?» Y no tiene dudas de que la mujer, de 40 años, pueda cumplir sus amenazas. «A ellos, a los latinoamericanos no se les puede agredir, salen por la tele sus agresiones; ¿Pero ellos?»
No se explica la reacción desproporcionada de una persona que durante el mes que trabajó como interna en su casa «fue una más de la familia; era muy maja, sólo que tenía que estar un poco encima de ella porque era un poco vaga. Pero tiene dos caras».
Además de asustada por lo ocurrido se muestra decepcionada por el trato que han recibido sus hijos por ser mulatos en el mes y medio que llevan viviendo en la tierra de su madre. «Una vez tuvimos que irnos de la una terraza porque empezaron a llamarles monos y a decir "¿les tiramos un plátano?"». También les han silbado. Esta joven zamorana, inmigrante en Estados Unidos, ha sentido en su propia persona y en su ciudad lo que es «el racismo, que no pensé que en Zamora fuera tanto, por parte de jóvenes y de mayores, de todas las edades y no lo entiendo porque mis hijos son personas. Ya tengo ganas de irme». La gota que ha colmado el vaso ha sido el incidente con la mujer que contrató para ayudarla con los niños.
? Es decir que la puede llevar al juzgado, la prueba y sera admitida, ¿para qué esta sra. pague lo suyo?
Gracias
Claro que si que se le puede llevar al juzgado y la prueba seria admitida porque ya han habido ya muchos casos de maltrato de niñeras a menores y después se les ha llevado a juicio prueba de ellos es el primer articulo que te he facilitado sobre el video en madrid pero la respuesta es si y si tienes videos para poder demostrarlo mucho mejor

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas