Necesito información sobre mi problema sexual

El problema consiste en que solo llego al orgasmo con mi marido, con penetración, y estando yo arriba (sobre él). Nunca lo he conseguido sola ni con otros hombres, ni en otras posturas. Este tema ya llega a preocuparme, y me he planteado acudir a un psicólogo.
1

1 Respuesta

332.825 pts.
Pues si es solo por eso, no pierda el tiempo, es muy frecuente y, además, no tiene nada de malo, ni de problemático y, mucho menos de patológico.
Vd. Alcanza el orgasmo, estando sobre él, por que de ese modo, controla perfectamente, la estimulación que recibe, de su partenaire, sobre la vulva y clítoris, de tal modo que, si invierten la posición, como no podrá controlar los estímulos, ni la frecuencia, ni la intensidad, perderá la posibilidad de la estimulación adecuada y por tanto, no alcanzará el orgasmo.
Seguramente no logra el orgasmo masturbándose, por una cuestión de practica, o de temor atávico, le han dicho que eso es feo, pecado, o caca, y en consecuencia su mente, está lejos de una relajación suficiente como para alcanzarlo.
La vagina es insensible, solo recibe la estimulación de plenitud (está llena o vacía), pero nada más.
Toda la sensibilidad se concentra en: la vulva, labios mayores y menores y clítoris y para "expertos" en el punto «G», en aquellas mujeres que es localizable y, sobre todo, sensible.
En consecuencia, para lograr el orgasmo, uno o muchos, en su caso, debe adoptar la posición superior, que, si lo sabe hacer, muchos se lo agradecerán, o por lo menos, su marido.
¡No le de más vueltas!, ¡No tiene sentido!.
¡Cuídese mucho!.
No pienso nada de lo que me ha dicho al respecto de la masturbación, no pienso que es nada malo, todo lo contrario, ni feo, ni nada parecido. Quizás el problema es que no sepa hacerlo o que me canse antes de conseguirlo.
La masturbación femenina es compleja, pues las posibilidades de estimulación son variadas, al revés que en los hombres los cuales solo tienen sensible el glande.
Desde las mamas, la cara interna de los muslos, el cuello, la orejas son lugares propicios para estimular la libido de una mujer.
La bañeras de hidromasaje son un recurso muy empleado por la extensión corporal donde una mujer puede recibir estímulos satisfactorios.
Centrándose en la vulva tanto los labios mayores como los menores son capaces de ser estimulados para recibir placer, antes de llegara a la estimulación directa del clítoris, sin embargo, la vagina y la penetración, incluso profunda, no es un lugar de especial sensibilidad, lo que sucede es que esa penetración profunda permite que la pelvis del hombre se frote contra la vulva y excite esta y roce el clítoris.
En la masturbación femenina, rara vez se recurre a introducir objetos en la vagina, pues saben que no mejoran las sensaciones, se limitan a acariciar la vulva.
También sobre la cama, boca a bajo con un cojín o muñeco frente la vulva, puede ser un procedimiento adecuado, si se encuentra el ritmo adecuado y la consistencia del cojín.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas