La hija de mi novio.

Bien, pues mi problema, es la hija de mi novio. Nuestra relación es casi "perfecta", uno de los mayores problemas es el tema de su hija. Todavía no puedo hacerme a la idea.

Cada que me toca verla, coincidir con la niña todo se pone muy tenso, aunque, en ocasiones lo he podido llevar mas o menos bien. Rara vez salimos los tres, y trato de poner mi mejor cara, aunque cuando se le acerca exploto, no me gusta mucho, y eso me hace ser mala persona, pero no lo puedo evitar.

Yo a él lo amo muchísimo, pero últimamente hemos estado a punto de terminar por eso, siempre me dice que ya está cansado de eso.

Ya hemos planeado sobre nuestro futuro, y siempre he pensado que el convivir pudiera ser mi cambio de parecer, pero a veces esas ideas como que se me olvidan y vuelvo otra vez a hacerlo mal, lo quiero sólo para mi.

Y no hay que olvidar el tema de la horrorosa ex, que ha querido meterse para mal a esta relación.

Lo amo mucho, pero no sé si pueda llegar a querer a la niña (el me lo pide mucho). Estoy loca?

1

1 Respuesta

54.150 pts. Expertos en análisis del comportamiento humano.

Loca como tal, ¿lo qué se define como una diagnóstico clínico? No.

Pero estás en medio de una relación que no te corresponde. Así lo ames como a tu propia vida, ese hombre jamás será totalmente tuyo porque ya tiene a la progenitora de dicha hija.

El problema viene cuando tu aceptas una relación con alguien que ya no puede comprometerse con alguien más y peor aún, él incita un problema mayúsculo en otra persona cuando no pudo mantener una relación estable después de mantener relaciones sexuales con otra persona (la madre de su hija). Es decir, aceptaste una relación con alguien totalmente disfuncional y crees que estas haciendo lo correcto desde entonces por ese "amor" que sientes.

Me temo que no podrías estar más equivocada y que el destino al que te diriges no solo es el fracaso de una relación importante para ti, sino que te estás asegurando en cada ocasión que sales con él tu infelicidad por todo el tiempo que dure esa relación.

Mi consejo profesional es que busques hombres sin compromisos previos y que no te dejes llevar por la ilusión de que es la única oportunidad sexual que te queda. Respeta las relaciones de otras personas, aunque sean fallidas, cuando una relación tiene descendencia, aunque no puedan soportarse después entre ellos, seguirán unidos aunque no lo deseen. Si tu te metes entre ellos, aunque seas invitada por el varón y creas que todo esta bien porque la sabiduría social así te lo indica, no tendrás posibilidades de ser feliz y estarás cometiendo adulterio, legal o no, emocionalmente lo es y tu no podrás obtener la felicidad plena con él.

Esa es la realidad. Pero tu puedes deformarla para tu conveniencia, aunque eso implique que solo te niegues observarla y la realidad te alcance después, cuando la miseria se haya apoderado de tu vida y hayas invertido tanta energía y tiempo que ya no podrás tener ninguna otra posibilidad con nadie más.

Suerte!

crees que las personas puedan cambiar?

Por supuesto!

Pero para hacerlo deben de saber cómo y aunque la persona llegara a ser totalmente diferente hay acciones del pasado que no pueden cambiarse.

Imagina a un asesino que tuvo una víctima, es condenado, se vuelve cristiano y al cabo de unos años es una persona completamente diferente, culta y respetable. Eso es genial! Pero no suficiente como para cambiar los hechos que no están dentro de él, como resucitara a la persona que mató.

Lo mismo pasa con él, aunque tuviese una guía perfecta y clara de cómo transformarse en otro hombre y que hiciera muchas cosas buenas el resto de su vida, eso no cambiará el hecho de que tiene una hija.

Las personas cambian, pero hay ciertos hechos, sobre todo externos, que no pueden ser cambiados una vez que fueron generados. Si lo que deseas es hallar una forma en que todo salga bien para ustedes dos, no existe tal. Tendrías que volver al pasado y evitar esa penetración para que la niña dejara de existir.

Lamentablemente no existe ninguna forma científica posible para obtener tu felicidad de por vida con él.

Mi consejo profesional sigue siendo el mismo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas