¿Cómo debería usar el móvil para que afectara lo mínimo posible mi salud?

He oído hablar mucho acerca de los inconvenientes que entrañan para la salud en general las ondas electromagnéticas, los campos que crean aparatos como el ordenador, el televisor y el móvil en especial, pero de verdad nadie me ha podido decir con certeza algo concreto. Por eso me pregunto como debería ser el uso del móvil para que perjudicara lo menos posible.
También sobre el micro ondas, querría saber si hay algunos materiales que no deban usarse en estos aparatos ademas de todo lo que sea metálico y si realmente son también peligrosos para a salud.
5

5 respuestas

Respuesta
15
La radiación electromagnética se puede clasificar en dos grupos según su interacción con la materia a nivel atómico, radiación no ionizante y radiación ionizante.
(1) La radiación no ionizante es aquella cuyos fotones no tienen suficiente energía como para arrancar electrones de los átomos en los que inciden. Produce un efecto térmico en la superficie irradiada, consistente en un aumento de su temperatura, debido al movimiento que adquieren los electrones de los átomos que la forman.
(2) La radiación ionizante es aquella cuyos fotones tienen suficiente energía como para arrancar electrones de los átomos en los que inciden. Produce cambios químicos en el material el que impacta, por lo que llegar a ser mucho más perjudicial en organismos vivos.
Generalmente se considera que la radiación electromagnética de frecuencias comprendidas desde continua hasta el umbral superior de la luz visible (0 Hz a 750 THz) se trata de radiación no ionizante. En particular, la radiación electromagnética producida por la práctica totalidad de equipos de radiocomunicación (3 Hz a 300 GHz) se trata de radiación no ionizante.
Los dispositivos de telefonía celular trabajan en la banda UHF (300 MHz a 3 GHz), por tanto se considera que su radiación es no ionizante, prodciendo un efecto térmico en la superficie irradiada. Para minimizar el efecto térmico sobre el cuerpo humano de un terminal de telefonía móvil se pueden tomar varias medidas:
(1) Alejar la antena del cuerpo, utilizando por ejemplo dispositivos de manos libres. El hecho de alejar ligeramente una fuente de radiación cercana produce una disminución drástica de la densidad superficial de potencia incidente.
(2) Utilizar el teléfono móvil en una zona de buena cobertura. Los terminales de telefonía móvil están preparados para ajustar su potencia de transmisión dependiendo del nivel de señal que requiera la estación base. Cuando la cobertura es buena, el móvil necesitrá transmitir una potencia menor para alcanzar el nivel de señal requerido en la estación base. La cobertura suele mejorar en exteriores, en zonas despejadas y en zonas cercanas a la estación base a la cual esté asociada el móvil. Como consecuencia ahorras batería.
(3) Tener el móvil alejado cuando no se usa. Los teléfonos móviles establecen contacto con la red del operador al que pertenecen con cierta periodicidad, aun cuando no se utilice para hacer llamadas, enviar o recibir mensajes.
Los hornos microondas emiten una radiación con una frecuencia de unos 2,4 GHz, por tanto se considera que su radiación es no ionizante, produciendo un efecto térmico, que es para lo que están diseñados. Su frecuencia de trabajo está muy próxima a la frecuencia de resonancia de las moléculas del agua, las cuales son agitadas por efecto de la radiación y en consecuencia se calienta la comida.
Un horno microondas en buen estado es seguro, sin embargo la exposición directa a la radiación es muy peligrosa debido al efecto térmico que produce sobre el cuerpo humano. Se dice que afecta más gravemente a las partes del cuerpo con mayor concentración de agua y menor irrigación sanguínea, un experto en medicina nos podría indicar con precisión los efectos negativos sobre la salud.
Según he leído existen materiales plásticos que desprenden sustancias tóxicas al recibir radiación de un horno microondas, una búsqueda en la red o una pregunta a un experto en química te sacará de dudas.
Desde mi punto de vista la Wikipedia no es una fuente fiable, pero muchas veces vale para hacerse una idea, así que te paso algunos enlaces que te pueden resultar interesantes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Radiación_no_ionizante
http://es.wikipedia.org/wiki/Radiación_ionizante
http://es.wikipedia.org/wiki/Horno_microondas
El siguiente documento está alojado en el servidor de la OMS y contiene información acerca de los efectos sobre la salud de los campos electromagnéticos:
http://www.who.int/peh-emf/about/WhatisEMF/es/index.html
Y nada más, si tienes alguna duda o si necesitas más información no dudes en preguntar nuevamente.
Respuesta
2

He leído la respuesta que dieron a tu pregunta. Muy buena información, ¿sin embargo falta aclarar si las antenas que se utilizan para cubrir la señal de todos los celular es una radiación no ionizante? Además de todas las antenas que tenemos en nuestro hogar y alrededores. Es la pregunta que quedo sin responder, y me gustaría conocerla.

Respuesta
1

En efecto, todas son señales de radio en el mimo rango de freuencias, por lo tanto se trata de radiación no ionizante. En teoría la altura de las torres de transmisión hace que la intensidad a nivel del piso no sea peligrosa para la salud. Estamos hablando de que esas torres pueden transmitir 100 vatios o más. Tus equipos de radio domésticos están muy lejos de esos valores.

Respuesta
1

Os remito para una información muy contrastada la página de la Plataforma Estatal contra la Contraminación Electromagnética.

http://www.peccem.org/ 

Dentro está, entre otros informes, Bionitiative 2012, amparado por más de 1.600 estudios científicos.

Los campos electromagnéticos no se ven, pero son acumulativos y el riesgo sobre las personas existe.

No se va a parar el avance tecnológico, pero siempre teniendo en cuenta el principio de Precaución. Hay maneras de que el uso de estas tecnologías sean menos dañinas. Otra cosa, son los intereses de las compañías, que, por desgracia, no suelen coincidir con el del consumidor y ciudadano.

Respuesta

Aunque suene a perogrullo, lo mejor para evitar las radiaciones de los móviles es no usarlos. Conviene poner el volumen a tope, no ponerlos pegados a la oreja mientras se habla con ellos, y evitar los auriculares (usan el cable como antena). Otra buena práctica es no guardarlos en un bolsillo (nunca cerca del corazón), y no cargarlos cerca de la cama.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas