Sangre en la nariz

Buenas tengo una superpreguntaza, y es que cando estoy así medio resfriado, que tengo moquillo, a veces me sueno y me sale sangre por la nariz, incluso el otro día haciendo flexiones, cuando no podía más, me reventó. ¿Por qué puede ser?

1 respuesta

-1
Respuesta de
Uno de los problemas más aparatosos e impresionantes de las personas con sangrado, es la epistaxis, nombre científico que se da al sangrado de las fosas nasales. Siendo en la zona más visible del cuerpo como es la cara, y en la prominencia más notable de ésta, la nariz, su presentación es imposible de ocultar y obliga al paciente o a sus familiares a buscar una rápida solución al evento.
En realidad podemos afirmar que un alto porcentaje de los sangrados nasales no revisten un serio peligro para la vida del paciente. Pero esto no le quita el escándalo que provoca el cuadro.
Pueden ser muchas las causas que provoquen un sangrado nasal, entre varias clasificaciones encontramos una que se refiere a causas locales y generales. Hablando de las locales, tenemos que mencionar a las traumáticas. Ya bien sea por un golpe en la nariz, por irritación por cuerpo extraño, o lo que ha dado en llamarse el traumatismo digital, en referencia a aquellas personas que acostumbran a picarse con sus dedos la nariz o tratar de rascarse por dentro de la misma con sus uñas.
En su interior, la nariz se encuentra recubierta de mucosa, incluyendo al tabique y los cornetes. Algunos padecimientos pueden causar inflamación aguda de esta mucosa, que es rica en vascularización y por consiguiente favorecer sangrados. Es el caso de las infecciones en cualquier área de vías respiratorias superiores y de las alergias.
Otros padecimientos causan inflamación crónica de dicha mucosa, como la rinitis atrófica, la tuberculosis, la sífilis, el borde descarnado de la mucosa hemorrágica en el sitio de una perforación de tabique, la cual puede suceder por inhalación de sustancias químicas como el creciente consumo de cocaína en nuestra ciudad.
Raramente, pero también encontramos en las causas locales, las neoplasias (tumor maligno) o formaciones de tipo canceroso en la nariz o en la nasofaringe.
Entre las causas generales debemos incluir de manera preponderante la hipertensión arterial con cambios vasculares asociados, como en la arteriosclerosis, la cirrosis, la diabetes y la nefritis crónica. Puede decirse que en personas mayores la elevación de su presión arterial es la primer causa de sangrados nasales.
Otras enfermedades generales que debemos investigar en estos casos, son los problemas de la sangre y de los vasos sanguíneos, como leucemia, hemofilia, escorbuto y púrpura. O la fiebre reumática, cambios de tipo barométricos, la menstruación vicariante, o sea, el sangrado relacionado con factores de menstruación, obviamente solo presentado en mujeres.
Debemos mencionar que el sangrado nasal puede ser solo uno más de los signos y síntomas que se presentan en la etapa prodrómica (o sea, cuando se encuentran en la fase inicial) de enfermedades como la difteria, sarampión, varicela y fiebre escarlatina.
Podemos reconocer que el sangrado nasal es común en la infancia y adolescencia. Menos común en el adulto y rara en la lactancia. Cuando se presenta en el paciente anciano es un evento grave e importante, por lo que debe prestarse atención inmediata, ya que reviste mayor riesgo y puede ser muy grave.
Independientemente de la causa que dio origen a este padecimiento, lo primero que debemos hacer es detener el sangrado, porque en la actualidad, salvo que la hipertensión arterial sea muy elevada y el sangrado sea la única posibilidad de reducir la presión o el riesgo de accidente vascular de mayores consecuencias, no es conveniente dejar que un paciente siga sangrando.
En cualquier sangrado es mejor que su tratamiento lo efectúe un profesional con amplio conocimiento y manejo del área. Pero en cualquier momento, cualquier persona debe tomar en cuenta varias acciones que se sugieren tome a la b
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje