Tampón para dormir

Respuesta de
Usuario
Hola muy buenas, yo utilizo los tampones para todo mi periodo menstrual y el otro día hablando con una amiga me dijo que era malo para dormir y que es conveniente utilizar compresas. ¿Es eso cierto? Dice que se debe a que la menstruación al estar tumbada se retiene en tu interior utilizando tampón.
Gracias.
Experto
Los tampones son un sistema de protección e higiene femenina durante el
ciclo menstrual. Consisten en un cilindro de algodón con un cordón
cosido a él. Normalmente están recubiertos por un aplicador, que puede
ser de plástico o de cartón. El aplicador facilita la correcta
colocación del tampón en la vagina.
Independientemente de que el aplicador sea de plástico o de cartón, los
tampones son de algodón. El aplicador sirve para facilitar la inserción
del tampón.
Los tampones están fabricados con materiales absorbentes de origen
natural, como son el algodón y la celulosa. Prestigiosas universidades y
centros de investigación han realizado numerosos estudios comparando la
seguridad de los tampones con respecto a las compresas. Todos estos estudios concluyen que los tampones son tan seguros como otros métodos de protección menstrual.
Los estudios realizados han demostrado que las sustancias con
las que se fabrican los tampones, algodón y celulosa, no son tóxicas ni
alteran la flora bacteriana vaginal de la mujer sana.
Además
son compatibles dermatológicamente con la mucosa vaginal. Si utilizas
el tampón correctamente, retirándolo como máximo cada ocho horas y
practicando una higiene íntima correcta, el tampón nunca será motivo de
infecciones. Si padeces alguna infección vaginal por hongos u otros
agentes infecciosos coincidiendo con el período, consulta a tu médico
por si el uso del tampón pudiera resultarte incómodo o ser incompatible
con el tratamiento que necesitarán para combatir la infección.
El Síndrome de Shock Tóxico (SST) está causado por una toxina que produce una bacteria, el estafilococo aureus, que normalmente se encuentra en la nariz y en la vagina. Prácticamente todas las personas son colonizadas por esta bacteria a lo largo de su vida, de tal forma que el Síndrome de Shock Tóxico (SST) puede aparecer no sólo en mujeres, sino también en hombres y niños.
Existen muchos factores que intervienen en el desarrollo del Síndrome de Shock Tóxico (SST), y el uso de tampones puede ser uno de ellos. No obstante, la relación entre tampones y el síndrome no está aún bien definida. Existen estudios que apuntan a que el riesgo está asociado con la absorbencia del tampón. A mayor absorbencia, mayor riesgo. Por esto, es aconsejable que utilices siempre los tampones de menor absorbencia de acuerdo con tu flujo y que los cambies cada 4-8 horas. Más del 95% de las mujeres tienen anticuerpos; es decir, defensas, frente a estas toxinas.
El Síndrome de Shock Tóxico (SST) es tan raro que incluso muchos médicos no están suficientemente informados sobre esta enfermedad, y la mayoría no verán ningún caso durante toda su vida profesional. De hecho no se ha registrado ningún caso en España hasta la fecha. No obstante, es bueno que estés informada para que si fuera preciso tomes las precauciones necesarias. Para más información puedes consultar el folleto que se incluye en todas las cajas de tampones.
Después de cincuenta años de investigaciones y una profunda revisión de la bibliografía médica se ha llegado a la conclusión de que no existe ninguna evidencia de que los tampones tengan relación con ningún tipo de cáncer.
Los tampones no bloquean la salida del flujo menstrual. El tampón absorbe el flujo menstrual hasta llegar a la saturación de su capacidad de absorción. Una vez llegado este límite, el flujo restante continúa su salida por el canal vaginal.
Todos los tampones pueden dejar ocasionalmente fibras en la vagina después de su uso, especialmente durante los días de flujo menstrual escaso. Esto puede ocurrir si la mujer utiliza un tampón de mayor absorción de la que necesita o se cambia el tampón con demasiada frecuencia. No obstante, estudios clínicos han demostrado que no existe evidencia de que dichas fibras puedan causar efecto adverso alguno. Además, los procesos naturales de autolimpieza de la vagina expulsan rápidamente los restos de fibra que pudieran quedar tras el uso del tampón.
Elige la absorción adecuada a tu nivel de flujo según el día de la regla. Cambia el tampón cada 4-8 horas. Si no está totalmente manchado, elige una absorción menor.
Depndiendo de cúanas horas sueles dormir, es adecuado o no utilizar tampax, yo te recomiendo que por la noche utilices compresa, no es que sea más sano o menos que el tampón, pero si te da la seguridad de no tenerlo introducido más horas de las necesarias.
Y dile a tu amiga, jiji, sin ánimo de ofensa, que el echo de estar acostada no impide ni retiene tu flujo menstrual, lo único que ocurre es que no sale al exterior del cuerpo, no al exterior de tu útero, cosa muy distinta.virgi2
Usuario
Gracias por tu respuesta.