Respuesta de
a
Usuario
Hola soy eduardo de rosario argentina y trabajo de joyero, tengo un pequeño problema, quisiera saber como puedo hacer para separar el oro (lo más puro que se pueda) de un lingote que tiene oro, plata, cobre, paladio, y quizás platino se que con ácido nítrico se realiza una purificación pero me gustaría saber más sobre el proceso y como realizarlo, esperando una pronta respuesta, lo saludo y desde ya le doy las gracias.
Experto
Hola Eduardo, la verdad es que no estoy muy puesto en el tema de la joyería pero a lo mejor puedo guiarte someramente con los métodos de purificación del oro que a mi me constan.

Método 1) Con Ácido Nítrico
Debes fundir el oro con tres veces su masa en cobre y añade la aleación sobre una cuba de agua agitada para obtener las partículas en grano. Introduce estos granos en un matraz de vidrio colocándolo sobre un baño de arena y añade el ácido nítrico (50 %) caliente (cuidado porque la reacción es violenta y desprende vapores, así que asegúrate de que el matraz es bien grande). El oro queda al fondo del recipiente adquiriendo un color rojizo mientras que el cobre queda disuelto como nitrato. Finalmente puedes obtener el oro puro fundiéndolo en un crisol.

Método 2) Método seco.
Puedes emplear la copela (crisol para purificación de metales nobles en atmósfera oxidante por formación de óxidos de otros metales) que separará todos los metales excepto la plata, para la cuál es necesario fundir el oro con azufre o sulfuro de antimonio (la plata se puede recuperar fundiéndola con limaduras de hierro).

Un saludo.
Usuario
El método seco de refinado de oro no lo entiendo muy bien... pero el otro día se me ocurrió no hay algún método electrolítico... el agua regia ataca y disuelve que metales aparte del oro (este ganeral mente aliado con plata o cobre, ¿pero si en la aliacion hay paladio o platino?
Gracias desde ya
saludos
Experto
El agua regia disuelve tanto al oro como al paladio y al platino. Realmente sí existe un método de refinación electrolítico del oro que es útil (opinión personal) como complemento al método del ácido nítrico.
Vamos por partes. Una vez hallas empleado el ácido nítrico para separarlo del cobre si crees que en la muestra de oro hay impurezas de metales platiníferos (platino, paladio, osmio iridio, rodio o rutenio) tienes que volver a fundir el oro y mantener esta fusión durante al menos media hora para que estos metales platiníferos se depositen en la base del recipiente por su mayor densidad, sin alearse con el oro. Una vez pasado este tiempo, retiras el oro superior (debe estar limpio) dejando el residuo en la base del crisol que contendrá los metales platiníferos y restos de oro.

Este residuo lo devuelves a la fundición agregando plata fundida, que se aleará con el oro depositándose los metales platiníferos en el fondo (repite este paso varias veces añadiendo nuevas porciones de plata fundida, hasta que en la base te quede sólo la plata fundida con los metales platiníferos). Si te interesa sacar el platino y demás metales, puedes disolver la plata con ácido nítrico con lo que te quedarán los platiníferos como polvo negro.

Para separar el oro y la plata, el oro se disuelve en agua regia y la plata en ácido nítrico. El nitrato de plata se lava con agua caliente y se precipita con cloruro de sodio; agregando un poco de ácido sulfúrico se reduce en fierro, se funde con bórax y carbonato de sodio y el cloruro áurico se lava con agua caliente y se reduce con sulfato ferroso (purificación con nítrico; más abajo).

Ahora bien, los dos modos de refinación que he encontrado donde se obtiene la mayor pureza de oro son:

Refinación del oro por electrolisis
Antes de la operación es importante que te asegures de que no hay plomo, selenio, teluro, arsénico, antimonio y bismuto porque son perjudiciales.
La solución o electrolito está constituido por cloruro de oro. La solución puede contener 28 gramos de oro por litro.
El ánodo lo conforma el oro solamente purificado (método conocido, no refinado) de un décimo de pulgada en espesor.
El cátodo lo constituye una lámina de oro puro.
El voltaje de uso es de 1.7 voltios.
En 24 horas el oro se disolverá a una densidad de corriente de 30 amperios por pie cuadrado.
El oro se recoge en el cátodo y algo de oro con el lodo quedará en el ánodo.
Se limpia continuamente la superficie del ánodo para exponer más superficie y también se limpia el cátodo con dispositivos mecánicos con escobilla.
El oro acumulado se reúne y se funde dando una ley de 999 fino.

Refinación del oro con ácido nítrico
El oro con impurezas se vuelve a fundir aleando con la plata en dos veces su peso. Una vez fundida la aleación se granalla vaciando en agua fría, contenida en un cilindro metálico hasta la mitad de su altura.
En una olla de barro, bien recocido se hace hervir en ácido nítrico diluido del 15 al 20% hasta que desaparezcan las granallas de la aleación, cambiando el ácido diluido cuando se satura completamente, procediendo de igual forma hasta terminar con toda la carga y guardando el lodo en otros recipientes.
La solución o líquido de nitrato de plata se trasfiere a otro bidón, y tras de clarificarlo se precipita con la sal común o ácido clorhídrico.
Después de su lavado con agua caliente y fría, se reduce con sulfúrico y pedazos de fierro, se lava con agua caliente y fría, se seca y se funde.
Para recuperar el oro se reúne los lodos, se filtra y se lava con agua caliente y luego con agua fría y se disuelve con agua regia. Se precipita en sulfato ferroso; se vuelve a lavar y una vez secado se funde con bórax y cenizas de hueso.
El oro tendrá una ley de 990 a 999 de fino.

Un saludo.