Como apoyar a mi hijo gay sin ir en contra de mis valores cristianos

Necesito ayuda por medio sus opiniones a ver como puedo apoyar a mi hijo. Mi esposa y yo somos católicos desde pequeños, y hemos sido muy devotos todo el tiempo. Recientemente mi hijo nos contó que es gay y eso nos ha destrozado el corazón a mi y a mi esposa como no tienen idea. Amo a mi hijo y no quiero que sufra por nuestra culpa, por eso tratamos de no herirlo con comentarios de rechazo. La duda es cómo podemos ayudarlo sin herirlo, y a la vez sin faltar a nuestras creencias. En un futuro no me veo dándole un consejo de padre para que no termine con su novio, yendo a su boda, o estar involucrado en cualquier asunto asociado a una parejas homosexual donde tenga que participar activamente. Necesito de un consejo o varios.

10 respuestas

Respuesta
3

En primer lugar, Evita el rechazo y apoya a tu hijo

Esto no deben sentir que han perdido a su hijo por ser gay,

En segundo lugar, No prestes atención al qué dirán, En estos casos, dice el psicoterapeuta Howard, “antes de detenerte a pensar en lo que piensan los demás de tu hijo o nieto gay, entrégale todo el amor y la aceptación posible como familia”. Hay suficiente incomprensión en el mundo de hoy, agrega, así que lo que realmente importa es poner en práctica ese amor que se tiene por los hijos, para evitar futuras reacciones negativas, como aislamiento o depresión.

“La orientación sexual no cambia la esencia de las personas, lo importante es dirigir los esfuerzos a ser mejores seres humanos y no exclusivamente a la búsqueda de aceptación”, añade la psicóloga Orlandini.

En tercer lugar, usted debe de confiar plenamente en la persona de Jesucristo, que él es el único que puede ayudarle a salir delante de cualquier situación, porque sin el nada podemos hacer, si tan solo usted le permite a Dios, es decir usted debe invitar a Cristo que él sea su Señor y salvador de su vida personal, y de toda su casa. ¿Cómo puede hacerlo? Aceptando la invitación que Dios le hace. En el siguiente versículo 20 del capítulo 3 de Apocalipsis. Es una invitación amplia y general de parte del Señor Jesucristo, leamos:

20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. (Ap. 3:20)

Este es un hermoso cuadro del Señor Jesucristo, esperando, golpeando suavemente la puerta del corazón. Es una ilustración preciosa de la amorosa y tierna paciencia del Señor Jesucristo.

"Bueno, es que esa puerta es un cuadro del corazón humano. Él, Jesucristo está a la puerta y llama. Él se encuentra cerca de usted, y esta dispuesto para ayudarle, fortalecerle y guiarle a tomar decisiones sabias y correctas a la voluntad de Dios. Muchas gracias, por compartir con nosotros su Pregunta, que Dios le guarde siempre.

Respuesta
3

Es imposible ... el apoyo o la aseptacion de la homsexualidad en la Biblia o en la religión así como cualquier otro vicio esta condenada o y No justificada...

En fin la religión es una doctrina que se formó con mucho machismo... como sea es una doctrina ... que al igual que las leyes sociales las pueden cambiar si los cambios sociales lo sugieren...

Igual vas a ver que van a justificar eso que están viviendo en tu familia para no sentirse mal... etc...

Si tu hijo nació homosexual... no hay nada malo en eso... simplemente fue un capricho de la naturaleza ... tal vez una contaminación ambiental en los genes etc ... y tiene que aprender a vivir con eso. Sin ofender o influir en los demás a esa fin

Pero si "se hizo homosexual" ... si es malo...

Ya que por falta de apoyo familiar o influencias de arqueotipos irresponsables que se fomentan hoy... es así.. si deben solucionarlo...

Y ya no permitir que la homosexualidad sea una OPCIÓN...

Y se apoya como a cualquier persona con o sin problemas físicos o mentales...

Dándole apoyo... para que sea un ser humano de calidad y útil a esta sociedad para lograr realizarse como ser humano responsable.

MOPE

Respuesta
2

La Iglesia católica considera el comportamiento sexual humano dentro del ámbito del matrimonio y destinado de modo natural a la procreación. Sexo anal y homogenital son considerados pecaminosos ya que los actos sexuales, por naturaleza, son desde esta perspectiva unitivos, procreativos y de amor. Cabe señalar, sin embargo, que la Iglesia critica los actos homosexuales, no la condición de homosexualidad misma (por tanto, si bien el acto homosexual es pecado, el hecho de ser homosexual no lo es). La Iglesia también entiende que la complementariedad de los sexos es parte del plan de Dios.

Estas enseñanzas no están limitadas a la homosexualidad, sino que también son la premisa general para las prohibiciones católicas contra, por ejemplo, la fornicación y todas las otras formas de sexo que no persigan la procreación dentro del matrimonio, tales como la contracepción, el adulterio, la pornografía y la masturbación.

Al igual que ha ocurrido con la mayoría de las denominaciones cristianas, las enseñanzas oficiales con respecto a la homosexualidad han sido cuestionadas por católicos laicos, teólogos prominentes y clérigos ordenados de la alta jerarquía. A menudo, individuos que promueven formas de disidencia o discordancia con la posición oficial de la iglesia han sido retirados de sus posiciones de influencia, si estaban ordenados. De forma general, existe un cierto debate dentro de la Iglesia católica en cuanto a la importancia de la posición actual sobre la homosexualidad, algunos buscando su reforma, otros buscando su preservación.

El derecho canónico de la iglesia católica establece que:

Nadie está obligado a adherirse a la doctrina que indica que los actos homosexuales son pecaminosos, pero la libertad religiosa exige que se respete que algunos los consideren así. Eso sí, cualquier autor católico pedirá a las personas con tendencia homosexual que si no quieren creer en la capacidad de la Iglesia para juzgar de la moralidad de los actos homosexuales, al menos atiendan los argumentos de razón que se han dado en este sentido. No pocos rechazan los argumentos de razón que dan los autores católicos tachándolos de imposición de doctrinas religiosas a la sociedad, lo cual esconde una discriminación hacia esos autores, pues rechazan sus argumentos sin analizarlos por el mero hecho de que quienes los enuncian profesan una determinada confesión religiosa.


En una entrevista, el Papa Francisco (no encuentro la referencia) dijo que cada persona debe de actuar en estos temas de acuerdo a lo que su corazón y las enseñanzas recibidas les dicte, lo cual, desde mi punto de vista, es quitar toda la carga que Bendicto XVI impuso sobre el tema desde Juan Pablo II.

Respuesta
2

El amor no tiene que ver con la religión, tanto el amor a tu hijo, como el amor de tu hijo por su pareja.

Amar no puede ser malo, no sé si existe algún dios, pero si existe, no puede ser un dios bueno si niega el amor, si hace sentir culpa por un sentimiento que no controlamos.

Respuesta
1

Le saluda Lorena Diaz Sexóloga de Profesion...

Respecto al tema que usted plantea se debe evitar herir susceptibilidades de terceros en materia de religión principalmente. Sin embargo cabe señalar que la homosexualidad no es un transtorno mental ni una condición de pecado que obligue a dichos individuos a sentirse infimos vs una persona que predica calidad moral superior.

Si bien la Bíblia condena rotundamente y sin lugar a réplica a homosexuales y afeminados, también lo hace hacia personas alcohólicas, infieles, fornicarios (personas que practiquen relaciones sexuales antes del matrimonio), ladrones e incluso mujeres que se vistan con pantalones o que no se sujeten a sus maridos, y créame amigo que bajo estás leyes el 99.9% de la humanidad merecería el infierno. Debería entonces la iglesia replantear sus estatutos en cuanto a en cuáles se tiene tolerancia y en cuáles no y más bien encaminar a los feligreses en el camino de que Jesucristo el Mesías pago por todos esos pecados en la Cruz y alcanzamos su misericordia.

En cuanto a terapia a nivel familiar que es en donde podría yo amplear mi respuesta dado que conozco del tema quisiera apuntar lo siguiente...

1) Uno como individuo tiene derecho entre tantas cosas más a decidir a quien amar en relación pareja independientemente del sexo de dicha persona, también se tiene el derecho a no ser discriminado por ello. Por lo cual a usted cómo padre le compete el asunto de velar porque su hijo no lo sufra, ni si quiera de quién usted considere su líder espiritual llámese pastor o sacerdote

2) El descubrimiento, la aceptación y el anuncio en público de nuestras preferencias sexuales es un proceso largo y duro que de debe enfrentar como familia. Siempre recalco a mis pacientes que deben comprender y entender a sus familiares así como ellos piden ser comprendidos y entendidos porque el proceso lo atraviesan juntos

3) Lógicamente para usted es un tema nuevo al cuál recientemente se empieza a enfrentar, le ruego no piense ahora en cosas que tal vez ni si quiera están próximas como la boda de su hijo, para ello falta un tiempo y Seguro para esas alturas usted habrá vívido las experiencias necesarias para aceptarlo y vivir esa vida junto con su hijo. Se que ahora no puede con ello porque su mente no se ha despojado de tabúes, mitos, etc y créame que no es fácil hacerlo pero es tiempo de empezar a abrir nuestra mente

4) No sea egoísta, empiece por amar y aceptar a su hijo tal y como es. Los padres de los asesinos seriales seguro nunca dejaron de amar a sus hijos a pesar de todo, gracias al cielo usted no enfrenta una situación ni si quiera parecida, por lo tanto no maximize la gravedad del asunto por favor. Usted ya tuvo la oportunidad de vivir su vida, de acertar y de equivocarse, de seleccionar sus preferencias sexuales, su pareja y otras muchas cosas de las cuales usted no se vio ni condicionado ni obligado ni criticado al hacerlo. Hoy es tiempo de que su hijo tenga también esas mismas oportunidades, a usted cómo padre no le toca prohibirle ni corregirle, sino amarle y apoyarle esa es su única tarea porque su hijo no podrá por más que quiera fingir ser alguien que no es, lo único que pasará si usted se opone a el constantemente es que el se alejará de ustedes para continuar su vida y ser feliz, no creo que eso sea lo que usted quiere para su relación padre-hijo

Respuesta

Señor quiéralo¡ Y esté orgulloso de su hijo, es difícil, porque en Latinoamérica se sigue viendo con desprecio a estas personas´´el va a recibir mucho desprecio por parte de extraños o de conocidos... al menos que no lo reciba de ustedes, sus padres, tal como son un matrimonio Cristiano recuerden que el mensaje de Jesús fue:AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS, más aún a un hijo... Dios es Padre igual que usted ¿cree qué dejará de querernos o se apartará o avergonzará de nosotros por querer a alguien?'al contrario,solo se apartará de nosotros cuando dejemos de dar amor...un abrazo. Irene

Respuesta

Principios familiares y religiosos están en juego.

De acuerdo a mi experiencia religiosa, esta dice que hay que encaminar al hijo en la religión procurando que la profesen cuando estén adultos. Si usted ha venido instruyéndolo y aún así él se niega a profesar su religión y "quiere vivir su vida" usted debe pasar esa parte y entrar ahora en la parte de padre, en la que da a su hijo amor incondicional; a pesar de asistir a una boda gay, "o estar involucrado en cualquier asunto asociado a una parejas homosexual donde tenga que participar activamente".

Personalmente considero que si usted tiene esos sentimientos de "angustia" por el que dirán viéndolo apoyando a su hijo, entonces está poniendo en primer lugar a los demás y luego a su hijo. Entonces no hay amor del todo por su hijo.
Lo felicito sinceramente por buscar solución a su situación y preocuparse por su relación con su hijo.

Éxito :)

Respuesta

Yo soy cristiana y tengo amigos gays, todos somos hijos de dios y de Jesús, jamás leí nada de su palabra que no sea amar a todos por igual, tu hijo al igual que nosotros tiene un alma nacida de Dios y en Dios, por lo tanto has de quererlo y apoyarlo tal cual es, sea su condición sexual cualquiera que sea al igual que el color de sus ojos, es más, ahora te necesita más que nunca. Esto, también, es a veces, una prueba que dios pone en nuestro camino, para ser mejores cristianos y demostrar lo capaces que somos de dar amor incondicionalmente como lo hizo nuestro padre, tu hijo es tu ángel, enviado por el, amalo y respetalo como Jesús lo haría, esa es su palabra y obra aquí en el mundo. Un gran abrazo hermano.

Respuesta

Sinceramente, si pones por encima una religión antes que a tu hijo, es que tienes un serio problema.

¿Cómo que os rompió el corazón? ¿Qué barbaridad es esa?.

Yo no creo en Dios, y ninguna religión (secta) va a marcar mi vida.

Pero os respeto, y si de verdad crees en un Dios, no creo que este aborrezca a los homosexuales, son personas como tú y como yo, aman como tú y como yo, ¿qué más da con quien se acueste tu hijo? Lo importante es ser una buena persona, a mi me importa tres cojones con quien se acuesten los demás, los homosexuales valen lo mismo que yo.

Me parece increíble que un padre diga que se la ha roto el corazón al enterarse de que su hijo es gay, me parece algo tremendo.

Piénsalo, ¿qué escala de valores tienes? Porque mi familia, mis hijos son lo primero para mi, ¿y para ti?.. ¿Vas a hacer que tu hijo sufra por el que dirán?, ¿O por unas creencias?, mis hijos están por encima de todo, les quiero, y les respeto, mientras no hagan daño a nadie, que vivan su vida como quieran, yo solo quiero que mis hijos sean felices, lo demás me importa una mierda. ¿Qué es lo que quieres tú?.

Respuesta

Entiendo que están pasando por un momento muy difícil para ustedes que les genera un conflicto, por que no es la noticia con la que se esperaban encontrar y no es lo que como padres querían para su hijo.

El conflicto tiene que ver con que por un lado están sus creencias religiosas y por el otro tu hijo y su deseo de ser gay.

Es importante tener en cuenta que cuando una persona es gay pasa por situaciones muy difíciles que muchas veces tiene que ver con el propio autorechazo, con soledad y con el miedo a que los demás lo rechacen o incluso con el miedo a perder oportunidades por ser gay.

En muchos casos se sienten mal consigo mismos y con miedo a defraudar a sus padres y a la sociedad.

Por el otro lado están los padres y como se sienten frente a esta noticia, además de que así como un chico gay sale del closet, la familia o los padres deben pasar por este proceso de aceptación de que su hijo es gay y lo que esto les implica a nivel personal, familiar y social.

Tanto para el hijo como para los padres, son situaciones que pueden estar rodeadas de mucho dolor, impotencia y frustración. Además del no cumplimiento de las expectativas que se tenían, lo cual nuevamente produce dolor.

No son cosas fáciles y muchas veces se requiere del apoyo de un profesional.

En lo que mencionas en tu pregunta, estás centrado en situaciones futuras, en las que te dices a ti mismo que sucederán y que te serán difíciles de afrontar.

Y es cierto, pero es importante que antes de llegar a ese futuro se centren en el presente y en el proceso que implica poder aceptar esta situación y en el manejo de las emociones y los sentimientos que tienen todos ustedes frente a esta situación.

Si tratan de enfocarse en la empatía, el respeto y las necesidades que tiene tu hijo, tanto como las que tienen ustedes y cada uno intenta ponerse en el lugar del otro y ver las cosas desde la perspectiva del otro y como le afectan las cosas, hace que la situación sea más fácil de manejar.

La mejor manera de ayudar a tu hijo, es buscar que se acepte a si mismo, que se sienta bien con la elección que hace.

Además de poder reforzarle la seguridad y la confianza en si mismo, al igual que el sentimiento de valía o lo que es lo mismo, que se sienta valioso como persona y como ser humano.

Al igual que ayudarle a que pueda manejar las emociones y sentimientos que tiene con respecto a si mismo y a lo que esta situación le implica en su vida personal, familiar, social y laboral.

Por otro lado la mejor manera de ayudarse ustedes como padres es poder identificar, aceptar y manejar los sentimientos que tienen con respecto a la situación en si misma, hacia si hijo y hacia ustedes mismos.

Fortalecer la seguridad en si mismos y como padres además de manejar las emociones y los sentimientos que esta situación les implica a nivel personal, de pareja, familiar y social

Es importante tener en cuenta que todo esto es un proceso que deben enfrentar y que como todo proceso tendrá momentos mejores y momentos más difíciles.

Y que lo ideal es poder recordarle a tu hijo que lo quieren y lo aman por lo que es y por lo importante que es para ustedes, independientemente de que su preferencia sexual sea hacia las personas de su mismo sexo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas