Custodia compartida. Yo, padre, todos los fines de semana.

Les comento:

Padres, sin matrimonio de por medio. Dos hijos de 6 y 4 años. Viviendo en una vivienda de protección oficial.

Nos separamos. Decidimos que lo mejor es que sigan viviendo allí la madre y los niños. Yo me voy a alquiler a trabajar y vivir a una ciudad a media hora de distancia.

Firmado por el juez, paso una pensión de alimentos de 400 euros, (fue mutuo acuerdo). Eran casi 300 euros, pero con los gastos extra los dejamos en 400. Yo voy una tarde a la semana a verlos, y todos los viernes los recojo y los devuelvo el domingo. 70.000 kilómetros llevo hecho en 2 años valga como dato.

Es más, este año, para que mis hijos tengan más actividades, les doy 45 euros más (ya son 445 al mes). Ella no puede (parece que es cierto). Desgraciadamente no dispone de la ayuda familiar que yo dispongo. En fin, el dinero no sale de mí (algún día llegaré a fin de mes, que le vamos a hacer).

Casualmente, por circunstancias de catequesis de los sábados, ahora puedo salir una vez cada 15 días.

El caso es que no me he encontrado ningún caso como el mío. Y eso que he conocido muchísimos separadas/os en estos dos años. Incluso he tenido oportunidad incluso de convivir con una mujer durante un tiempo.

Quiero tiempo para mí. No sólo trabajo y fines de semana con mis hijos.

MI ex y yo nos llevamos bien. Mi intención es hablar con ella, pero ya me dijo que es lo que firmé.

Tendría que hablar con una abogado para revisión del convenio, supongo.

Mi pregunta es, ya que cuando firmé el convenio hace 2 años, lo hice por el bien mío y de mis hijos, pues estoy orgulloso de disfrutarlos todas las semanas, ¿veis factible un cambio de condiciones para, por ejemplo, disfrutar de al menos todos los viernes? ¿O un fin de semana al mes?

Por supuesto, las vacaciones, navidad y demás lo tenemos acordado sin problemas.

2

2 Respuestas

109.475 pts.

Yo te recomendaría pensar mucho este paso que te estás planteando. Como dices, no conoces otro caso similar al tuyo, y seguro que a muchos les gustaría.

Ahora con este acuerdo dices que hay armonía, que no hay especial problema. Y piensas en cambiar algo que parece que no le va a agradar a la madre, y que va a suponer un cambio en los hábitos de tus hijos, que incluso los puede llenar de tristeza al saber que no los quieres ir a buscar el viernes.

Tiempo para descansar lo puedes tener con tus hijos. Y seguro que ellos no te privan de nada de lo que sea bueno de verdad.

Es posible que si empezases no queriendo los viernes, luego tampoco querrías los sábados, por el cansancio, o por compromisos contraídos, etc. Me parece una pendiente peligrosa. Piensa, además, si podrías explicárselo a tus hijos en unos años.

Ya dices que ahora tienes un sábado de cada dos semanas gracias a unas catequesis. Bendito sea Dios. Dios tiene mil maneras de darte lo que te conviene. Yo te diría que tú hagas tu parte y cumplas con lo acordado de buenísima gana, y dando gracias a Dios. Estos años no vuelven. ¿Y te vas a perder la oportunidad de estar con estos dos angelotes? Educa a tus hijos como buenos católicos, que cumplan los Mandamientos de Dios, que frecuenten los Sacramentos, que antepongan el bien y la justicia a sus particulares conveniencias. Por supuesto que haciendo tú lo mismo. Te dejo lo siguiente para leer:

http://opinionestemasdeactualidad.blogspot.com.es/2016/09/aprovechar-la-vida-26-de-septiembre-de.html . Y lo mismo terminado, a partir de /, en 2015/06/aprovechar-la-propia-vida.html

y en /2016/06/al-hacer-el-bien.html

Gracias! 

Más bien lo que deseo es algún fin de semana para mí de vez en cuando para salir y poder compartirlo con alguns futura pareja. 

Dado que estás soltero, y por ejemplo la intención de casarte puede ser una intención legítima, dentro de un orden, que puede estar en el plan de Dios, te recomiendo siempre hacer las cosas como Dios manda, por supuesto que asumiendo tus obligaciones; así no te equivocas, y fomentas el amor de verdad. Si no se fomenta el amor de verdad, ya se sabe que dominan los intereses vanos y desordenados con las malas consecuencias de todo esto.

Tú procura estar en gracia de Dios, y que tu posible novia también lo esté. Quién sabe incluso si podría ser la madre de tus hijos, si también está soltera. Aunque, por supuesto, que al no estar casados no es obligatorio. Pero en ocasiones lo que podría haber crecido en el buen sentido no lo hace porque no se hacen las cosas bien de verdad, y entonces sin amor de verdad, cada uno se desvía hacia sus particulares intereses, surgiendo las desavenencias. Si uno está en gracia de Dios, y procura vivir el amor de verdad, evita estas desavenencias y puede ayudar al otro a crecer de verdad como persona, ocasionándole esto un bien a sí mismo, por supuesto.

20.625 pts.

No le veo inconveniente.

Si no podes arreglarlo con la madre de tus hijos, planteado ante el juez.

Slds

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas