Sobredotación intelectual y trastorno obsesivo

¡Hola!
Hace unos doce años me diagnosticaron neurosis obsesiva y he estado medicándome desde entonces. Actualmente tomo un comprimido de deanxit en el desayuno (es un medicamento muy suave, pero sin los efectos secundarios "matadores" de la mayoría de psicofármacos que he tomado) y trato de controlar mis obsesiones (no tengo compulsiones) con técnicas conductuales y mi permanente ansiedad con la práctica de ejercicios de relajación y meditación, en los que por desgracia no soy muy constante.
Recientemente he estado leyendo bastantes artículos sobre la superdotación intelectual y he comprobado, para mi sorpresa, que poseo muchas, por no decir todas, de las características que definen a los individuos superdotados, siendo una de ellas, el fracaso escolar, la que más me ha llamado la atención, ya que mi etapa en la Universidad fue un completo desastre (hasta entonces con estudiar la noche anterior al examen me llegaba para aprobar) y mi expediente académico de la Carrera roza el más espantoso ridículo, puesto que tardé más del doble de tiempo de lo que se considera normal para terminarla, pese a dedicar horas y horas al estudio, si bien achaco la tardanza a que mis continuas obsesiones y un cerebro "que va por libre" con fantasías me impedían concentrarme en los estudios, problemas que se han vuelto a repetir en unas oposiciones que he estado preparando y que, afortunadamente, he aprobado.
Mi preguntas, aunque complicadas, son: ¿Puede estar relacionado mi trastorno obsesivo con mi presunta sobredotación? Si es cierto que poseo una inteligencia superior ¿cómo puedo aprovecharla y así vencer la permanente abulia que me acompaña? ¿Cómo puedo descubrir si tengo algún talento (sinceramente, en lo único que creo que destaco es en mi sentido del humor y mi voracidad lectora)?
Podría hacer cientos (literalmente) de preguntas más, y creo que lo más indicado sería para ello la ayuda profesional pero si pudieras contestarme y desenrollar un poco la madeja de pensamientos que tengo tendrías mi más sincera gratitud.
1

1 respuesta

Respuesta
1
En un estudio clásico que duró más de cincuenta años, el estudio longitudinal de los niños genio de Stanford, realizado por Terman, se vio que muchos de ellos eran con el tiempo más altos y fuertes, tenían un rango de intereses mucho más amplio, habían publicado más obras literarias, y tenían profesiones de más estatus además de que seguían siendo más inteligentes. Pero ninguno de ellos se convirtió en un genio o en alguien destacado socialmente que se saliese mucho de la media. Ya Wechsler que creó los test más usados de inteligencia decía que el tener mucha inteligencia correlacionaba con el éxito pero que no llevaba al mismo ni mucho menos, puesto que no garantiza nada.
No se trata de creer que dado que tengo muchas de las características de los superds voy a o estoy obligado a triunfar, sino de probar cosas con humildad aprendiendo de quien lleva años dedicándose a ellas, ampliar nuestro rango de intereses probando aquí y allá para ver lo que se nos da bien o mal y trabajando muchísimo dado que no hay genio que no haya currado como un cabrón para llegar a su teoría. Por otra banda la definición de inteligencia no significa mucho dado que a menudo está definida en base a razonamiento abstracto y contaminado con expectativas culturales, no hay más que ver las escalas de los tests de Wechsler o del Terman-Merrill para darse cuenta, y a menudo no se tiene en cuenta que la inteligencia más grande quizá sea saber dedicarse a cosas que nos hagan felices y nos ayuden a adaptarnos a la vida y a querer a los demás y lograr que nos quieran...
En cuanto a la relación entre obsesión e inteligencia, pues nunca he visto ningún estudio serio sobre el tema así que yo no me fiaría de lo que lees por ahí sobre el tema.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas