¿Cuántos hijos tendré?

Hola, espero puedas ayudarme, quiero saber si puedes decirme cuántos hijos voy a tener mi fecha de nacimiento es 21/08/1983, y la de mi esposo es 01/12/1980. Gracias
1

1 respuesta

Respuesta
1
Estimada amiga yuri: Debo comunicarte que no soy un adivino o cosa que se le parezca, sin embargo, deseo y es mi deber ponerte sobre aviso de algunos temasde vital imporrtancia:
La inclinación espiritual del hombre lo ha llevado a explorar lo desconocido, y esto lo ha expuesto a una trampa satánica. Aprovechándose de la curiosidad que el hombre siente por lo extraño y lo misterioso, Satanás se ha válido del espiritismo para controlar a muchas personas. Tal como el cazador atrae a su presa mediante una carnada, el Diablo emplea diversos medios como la adivinación, la astrología, el hipnotismo, la brujería, la quiromancia y la magia para engañar a personas de todo el mundo (Levítico 19:31; Salmo 119:110).
¿Cómo puede evitarse la trampa del espiritismo? Deuteronomio 18:10-12 dice: "No debería hallarse en ti nadie que haga pasar por el fuego a su hijo o a su hija, nadie que emplee adivinación, practicante de magia ni nadie que busque agüeros ni hechicero, ni uno que ate a otros con maleficio ni nadie que consulte a un médium espiritista o a un pronosticador profesional de sucesos ni nadie que pregunte a los muertos. Porque todo el que hace estas cosas es algo detestable a Jehová, y a causa de estas cosas detestables Jehová tu Dios va a expulsarlas de delante de ti".
El consejo de las Escrituras es directo: no debemos tener nada que ver con el espiritismo. ¿Qué debe hacer usted si ha estado practicando alguna forma de espiritismo y ahora quiere librarse de ello? Siga el ejemplo de los primeros cristianos de la ciudad de Éfeso. La Biblia dice que cuando aceptaron "la palabra de Jehová", un "buen número de los que habían practicado artes mágicas juntaron sus libros y los quemaron delante de todos". Aquellos libros eran costosos, pues su valor ascendía a 50.000 piezas de plata (Hechos 19:19, 20). Sin embargo, los cristianos de Éfeso no tuvieron reparos en destruirlos, porque deseaban hacer la voluntad de Dios.
No importa cuantos hijos vayas a tener amiga mía, lo importante será primero tenerlos, conservarlos, y luego educarlos en la ley de Dios para su provecho y el de todos.
Un abrazo cuidate mucho.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas