Proyecto de un plan de empresa

Hola, me urge un plan de empresa para un proyecto de la universidad de Desarrollo de emprendedores: No se nada de empresariales y por falta de tiempo por mi trabajo no he podido desarrollarlo. Si alguien me puede ayudar con un proyecto ya hecho, seria mi salvación.
1

1 respuesta

0
Respuesta de
¿Qué es un Plan de Empresa?
El plan de Empresa es un documento que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina la viabilidad técnica, económica y financiera de la misma, y desarrolla todos los procedimientos y estrategias necesarias para convertir la citada oportunidad de negocio en un proyecto empresarial concreto.
Es una herramienta imprescindible cuando se quiere poner en marcha un proyecto empresarial, sea cual fuere la experiencia profesional del promotor o promotores y la dimensión del proyecto.
Incluso para empresas ya establecidas, un Plan de Empresa bien diseñado ha de ser la base sobre la que se levanten proyectos de crecimiento o diversificación de la actividad principal.
¿Para qué sirve un Plan de Empresa?
Objetivos
La elaboración de un Plan de Empresa tiene dos objetivos concretos:
Por un lado permite al promotor de una oportunidad de negocio llevar a cabo un exhaustivo estudio de todas las variables que pudieran afectan a dicha a dicha oportunidad, aportándole la información necesaria para determinar con bastante certeza la viabilidad del proyecto. Una vez en marcha, el Plan de Empresa servirá como herramienta interna para evaluar la marcha de la empresa y sus desviaciones sobre el escenario previsto.
El Plan de Empresa tiene también como objetivo el de ser la carta de presentación de los emprendedores y del proyecto ante terceras personas: bancos, inversores institucionales y privados, sociedades de capital riesgo, organismos públicos y otros agentes implicados a la hora de solicitar cualquier tipo de colaboración y apoyo financiero.
Utilidades
El Plan de Empresa tiene diferentes utilidades en función de la situación en que se encuentre el proyecto.
Si la empresa no ha iniciado las actividades, las utilidades son:
Guía de planificación empresarial
Instrumento para la búsqueda de financiación
Desarrollo de nuevas estrategias y actividades
En el caso de que la empresa ya hubiera iniciado su actividad, el Plan de Empresa será un documento de referencia para los promotores donde podrán comprobar las desviaciones que estuvieran produciéndose en la marcha del proyecto.
¿Cómo se elabora un Plan de Empresa?
La elaboración de un Plan de Empresa exige una serie de recomendaciones mínimas que afectan a aspectos formales del mismo como vocabulario, estructura, contenido o la propia presentación del documento, ya que como se ha indicado tiene como objetivo ser una carta de presentación de la empresa.
No obstante, existe una gran libertad de acción dependiendo del propósito que persiga nuestro Plan, las personas a las que va dirigido, el sector y el tipo de actividad empresarial e incluso el lugar donde se llevará a cabo la actividad.
Las condiciones que debe tener todo Plan de Empresa para que tenga utilidad son:
Calidad de la información
La información y redacción ofrecida debe ser clara, concisa, veraz y comprobable.
Actualidad
El Plan debe ser un documento que recoja información y datos actualizados, ya que un desfase, aún pequeño, en los mismos, sobre todo en proyectos de alto contenido tecnológico, lo hace poco útil.
Totalidad en la información
El Plan de Empresa abarcará todas las áreas de la actividad empresarial, con el fin de que el mismo sea completo.
Unidad de criterio en la redacción
El Plan de Empresas se suele dirigir a más de un lector, por lo que es importante utilizar un lenguaje que sea inteligible por más de un colectivo: inversores, bancos, proveedores, técnicos, etc.
Los redactores de Planes de Empresa que tengan como objeto productos o servicios de alto contenido tecnológico, deberán hacer un esfuerzo especial por acercar su terminología a un lenguaje comprensible por todos los colectivos interesados.
Las ventajas de elaborar un plan de empresa son:
Ofrecer una visión sobre la viabilidad del negocio.
Estructurar toda la información.
Posible presentación a futuros socios o inversores.
Garantiza profesionalidad.
El plan de empresa está orientado al estudio de mercado y plan comercial. Una buena idea no basta con serlo, sino que debe llegar a su público objetivo.
considereciones generales esquema del plan de empresa
¿Qué es un Plan de Empresa?
¿Para qué sirve un Plan de Empresa?
Utilidades
Un buen plan de empresa.
El riesgo de la improvisación.
Utilización del plan de empresa.
Preguntas para emprendedores.
1. ¿Qué es un Plan de Empresa?
El Plan de Empresa es un documento que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina la viabilidad técnica, económica y financiera de la misma, y desarrolla todos los procedimientos y estrategias necesarias para convertir la citada oportunidad de negocio en un proyecto empresarial concreto.
Es una herramienta imprescindible cuando se quiere poner en marcha un proyecto empresarial, sea cual fuere la experiencia profesional del promotor o promotores y la dimensión del proyecto.
2. ¿Para qué sirve un Plan de Empresa?
La elaboración de un Plan de Empresa tiene dos objetivos concretos:
Por un lado permite al promotor de una oportunidad de negocio llevar a cabo un exhaustivo estudio de todas las variables que pudieran afectan a dicha a dicha oportunidad, aportándole la información necesaria para determinar con bastante certeza la viabilidad del proyecto. Una vez en marcha, el Plan de Empresa servirá como herramienta interna para evaluar la marcha de la empresa y sus desviaciones sobre el escenario previsto
El Plan de Empresa tiene también como objetivo el de ser la carta de presentación de los emprendedores y del proyecto ante terceras personas: bancos, inversores institucionales y privados, sociedades de capital riesgo, organismos públicos y otros agentes implicados a la hora de solicitar cualquier tipo de colaboración y apoyo financiero.
3. Utilidades
El Plan de Empresa tiene diferentes utilidades en función de la situación en que se encuentre el proyecto.
Si la empresa no ha iniciado las actividades, las utilidades son:
Guía de planificación empresarial
Instrumento para la búsqueda de financiación
Desarrollo de nuevas estrategias y actividades
En el caso de que la empresa ya hubiera iniciado su actividad, el Plan de Empresa será un documento de referencia para los promotores donde podrán comprobar las desviaciones que estuvieran produciéndose en la marcha del proyecto
4. Un buen plan de empresa
El emprendedor debe aplicar sus conocimientos económicos y empresariales a la idea de negocio concreta para diseñar un concepto de negocio sólido y viable en el mercado objetivo. Este diseño puede realizarse con distintos grados de rigor metodológico: desde la definición informal hasta la estructuración de contenidos en torno a instrumentos como el plan de empresa o el más avanzado Plan de Viabilidad.
5. El riesgo de la improvisación.
De acuerdo con estadísticas recientes del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, el 70% de los universitarios españoles rechaza de plano la opción de crear una empresa. ¿De entre los? ¿Osados? Que se plantean tal posibilidad y acuden a las Cámaras de Comercio a informarse sobre cómo hacerlo, el 85% desiste de su propósito. En otras palabras, sólo 15 de cada 100 mantienen su intención de convertirse empresarios tras recibir el asesoramiento de las Cámaras.
Y aún no hemos llegado a lo más grave: el 80% de las personas que finalmente se deciden a crear su empresa en España se ven obligados a cerrar antes del tercer año de vida de su joven negocio. Es decir, 8 de cada 10 nuevas empresas españolas fracasa; 8 de cada 10 aspirantes a empresarios se ven obligados a abandonar su sueño después de perder dinero, prestigio, autoestima y tiempo.
6. Utilización del plan de empresa.
Ocurren en España dos fenómenos llamativos en relación con los Planes de Empresa:
No son apenas utilizados por los emprendedores. La gente se lo piensa más o menos antes de iniciar un negocio, pero muy pocos aprovechan -la mayoría porque desconocen su existencia- la ayuda que supone realizar un Plan de Empresa.
En las contadas ocasiones en las que el emprendedor se decide a utilizar esta herramienta, se ve obligado a contratar a expertos (consultores, economistas, etc) o a utilizar los servicios de los asesores públicos, ¿dado qué la realización del plan se le presenta -muchas veces de forma interesada por parte de los mismos? ¿Expertos?- Como algo demasiado complicado para él.
Son contados los centros de formación que enseñan en España a realizar un plan de empresa. Los pocos que lo hacen utilizan una metodología muy técnica (difícil de entender para el alumno no-iniciado en Economía), ¿incompleta (carente de puntos esenciales para el futuro empresario) y a menudo asistencial (? No enseñan a pescar, ¿venden pescado?: Los tutores se encargan de resolver los problemas al alumno en lugar de enseñarle a hacerlo por sí mismo. Esta práctica no es útil a medio plazo, ¿pues el emprendedor queda? ¿Vendido? En cuanto deja de depender de sus tutores y sale al mercado, pues entonces no sabe cómo hacer funcionar la empresa por sí solo).
7. Preguntas para emprendedores
¿Qué materias debe dominar un emprendedor?
¿Cuál es la diferencia entre una oportunidad de negocio y una buena idea?
¿Estoy capacitado para desarrollar como negocio la idea empresarial que he concebido?
¿Por qué algunas empresas crecen muy rápidamente, alcanzando cifras de ventas millonarias, y luego se estrellan o se estancan sin saber ir más allá de su primer producto?
¿Cuáles son los puntos críticos en la identificación de una oportunidad de negocio y en la construcción de una nueva empresa?
¿Cuánto dinero necesito y cuándo, dónde y cómo puedo conseguirlo en condiciones aceptables?
¿Qué recursos financieros, estrategias y mecanismos puedo utilizar desde la fase de diseño de mi proyecto, durante la fase de crecimiento rápido y durante la etapa de consolidación?
¿Cuáles son los recursos mínimos que debo poseer para mantener el control de mi empresa?
¿Es necesario un plan de viabilidad? En caso afirmativo, ¿qué tipo de plan necesito y cómo y cuándo debería desarrollarlo?
¿Cuáles son las claves de creación de valor de mi proyecto empresarial?
¿Cuánto vale mi empresa y cómo puedo negociar su venta?
¿Cuáles son las cuestiones críticas que deben dominarse durante la fase de crecimiento rápido de la empresa?
¿Cuáles son los peligros, equivocaciones y olvidos más frecuentes que debo anticipar y evitar?
¿Qué relaciones y contactos necesito para crear y desarrollar mi empresa?
¿Soy consciente de lo que sé y de lo que no sé? ¿Cómo voy a suplir mis carencias?
¿Qué tipo de ejercicios debo practicar para mejorar mis habilidades emprendedoras?
¿En qué áreas juega un papel crítico el factor tiempo?
¿Por qué los emprendedores que conservan su éxito a largo plazo conceden tanta importancia en mantener su buena reputación y comportamiento ético?
¿Por qué los emprendedores y las empresas emprendedoras están rodeados de estas paradojas?
· Ambigüedad e incertidumbre versus planificación y rigor.
· Creatividad versus análisis disciplinado.
· Paciencia y perseverancia versus urgencia.
· Organización y gestión versus flexibilidad.
· Innovación e investigación versus sistematización.
· Evitar el riesgo versus gestionar el riesgo.
· Beneficios a corto plazo versus inversión a largo plazo.
El plan de empresa
Definición y estructura
¿Qué es un plan de empresa?
Que aspectos debe incluir un plan de empresa
Cómo redactar un plan de empresa
Estructura de un plan de empresa
¿Qué es un plan de empresa?
El plan de empresa (también denominado memoria del proyecto) es la plasmación escrita y ordenada de nuestra idea. La escritura permite realizar una reflexión sobre nuestra idea inicial, estructurando la idea inicial y ajustando el proyecto para reducir al máximo los riesgos.
¿Para qué sirve un plan de empresa?
El objetivo último del plan de empresa es concretar la viabilidad y rentabilidad de un proyecto a medio y largo plazo. Esto nos permitirá llegar a conclusiones y decidir si finalmente debe constituirse la empresa, asumiendo unos riesgos controlados, o si debe desecharse la idea de negocio, evitando de esta manera un fracaso seguro. Tanto en uno como en otro caso, el plan de empresa habrá sido una herramienta de gran utilidad.
Internamente sirve para que los promotores reflexionen acerca de su idea inicial, le den forma y la estructuren con coherencia, evaluando todas las posibilidades. El hacerlo por escrito constituye un medio de reflexión. De esta forma, un estudio exhaustivo del proyecto permite saber la viabilidad del proyecto, desde una perspectiva técnica, económica y jurídica.
Externamente, el plan de empresa es una carta de presentación de nuestro proyecto, útil a diversos niveles: obtener financiación, optar a posibles subvenciones, convencer a un posible socio para que participe, captar los primeros clientes, etc.
¿Qué aspectos debe incluir un plan de empresa?
Con carácter general, suele afirmarse que un plan de empresa debería contener una referencia suficiente de, al menos, los siguientes elementos:
- Producto o servicio que se ofrecerá (características diferenciadoras, ventajas competitivas, competencia, etc.)
- Equipo de personas que conforman la empresa (habilidades, experiencia, titulaciones)
- Mercado (búsqueda del nicho de mercado correspondiente, debilidades y fortalezas de nuestros competidores, preferencias del cliente)
- Operativa ordinaria de producción y de gestión (gestión diaria, procesos, tecnología, etc.)
- Previsiones financieras y económicas del negocio (costes, ventas, etc.)
- Mecanismos de financiación puestos en juego
¿Cómo redactar un plan de empresa?
Antes de comenzar a desarrollar esta estructura, cabe señalar ciertas recomendaciones generales que los expertos suelen efectuar a la hora de redactar el plan de empresa:
- Cuidar la presentación
- Concisión (no parece recomendable ir más allá de las 25 a 30 páginas)
- Orden, coherencia y buena estructuración
- Integridad de la información (aunque con brevedad, deberían tratarse todos aquellos aspectos que permitan emitir un juicio completo sobre el proyecto)
- Precisión y rigor (los datos aportados deberían incluir aquellos elementos -citas, fuentes de información, etc.- que permitan contrastar la veracidad de lo que se lee)
- Eficacia y atractivo
Estructura de un plan de empresa
Partiendo de la relación, anteriormente mencionada, de elementos mínimos que debería describir un plan de empresa, debe insistirse en la importancia de ordenar la información contenida, como medio de asegurar la coherencia e integridad del plan. A tal fin proponemos, a modo de ejemplo, una estructura concreta (hay otras muchas formas estructurar esa información que pueden ser perfectamente eficaces e igualmente válidas. Es más, según cual sea el interlocutor del emprendedor, resultará recomendable un diseño variable, adaptado a las concretas necesidades que cada caso plantee.
- Definición del proyecto
-Presentación del equipo humano
- Plan de marketing
- Plan operativo
- Plan de recursos humanos
- Plan económico financiero
- Plan Jurídico Formal
http://www.vue.es/VUEV/Antes.nsf/Plan_empresa_guia?OpenForm
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas del tema Creación de Empresas o hacer tu propia pregunta: