Madre dominante

Hola, ante todo gracias por su ayuda. Tengo 35 años, casada y con una niña de 3 meses. Hace años que tengo problemas con mi madre. Todo empezó cuando mi padre murió hace 14 años, dejándonos un negocio y una finca. En el negocio participábamos mi hermano, que era el jefe, mi madre, que sólo aparecía por la oficina para molestar y cobrar a fin de mes, y yo, que trabajaba de administrativa. Hace un par de años dejé la empresa porque ya no aguantaba más la presión, al poco quebró, mi hermano se quedó con algunas máquinas y deudas, y mi madre vendió la finca familiar quedándose con todo el dinero. De esta venta me tenía que pagar a mí una parte que habíamos acordado, pero está claro que no piensa hacerlo. A diferencia de mi hermano y mi madre, yo nunca saqué provecho -aparte de un sueldo- ni de la empresa ni de la finca, motivo por el cual tuve bastantes discusiones y por eso al final me marché.
El caso es que todos estos años de estar juntos en el negocio han quemado mucho la relación con mi madre, por los numerosos encontronazos que hemos tenido. Mi hermano casi no se habla con ella y yo, por tener un talante más dócil, he ido aguantando la relación y cumpliendo con mi papel de hija, estando con ella en las fiestas, yendo a comer a su casa los domingos, etc. Mi comportamiento con ella es correcto pero no cariñoso, me cuesta mirarla a los ojos cuando hablamos, y nunca la beso ni abrazo. Ella me ha recriminado varias veces que soy fría, que solo la voy a ver por interés, etc. Claro que soy fría, porque me ha mentido muchas veces, se ha quedado con mi parte de la herencia, siempre está criticándome a mi y a la gente que quiero para que les coja manía, y además por las tardes siempre va un poco bebida y me avergüenza.
Desde que tengo a mi niña aparece por casa casi cada día y la mayor parte del tiempo sólo critica lo que hago, da sus consejos y se enfada porque no los sigo. Se da cuenta de que me molestan sus visitas y me lo recrimina. Mi marido, que tiene mucha paciencia y que hasta ahora no se había metido, se está empezando ya a discutir con ella y no se calla nada. El domingo pasado se puso a llorar diciendo que todos le teníamos manía y que no era justo porque se sentía muy sola. Le dije que ya estaba harta de su papel de víctima y que si seguía con esa actitud iba a dejar de ir a verla, que no consentiría que me siguiera envenenando a mí y a mi familia con sus comentarios, que yo ya tenía mis propios problemas -estoy en el paro- y no iba ella a amargarme más la vida.
Sin embargo en el fondo tengo sentimientos contradictorios y esto me martiriza. Por una parte, deseo perderla de vista y hasta ponerle un pleito para que me pague mi herencia. Por otra parte, la veo viviendo sola y sufriendo por ser como es y me siento culpable por no hacer nada por ayudarla. No se como librarme de estos sentimientos de rabia y culpabilidad a partes iguales. Por favor, aconséjeme como debo proceder, muchas gracias.
1

1 respuesta

1
Respuesta de
Lo que no puede ser es que por intentar ser buena hija al final consientas todo lo que tu madre exige pero que no merece. Creo que deberías hablar con ella y plantearle las cosas claramente. Ahora mismo sólo te tiene a ti ya que tu hermano no quiere saber nada de ella, y está a punto de perder a la única familia que le hace algo de caso aunque no sea de la forma en que ella quiere.
Creo que le tienes que decir lo que sientes, que tú eres fría con ella porque te ha hecho daño en el pasado, que no es la única que sufre y que de algún modo tú luchas por intentar esta a su lado y porque el pasado no pese más que el cariño que se le puede tener a una madre. Pero también le puedes decir que las cosas hay que ganárselas, que lamentas que se sienta sola, pero que si quiere que eso cambie tendrá que hacer ella algo más además de criticar, estar todo el día en tu casa y exigir. Se tiene que plantear el por qué su hija no es cariñosa con ella en lugar de exigir que lo sea.
De no ser así, y si sigue en esa actitud dañando a tu marido, criticándote a ti en el papel de madre y exigiendo en lugar de dando y poniendo algo de su parte, efectivamente lo que va a lograr es el efecto contrario y que al final optes por la alternativa que ha cogido tu hermano. Se lo puedes decir así de claro, no de forma amenazante pero sí clara. Tu madre sabe que si por lástima y por chantaje emocional puede conseguir cualquier cosa y no para de utilizarlo con todo el daño que esto supone para ti. Pero no se lo permitas más, si quiere formar parte de tu familia actual, o empieza a dar algo y a seguir tus normas en tu casa, o directamente quedará sola, pero no será porque sus hijos le hayan dado de lado, sino porque ella no ha querido poner nada de su parte.
Sé que tiene que ser duro para ti, como me dices, pero no puedes seguir permitiendo que te siga dominando y que siga haciendo lo que ella considere y exigiendo donde no tiene derecho, porque puede amargarte la vida como lo hay hecho hasta ahora desde la muerte de tu padre, y porque te está minando la autoestima. Si lo hablas con ella le das la oportunidad de cambiar, si ya no lo hace, entonces, tu conciencia estará tranquila porque por tu parte o has intentando pero una relación, sea la que sea no funciona y sólo da una parte y si la otra no está dispuesta a hacer ninguna concesión.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas del tema Psicología o hacer tu propia pregunta: