¿Por qué me cuesta tanto separarme de mi mujer?

Les contaré mi historia amig@s, quizás alguien me haga abrir los ojos:
Soy un hombre de 40 años, me casé hace 17 con una mujer bastante posesiva y celosa. Después de 4 años de noviazgo, tomamos la decisión de casarnos, ella con 21 y yo 24. Los tres primeros años fueron magníficos, hasta que no se porqué mi cabeza se fue hacia otra mujer, y antes de serle infiel le dije lo que pasaba y tomé la decisión de dejarla. Durante varios días llamaba a mis padres diciendo que se iba a suicidar, y tras tres semanas separados, hablamos y decidí dar una oportunidad a este matrimonio. Fue entonces cuando quedó embarazada, nos fuimos a vivir de alquiler a una nueva casa, y todo parecía funcionar de nuevo, pero durante los siguientes cuatro años me maltrataba psicológicamente, reprochándome lo que había hecho ( y no le fui infiel, que conste). Hubo una desgracia en la familia en el 2000 ( la muerte de su hermano), las cosas entre nosotros volvían a ir mal, pero tomó la decisión de darle una alegría a sus padres teniendo otro hijo, aunque para mi no era el mejor momento. Fue un mazazo enorme, tanto que no me hizo partícipe de ese embarazo (el día de dar a luz no me dejó entrar en el paritorio). Cuando nació la niña paso meses diciéndome que no me quería y me echaba de casa. Conocí a una chica magnífica y después de 9 meses de nacida mi segunda hija me marché de casa. No fue fácil para mi, teniendo un hijo de 5 y una hija de meses, no podía conciliar el sueño y regresaba de madrugada a casa llorando porque quería estar con mis hijos. Y de nuevo decidí darle una oportunidad al matrimonio.
Han pasado 8 años de eso, hemos tenido buenos y malos momentos. Pero después de tomar varias decisiones erróneas que han producido una deuda económica importante, agravado en el último año con la perdida de trabajo de ambos, ahora mismo el abismo entre los dos es enorme. Yo la quiero, eso creo, no estoy enamorado, pero sabemos que eso no dura toda la vida. Nuestras relaciones sexuales son esporádicas, y al terminar me viene a la mente que ya no es lo mismo. Tenemos discusiones continuas por lo económico y por la familia. Ella me dice que si no lo veo claro, que nuestro matrimonio está acabado, yo creo que es mal momento, no puedo abandonar el barco cuando se está hundiendo. También me dice que no está enamorada de mí, que me quiere y que soy el mejor padre, pero que no le doy lo que necesita.
A mí me sigue costando separarme, y sería la tercera vez. No se que hacer y estoy dejando pasar el tiempo para ver como suceden las cosas.
¿Hay alguien que me pueda aconsejar? Por favor

1 respuesta

1
Respuesta de
Debes hablar con ella sin tus hijos delante, expresar ambos los sentimientos, saber si hay amor, la costumbre o los hijos no sirven de mucho. Si ya no hay amor, solo cariño de parte de ambos, es mejor dejarlo, ninguno de los dos es feliz. El mal momento quizás no ayude, pero superado este mal trago, la falta de trabajo, debes tomar la decisión de alejarte, primero encuentra trabajo, porque tendrás que pasar la manutención de tus niños y si te divorcias, el Juez debe determinar si la custodia es compartida o solo de ella, entonces te corresponde un régimen de visitas, no dejarás de ver a tus hijos. Me parece que ya no debes insistir en algo que no tiene futuro, no se puede pasar la vida discutiendo o enfadados, luego de hablar con ella, vuelves a escribirme.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje