Dudas de comportamiento

Hola, espero puedas orientarme, tengo un perro de raza daschund o teckel, tiene 1 año y 4 meses, el problema es que es un consentido de primera, me preocupa esto ahora pues estoy embarazada de 2 meses, y me preocupa el como vaya a comportarse cuando llegue el bebe, ¿debo hacer algo en especial?ahh el es bastante tímido a veces pero también se pone agresivo y muerde, ¿qué puedo hacer? Gracias de antemano
1

1 respuesta

Respuesta
1
1ª parte de la respuesta:
No me extraña lo de consentido, puesto que el daschund es un perro muy listo y sabe aprovecharse de las "debilidades" del dueño. Pero sí que me parece raro lo de que sea
tímido, y más todavía que a veces sea agresivo, el daschund es un perro muy vivaz y simpático. Lo que tú llamas timidez yo supongo que debe ser desconfianza en alguna cosa, alguna situación o alguna persona. La desconfianza acostumbra a producir miedo, y el miedo puede derivar en agresividad, esto pasa con las personas y más aún con los animales, puesto que son más instintivos.
Por otra parte, la apreciación del grado de agresividad es muy subjetivo, lo que a ti te parece un incidente grave, a otra persona puede parecerle una reacción provocada por estímulos externos propia del carácter del animal. Con esto quiero decirte que no conozco cuándo, cómo y porqué se muestra agresivo, para poder descubrir algún "kit" de la cuestión.
Lo que está claro es que tú misma ya me dices que es un consentido de primera, y eso no es bueno. Hemos hecho que los perros vivan con nosotros y eso les obliga a respetar una serie de normas básicas más propias de las personas que de los animales, y conseguirlo es mucho más difícil si le consentimos según que cosas.
El principio básico es el de autoridad (no nos engañemos, lo demás es una utopía) el perro puede ser todo lo independiente, autónomo y con carácter que tú quieras, pero, al final, y repito, al final, el amo ha de tener siempre el recurso de la obediencia para que las cosas funcionen. De todas maneras, hablo de autoridad, no de autoritarismo ni violencia de ningún tipo.
2ª parte de la respuesta:
Con todo esto enlazo con tu primera cuestión: su relación con los niños. El daschund es un perro que mantiene una muy buena relación con los niños, pero hay que acostumbrarlo. De vuestra actitud en los primeros meses de vida del niño depende la relación que establecerán el uno con el otro.
Consejos: empieza por meterle un poco de disciplina antes de que nazca tu hijo, pero sin amargarle la vida, la cuestión es que obedezca, él puede conservar su estatus, pero al final, ha de obedecer. A ver si me explico: lo malo no es que le consintáis cosas, sino que le consintáis cosas que afectarán a su relación con los demás o que no os obedezca con las cosas que no le consentís.
No le pegues delante del niño (y no me refiero a que no le des una paliza, que se supone que no lo debes hacer, sino a esos cachetes que podemos darle en el pompis cuando se ha portado muy mal)
No le obligues a jugar con el niño si no quiere, todo se andará. No fuerces una situación que podría acabar en un mordisco.
No permitas que el niño le haga daño (se supone que involuntariamente), procura que no le tire de las orejas o del pelo, tendrás que vigilar su relación muy de cerca, los primeros meses del pequeño vigila al perro muy atentamente, a ver como reacciona cuando le decís cosas al niño, y cuando empiece a caminar vigílalos a los dos.
El viejo truco para ganarse un perro: cuando el niño tenga edad para ello, dale alguna galleta o premio para que se lo dé al perro, pero sin que el perro vea que se lo das.
Evidentemente, no consientas que el perro tenga ninguna actitud agresiva con el niño (gruñidos, enseñar los dientes, ladrar, etc..), córtalo de raíz e inmediatamente.
Pero recuerda que el perro os sigue queriendo y no entenderá porqué de repente se ha visto apartado de vuestro círculo, por lo tanto, aprovecha el tiempo en el que el niño es un bebé para que se sienta dentro del círculo, pero con unas normas que cumplir.
Conjugando todo lo anterior (ya sé que es difícil) el éxito está asegurado.
De cara al futuro te diré lo que mejor ha aprendido de los perros, lo que tengo más claro:
Los perros responden siempre un sistema de jerarquías. Siempre. Los problemas vienen cuando el orden jerárquico no es el correcto (el perro está por encima del amo, el perro está por encima de los hijos de la familia, etc...). Con el tiempo debéis hacer que sepa que él es el cuarto en el orden, y no el tercero, ni el segundo, ni el primero. Si conseguís que lo entienda sin amargarle la vida, tendréis un daschound alegre, fiel, y que os querrá con locura.
Nota: leyendo todo esto me doy cuenta que parece que se os presente un panorama muy negro. Nooo. El perro puede reaccionar muy bien y no se cumplirán las situaciones sobre las que he especulado, lo que os explico son cosas que he aprendido y que os irán bien para tratar la situación.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas