¿Las religiones cristianas son politeístas?

Es un tanto controversial lo que diré pero lo he evidenciado en algunas religiones que he conocido durante toda mi vida; soy deísta y deje de ser católico después de analizar que la creencia que me enseñaron desde que nací tenía unos enormes y caóticos huecos argumentales y no tienen sentido de ningún modo, en este caso me voy a referir a lo que para las religiones cristianas y sus derivados son de por si politeistas; bueno, pondré firme y duramente sobre la mesa lo que mencionaré y mediante un ejemplo, en un debate con un católico practicante de 16 años, le pregunte sobre si él creía que Jesús (o "Yeshúa" en arameo, idioma original cuando "nació" el "mesías") era Dios, a lo que él me dice que si pero si "Jesús" era Dios ¿Quién era al que él llamaba "padre"? Este padre debió ser el dios todopoderoso el que decidió crear todo lo visto y por haber, más claro, el creador de todo sin excepción pero según una explicación del chico, "que al ser hijo de Dios, Jesús de por si también era dios y que de por si el espíritu santo también lo era", entonces le afirme que ellos tres serían tres dioses y que están adorando a varios dioses y sería una religión politeísta, a lo que el chico me dice que no, que son tres entidades diferentes pero solo un verdadero dios (en realidad no me acuerdo como se decía esta frasecilla pero da igual), 0K! Si son diferentes y hay un solo dios verdadero, solo esa entidad creadora es el dios y Jesús y el espíritu santo solo son entidades simples y sin nada que ver con el "Dios verdadero" pero aún así este chico decía que no, que al ser Jesús su único hijo entonces de por si también debe ser dios, aún así yo pensaba entre mi que si Jesús es un hijo de Dios, entonces es semi-dios, típico de los dioses griegos y los griegos creían que aunque fueran semi dioses habían que adorarles también por lo cual las religiones cristianas y derivadas son politeístas, es que hay que pensarlo mejor, si mucha gente piensa que Jesús es dios y además creen que hay un dios todopoderoso, ¿entonces creen en más deidades y eso que aparentemente en la biblia en alguna parte dice que "el que adore a otra deidad será maldito" y qué se esta haciendo ahora? Cuanta imagen hay de profetas, santos, vírgenes, jesuses, ¿entre otras figuras e imágenes que opacan lo que ha dicho esa "frasecilla" de un texto recopilado a beneficio humano?

En verdad decir que Jesús fue dios es una reverenda irreverencia y no tiene lógica posible, además se teoriza y se da por hecho que Jesús fue un hombre común y corriente que tenía un entendimiento más amplio que los demás, que fue hijo de una mujer con otros hijos y además de ello, Jesús fue egoísta, peleonero, racista, casi autista, gustaba de la atención de todo el mundo y muchas otras cosas que lo hacían una persona totalmente normal, además lo que se dice en la biblia puede ser totalmente ficción lo que ocurre ahí, además hay demasiados actos impuros como asesinatos, guerras, incesto, pedofilia, sacrificios humanos, masacres y entre otras más, así que las religiones cristianas están un poco locas la verdad y decir que Jesús es dios sabiendo que están incumpliendo algo que supuestamente dijo "el dios verdadero", lo veo complejo la verdad... Yo si hubiera sido ese Dios todopoderoso, ya ni me preocuparía por esta raza en lo más mínimo.

6 Respuestas

Respuesta
1

Hola AlNib Muio

El Dogma de la Santísima Trinidad es la creencia central sobre la naturaleza de Dios de la mayoría de las iglesias cristianas, siendo rechazada por algunas confesiones minoritarias como las iglesias unitarias, los Testigos de Jehová y los Pentecostales unicitarios, entre otros. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) afirma creer en la Trinidad pero tiene una interpretación específica y radicalmente diferente del dogma mayoritariamente aceptado.

Este dogma afirma que Dios es un ser único que existe simultáneamente como tres personas distintas o hipóstasis: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Es decir monoteísta (un solo Dios).

Mucha gente piensa que Jesús, así como el Padre y el Espíritu Santo, son la representación de Dios Todopoderoso, cada uno de ellos es la representación, la forma de presentarse a sus seguidores, pero no es Dios.

A esto se le llama «dogma de fe», y fue establecido en el Primer Concilio de Constantinopla (381 dC)

Respuesta

Ya veo que estás en contra del catolicismo y hasta del cristianismo. En principio creo que ha de tener en cuenta que aquí nadie está seguro de nada y lo único que se tiene es fe, es decir, confianza en la doctrina y en las enseñanzas de la religión que se profesa. Un budista creo que tiene fe en su religión, y lo mismo un católico, musulmán y cualquier otra creencia. Desde fuera, toda religión se ve absurda con unas historia increíbles y unos líos tremendos. Intentando dar catequesis a un animista africano, llegó un momento que el africano me dijo: "Pero ¿cómo pueden creer que una virgen se quedó embarazada de Dios a través de un ángel y que ese niño era hijo de Dios? Eso es un imposible, una tontería, una historieta. Mi religión es más lógica". Y así está el catolicismo... y así ha perdurado durante siglos, como las demás religiones, cada una con su historia y sus hazañas.

Por supuesto que en la Biblia hay relatos terribles del ser humano, con todos los vicios y barbaridades, pero eso no quita la fe al que la tiene.

En el catolicismo moderno se convive con lo tradicional (cristos, vírgenes, mártires, santos...) sin perder la profundidad y el sentido verdadero, sin que haya problemas y si se acepta y se pone cada cosa en su sitio.

En un resumen muy escueto del catolicismo: Dios crea el mundo para el ser humano para que sea feliz en él, pero este le traiciona. La humanidad avanza de mal en peor y Dios se revela (se muestra a sí mismo) para que sepamos que él está ahí, que no estamos solos y que podemos salvarnos. Elige a un pueblo, el pueblo de Israel prometiendo que de ese pueblo nacerá su hijo, que será el que nos mostrará el camino de la salvación de forma real, práctica, con la forma de un ser real como nosotros. Toda esa parte es el Antiguo Testamento.

En el Nuevo Testamento viene su hijo al mundo para morir y resucitar. El resto es recoger el testimonio de los discípulos que vivieron junto a él y cómo se fue formando las comunidades cristianas.

En el catolicismo puede parecer que hay tres dioses (Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo), pero nos lo tomamos como diferentes manifestaciones del mismo. Lo que realmente importa en la religión es la fe en la resurrección, de que la vida no se acaba y se acabó.

Toda la iconografía que existe del catolicismo tradicional es compatible con la fe y no nos estorba. No idolatramos o adoramos a las imágenes, si no que las veneramos con respeto sabiendo perfectamente que son recordatorios. Por ejemplo, en mi cofradía cuando rezamos a "nuestra Virgen" sabemos perfectamente que no estamos rezando a un figura de madera con terciopelo, oro y plata, si no que estamos rezando a la única Virgen que hubo, la madre de Jesucristo. No somos tan tontos, torpes y necios. Sabemos perfectamente que haber creado "fotos" o "Figuras" de la vida de Jesucristo nos lo recuerda, pero no lo sustituye.

Por supuesto que ha habido errores históricos, épocas y hay católicos que han exagerado, pero el catolicismo moderno va mucho más allá.

Si no se tiene fe, todo puede parecer absurdo, pero si se tiene, todo tiene coherencia o por lo menos se la vemos.

Respuesta

¿Sabes cómo dicen que el santo Cura de Ars le resolvió a una persona todas sus dudas? Pues mira, no con largas explicaciones, sino que con la confesión; a esta persona, al recuperar la gracia de Dios, se le resolvieron todas sus dudas. Parece ser que también decía San Agustín algo así como que tenía mil argumentos de fe para el que quería creer, pero ninguno para el que no quería (y oponía sus intereses, claro está, a la posibilidad de creer; el que anda en la verdad, escucha la Voz del Señor).
Y es que en el camino de la impiedad no es lo primero, ni mucho menos, la duda a nivel intelectual, sino que lo primero es irse por el camino del pecado, y luego ya vendrá, sea por falta de luz, o sin llegar a eso, por querer justificarse, el querer darse a uno mismo la razón en su errónea elección del mal.
Jamás lo sobrenatural irá en contra de la razón, aunque por supuesto que la supera; y por eso conviene ser humilde, y no pensar que solo existe lo que uno ve físicamente con sus ojos. Incluso en el plano meramente natural, qué le dirías a alguien que dice que no existe lo que no entiende.
La razón tiene que estar iluminada por la fe, para realmente llegar a conclusiones válidas; y es que si no está iluminada por la fe, desgraciadamente se guía por la pasión. E imagínate a lo que puede llegar una razón iluminada por la pasión, por los meros intereses particulares, etc.
Ahora estamos en un tiempo muy bueno para la conversión; yo te diría que lo aprovechases. Si te decantas por el bien, y por la justicia, sin duda que llegarás a Jesucristo.

Respuesta

Comenzare diciendo lo que declara la Biblia, en Deuteronomio 29:29: “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley."Hay muchas cosas de las cuales el Señor no nos ha hablado mucho. Pero sí hay ciertas cosas que nos ha revelado. Es decir la mente espiritual discierna las cosas del espíritu, que no pueden ser entendidas por la mente huma.

Ahora bien, existe una notable polémica debido a que el concepto de la Trinidad es siempre considerado por otros monoteístas, en general, como politeísmo encubierto, algo que los trinitarios niegan.

Según algunos, el Nuevo Testamento declara explícitamente el monoteísmo.

El propio Jesucristo en respuesta a uno de los escribas, vino al encuentro de Jesús. Leamos los versículos 28 y 29, del capítulo 12 del Evangelio de Marcos:

"Cuando uno de los escribas se acercó, los oyó discutir, y reconociendo que les había contestado bien, le preguntó: ¿Cuál mandamiento es el más importante de todos? Jesús respondió: El más importante es: Escucha, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es;"Esta es una cita del libro de Deuteronomio 6:4. No es uno de los Diez Mandamientos, pero es una de las declaraciones doctrinales más importantes del Antiguo Testamento. Israel tenía que proclamar la unidad de la Deidad en un mundo de politeísmo e idolatría. Así también hoy, la iglesia debe proclamar la Trinidad en un mundo caracterizado por el ateísmo, que niega la existencia de Dios, y por el unitarianismo, que niega la verdad Bíblica de la Trinidad. Continuemos leyendo el versículo 30:"y amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con toda tu fuerza."Por cierto, ¿cumples tú este mandamiento? Si dices que no necesitas a Cristo como Salvador y que obedeces a Dios, yo te haría la siguiente pregunta: ¿Amas a Dios con todo tu corazón, mente y alma? Si no es así, entonces estás quebrantando Su mandamiento y necesitas un Salvador.

Yo sé que necesito un Salvador. No estoy a la altura de lo que Dios requiere. Yo le amo, aunque no como debiera. Y dicen los versículos 31 al 34:"El segundo es éste: Amaras a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Y el escriba le dijo: Muy bien, Maestro; con verdad has dicho que El es uno, y no hay otro ademas de El; y que amarle con todo el corazón y con todo el entendimiento y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y los sacrificios. Viendo Jesús que él había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y después de eso, nadie se aventuraba a hacerle más preguntas."Lo que el escriba dijo era verdaderamente cierto.

Amar a Dios y a nuestro prójimo es más importante que todas las ofrendas, donaciones y sacrificios. Quizás convenga repetir que si tú no estás a la altura de ese nivel de amar a Dios con todo tu corazón, mente, alma y fuerzas, y de amar a tu prójimo como a ti mismo, entonces, necesitas un Salvador. Este episodio dio por finalizado un período de pregunta formuladas a Jesús. Sus adversarios no pudieron comprometerle y Jesús pasaría a hacer las preguntas. Leamos los versículos 35 al 37:

"Y tomando la palabra, Jesús decía mientras enseñaba en el templo: ¿Por qué dicen los escribas que el Cristo es hijo de David? David mismo dijo por el Espíritu Santo: El Señor dijo a mi Señor: sientate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies. David mismo le llama Señor. ¿En qué sentido es, pues, su hijo? Y la gran multitud le escuchaba con gusto."Aquí Jesús estaba enseñando sobre su propio nacimiento virginal. ¿Cómo podía David, en el Salmo 110, donde estaba hablando de un futuro descendiente suyo, llamarle su Señor? Bien, la única manera en que pudo llamarle su Señor, era que éste era realmente El Señor. La única forma en que El podía ser El Señor era siendo alguien más importante que simplemente un descendiente de David. El tenía que nacer de una virgen para ser el Hijo de Dios. O sea que, el Mesías era el hijo o descendiente de David, y el Señor de David al mismo tiempo. Esta verdad implicaba entonces que el Mesías es Dios (o Señor de David) así como hombre (o descendiente de David). Este era la gran verdad que nuestro Señor Jesús estaba enseñando. Observemos también que Jesús atribuyó el Salmo 110 a David, diciendo que David había escrito este Salmo por el Espíritu Santo, y que este Salmo estaba hablando de El como el Mesías.

Y Ahora la declaración clara y enfática, la cual expresa en Juan en Juan capitulo 1, y versículo, es que el Señor Jesucristo es Dios. Que a continuación leemos:"En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. Este estaba en el principio con Dios. Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho."Jesús es llamado la Palabra, el Verbo, el Logos. Obviamente, el Señor Jesucristo no es el logos de la filosofía griega; es, más bien, el "memra" de las Escrituras hebreas. Y ya sabemos lo importante que es La Palabra en el Antiguo Testamento. Por ejemplo, el nombre para Jehová nunca podía ser pronunciado por los israelitas.

Era una palabra tan santa que nunca la usaban. (Este vocablo "Logos" no puede ser explicado por la filosofía griega, sino por el tetragrama hebreo "Jehová". ¡Él es el Jehová! ) ¡Él es el Verbo! ¡Él es la Palabra viviente! ¡Él es el que es!) El Verbo o Palabra, es uno de los nombres más elevados y más profundos que se le da al Señor Jesucristo. Jesús es el Verbo, y este nombre reúne todo lo que fue dicho acerca de Jehová en el Antiguo Testamento. Cuando volvemos a la creación, Él ya era. Y, note usted que la palabra usada aquí, no es "es", sino "era". "En el principio era el Verbo..." En griego, esta palabra está en el pasado imperfecto del verbo, y denota una acción continua. Significa que el Verbo estaba en el principio. ¿Y en qué principio? Tan lejos en el pasado remoto como uno pueda llegar. La Biblia dice: "En el principio creo Dios los cielos y la tierra" (Génesis 1:1). El texto vuelve al principio, a la creación, a dos o tres billones de años, o quizás mucho más antes. Él viene desde la eternidad para encontrarse con nosotros y Él ya es tiempo pasado. "En el principio era el Verbo..."; si volvemos atrás hace billones y trillones de años antes de la creación, Él todavía sale desde la eternidad anterior, pero Él no tuvo un comienzo. Él ya estaba allí cuando el principio tuvo lugar. Alguien podría decir: "Bueno, tuvo que haber un principio en algún momento". Lo cierto es que dondequiera que señalemos un principio, Él estaba allí para reunirse con nosotros. Por tanto, aquí, tenemos un principio, que en realidad no es un principio. Es un principio al cual no nos es posible ni siquiera comenzar a regresar, ni formarnos una idea de ello. "En el principio era el Verbo..." En el griego original son solamente cinco palabras, y no hay ni un solo hombre en toda la tierra que pueda ponerle fecha, ni comprender o sondear la profundidad de esta frase. Ahora, la segunda declaración es ésta: "... y el Verbo era con Dios..." Esta expresión aclara que Jesús estaba separado y era distinto a Dios el Padre. No podemos identificarle como Dios el Padre, porque Él está con Dios. Pero, alguien dirá que si Él está con Dios, entonces, Él no es Dios. Pero, la tercera declaración aclara esto también: "Y el Verbo era Dios". Esta es una declaración clara y enfática, la cual expresa que el Señor Jesucristo es Dios. El hecho es que el griego es aun más específico que esto, porque en el idioma griego, la palabra importante se coloca al principio de la oración. En el griego, esta frase se lee así: "Dios era el Verbo". Y amigo lector, ¡Eso es enfático! No se puede expresar un énfasis mayor que éste. ¿Cree usted que se pueda negar la deidad de Cristo? Estimado oyente, esto no es posible. ¡Las primeras tres declaraciones en el evangelio según San Juan lo resumen todo! "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios."Ahora, es verdad que hay algunas sectas que tratan de negar la deidad de Jesucristo, pero para tratar de afirmar tal cosa, han tenido que recurrir a una estratagema realmente engañosa, que consiste en publicar su propia y supuesta "traducción" de la Biblia, en la que presentan su propio punto de vista, en lugar de lo que dice el griego original en este pasaje.

Ahora el versículo 23, del capítulo 5 de Juan, confirma y enfatiza definitivamente que Jesús se encuentra en un plano de igualdad con Dios el Padre: y dice: “…El que no honra al Hijo no honra al Padre, que lo envió."El que no puede reconocer a Jesucristo, Como su Salvador, tampoco puede estar de acuerdo con Dios el Padre. Nadie puede venir a mí, si el Padre, que me envió, no lo atrae; y yo lo resucitaré en el día final."Y continua Jesús diciendo:Nadie puede venir a mí, si el Padre, que me envió, no lo atrae; y yo lo resucitaré en el día final." Juan 6:44. Ninguno puede venir a Cristo o creer en Él sin la ayuda divina.

Porque los seres humanos se encuentran esclavizados y atrapados por las arenas movedizas del pecado y la incredulidad. Si Dios no les saca de ese lugar, seguirán sin esperanza. Y el versículo 12 de Juan 5, Dice:"Más a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios."Y nosotros damos en realidad, gracias a Dios por esta palabra "todos". "Todos" tiene una proyección universal, porque nos incluye a usted y a mí, aquí dice "a todos los que le recibieron". Ahora, ¿qué les sucede? A todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre, continúa el versículo diciendo, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Amigo lector, concerniente a Jesús, la Biblia dice que solo en Jesucristo hay salvación, hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos, para ellos leemos el versículo 12 del capítulo 4 del Libros de los Hechos de los Apóstoles. "Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos."

Muchas gracias por compartir con nosotros tu punto referencia con el Señor Jesucristo. A Dios sea la gloria, Siendo glorificado de forma o de otra manera siempre la a Dios Pertenece. sáquenos en https://facebok/iglesia-cristiana-puerta-del-cielo/  

Ampliando un poco mas tu pregunta, ya que ella, refleja vas que una,

En ellas mencionas, “politeístas” y a " Dios", y También a "Jesucristo", Bueno en la primera parte ya me réferi a Jesucristo. Hoy me refiero en breve a la trinidad de Dios, y en cuanto al politeístas que dice que son las iglesias cristinas, mi respuesta es no. No son politeístas. Afirmar que Dios es uno y no uno a la vez; o que es trino y no trino a la vez. Dios es, contra todo los modalismos, tres todo el tiempo y en cada momento. Contra todo triteísmo, afirmamos que Dios es uno todo el tiempo y en cada momento. Nunca deja de ser uno, y nunca deja de ser tres.

Las tres personas de la Trinidad, son tres personas que existen como una sola sustancia a la vez. Es decir que el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo no son tres distintos tipos de ser, sino que son el mismo Dios.

Ahora, Lo que nos conviene no es necesariamente

Entender la Trinidad, sino acoger esta doctrina como

Una revelación de Dios acerca de cómo es Él.

La dificultad para entender la doctrina de la Trinidad

Es la limitación de nuestro lenguaje. Precisamente porque el

Lenguaje encuentra su sentido en nuestra experiencia, y porque no

Experimentamos la Trinidad aparte de nuestra experiencia con el

Dios de la Biblia en su autorrevelación como Trino, tenemos estas

Dificultades.

Ahora, llegamos a una declaración considerada por muchos teólogos como una de las declaraciones más grandes de toda la Biblia. Leamos el versículo 4, del capítulo 6 de Deuteronomio:

Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.

"El Señor" corresponde a la palabra hebrea formada por las cuatro letras YHWH o JHVH, traducida como Jehová. Dios es la traducción de Elohim, que es una palabra en plural. Como no se da un número con ella, uno puede pensar que el número es tres. En hebreo, un nombre es singular, dual o plural. Cuando es plural pero no se da número, uno puede deducir que se refiere al número tres. Por eso, ésta es una referencia a la Trinidad y podría traducirse "Oye, Israel: el Señor nuestro Elohim (la Trinidad), el Señor uno es."

Israel vivía en un mundo de idolatría. Las naciones eran politeístas; es decir, adoraban a muchos dioses. El mensaje que la nación debía transmitir al mundo, era el mensaje de la unidad de la Deidad. El Señor nuestro Elohim, Uno es. Ese es el mensaje para un mundo entregado a la idolatría.

Hoy día vivimos en un mundo caracterizado, no tanto por la idolatría y el politeísmo, sino por el ateísmo. En el mundo actual, debemos comunicar el mensaje de la Trinidad. Existen el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Estamos hablando en cuanto al mismo Señor. Él es nuestro Elohim, nuestra Trinidad. Pero Él es Uno.

Dios se nos presenta en su revelación como una Trinidad.

La prueba bíblica de esta afirmación, con respecto a la Trinidad está en el

Bautismo de Jesús (Mateo 3.13-17; Marcos 1.9-11; Lucas 3.21,22).

Allí vemos claramente la participación de las tres personas de la Trinidad.

De la misma manera, en el Evangelio de Lucas en las palabras con que Jesús inicia su ministerio menciona las tres personas de la Trinidad (Lucas 4.16-21), cuando Jesús se aplica a sí mismo la profecía de Isaías 61.1,2. Las palabras de Jesús en la «gran comisión» Mateo 28.18,19) son otra referencia clara a laTrinidad.

Y de igual manera en La bendición apostólica en (2 de Corintios 13.14), leemos: ” La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.” Aquí vemos otra manifestación clara acerca de la Trinidad, y el testimonio de Pedro (1 Pedro 1.1,2) dice: “Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia,

Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas. “

Se agrega al de Pablo. Estos dos textos aluden a la obra de la Trinidad en nuestra salvación.

Resumen.

Afirmamos, que, la Trinidad, de Dios. Empezado con la unidad de Dios: Dios es uno. Esta es una afirmación básica de toda la tradición judeocristiana. Somos monoteístas. Dios es uno, no varios.

Dios no es el resultado de la unión de entidades separadas.

La deidad de cada una de las tres personas —Padre, Hijo, y

Espíritu Santo— se reconoce claramente en las Escrituras, y la tenemos

Que afirmar como un artículo de fe.

Cada persona escualitativamente lo mismo. El Hijo es divino exactamente de la misma manera que el Padre, lo que también afirmamos del Espíritu Santo.

No hay contradicción en afirmar que Dios es trino y uno a la vez.

La supuesta contradicción es aparente, no real. Una contradicción

Real sería afirmar que Dios es uno y no uno a la vez; o que

Es trino y no trino a la vez. Dios es, contra todo los modalismos, tres

Todo el tiempo y en cada momento. Contra todo triteísmo, afirmamos

Que Dios es uno todo el tiempo y en cada momento. Nunca

Deja de ser uno, y nunca deja de ser tres.

Aunque no lo entendemos, no hay contradicción. La iglesia, en su lucha por expresar esta verdad, encuentra la solución en afirmar que Dios es uno y trino en

Maneras un poco diferentes. Para decirlo, la iglesia emplea los términos

«Persona» y «sustancia». En persona Dios es tres: en sustancia

Es uno. Por ende te recomiendo que leas toda la Biblia la cual te hace sabio para Salvación.

Respuesta

.-. .X.x Buenas joven, como creyente tengo una respuesta muy simple, pero certera.

El Dios Trino, es uno solo, la santisima trinidad, se divide en corazon (Jesus, representado como el Hijo Unico), Mente (Dios, representado como un Hombre Sabio, quien esta sentado desde el origen de los tiempo sobre el Mundo/Universo), y espiritu (El espiritu Santo, representado como una paloma blanca, es decir, la pureza del espiritu)

Ahora bien, resuelto lo anterior.

No olvidemos, que al mismo Dios le agrada, y nos enseña, a orar unos por los otros, tal como dice la propia carta de santiago:

"Las oraciones a favor de otros siervos de Dios surten efecto."

Tambien Jesus dijo el era el unico intermediario, entre Dios y los hombres. El era el pastor de sus ovejas, pero tambien señalo a sus apostoles, para que le ayudasen a cuidar de estas.

Por lo tanto, cuando oramos a un Santo, es porque cumplimos con la orden que Dios, y luego su hijo Jesus nos señalo. Que debemos creer en quienes ha dado el don, y la autoridad misma que los apostoles, de realizar milagros, de curar y sanar a su pueblo, de la misma forma, como hizo en la antiguedad, con Abraham y Moises, a quienes todo su pueblo respetaban.

Y si nos vamos al final de los textos, en el Apocalipsis, claramente el Angel dice a Juan:

"no te arrodilles ante mi, pues yo soy esclavo de mi señor."

Queriendo dar a entender, que nunca debemos adorar a ningun Angel ni ha Ningun Hombre Santo, y solo podemos respetarlos/venerarlos, es decir, orar por ellos, pues al ser los unicos de han conocido el rostro de Dios, son ellos a quienes Dios a elegido y otorgado esos dones especiales, quienes son los unicos capaces de ayudarnos/interceder por nosotros, su pueblo, ante Dios padre.

Ahora bien, resuelto esto.

Recuerde que cuando visitamos un templo, primero Adoramos al Altisimo, al unico, al omnipotente y verdadero Dios, haciendo la sagrada señal sobre nosotros.

"En Nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo.Amen." Luego Rezamos un padre nuestro.

Mas tarde, nos acercamos a la imagen que nos recuerda a aquel santo, quien es su ciervo, con quien mas nos identificamos, y le oramos, pidiendo para que interseda por nosotros, y nos ayude ante Dios todopoderoso.

Tanto es asi que respetando la Orden dada por Dios, siempre cuando rezamos a cualquier santo, siempre cuando rezamos el santo rosario, al inicio de cada oracion, y cada misterio, se comienza con la oracion del Padre Nuestro, luego vienen las Aves Marias. Y al final de cada cadena de oracion/misterio, se culmina adorando al unico y verdadero Dios:

"Gloria al Padre, al Hijo y al Espiritu Santo. Como era un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amen."

Al final, siempre se respeta la Orden impuesta por Dios, de que él, es el unico, él es el ALFA y tambien el Omega, es el Primero y tambien el Ultimo, y es a quien siempre nos arrodillamos y a quien siempre adoramos.

Para al final antes de salir del templo, en respetando su orden, como hijos y ciervos de el, en adoracion al unico y verdadero Dios, y de ser posible ante el santisimo, nuevamente hacemos la sagrada señal sobre nuestros rostros:

"En Nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo. Amen." Y luego nos marchamos con todo respeto del Templo.

Eso en verdad, deja en claro lo que es la verdadera FE, lo que es creer en un unico Dios, y orar por la comunion de los Santos, es decir, de aquellos hombres y mujeres, a quienes Dios, les otorgo la sagrada tarea, de proteger a su rebaño.

Lo importante es creer en la sagrada escritura, no en religiones.

Respuesta

Israel: el SEÑOR nuestro Dios, el SEÑOR uno es. (Deuteronomio 6:4)

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos. (1Timoteo 2:5)

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas