La Ilíada - versiones

Hola experto (a):
Mi consulta es si ud. Sabrá cuantas versiones en literatura de la Ilíada y del ciclo troyano se han hecho después de la de Omero.
Es decir leí por internet algunas:
_ Las crónicas troyanas de Dares frigio y Dictis cretense.
_ El Poema de Troya de Benoît de Sainte-Maure
_ La canción de Troya de Mccullough, Colleen
_ Homero, Ilíada de Alessandro Baricco
_ Troya de Gisbert Haefs
_ KYPRIA
_ AITHIOPIS (Etiópica)
_ Póiesis ILIAS MIKRA (pequeña Ilíada)
_ ILIOU PERSIS
_ Aquileida de Publio Papinio Estacio
secuelas
_ NOSTOI
_ Odisea La
_ Eneida La
_ TELEGONEIA
_ Orestea La
Espero me puedas brindar alguna información experto(a):
Saludos
1

1 respuesta

1
Respuesta de
La Ilíada consta de 24 cantos y unos 15.000 versos.
Temporalmente se la puede ubicar en el último año de la guerra de Troya, que constituye el hecho que ambienta y da sentido al poema.
Narra la historia del héroe griego Aquiles quien es ofendido por su superior, Agamenón, y causa su retiro de la batalla.
Los griegos sufren terribles derrotas a manos de los troyanos. Patroclo se pone a la cabeza de sus tropas, pero muere en el combate, y Aquiles, presa de furia y rencor, dirige su odio hacia los troyanos, y hacia Héctor (hijo del rey Príamo), a quien derrota.
El enigma de omero
Desde la Antigüedad existe la duda de que Omero sea el autor de La Ilíada y La Odisea e, incluso, de que haya existido alguna vez como ser real. Para unos, Omero es el nombre patronímico de una escuela de cantores; para otros, el principal de los aedos compiladores de las tradiciones griegas, y para otros el autor del núcleo principal de ambas obras
LA CUESTIÓN HOMÉRICA
Llamamos «cuestión homérica» a la duda existente desde la Antigüedad de que Omero sea realmente el autor de La Ilíada y La Odisea, e incluso de que como ser real existiese alguna vez.
A Omero le fueron atribuidas distintas epopeyas. Calino le atribuye La Tebaida (Los siete contra Tebas, posteriormente llevado al teatro por Esquilo). Arquíloco y Aristóteles le atribuyen El Margites (sobre el necio que cree entender de todo y no entiende de nada). Píndaro, por su parte, le atribuye La Cipriada (acontecimientos anteriores a la guerra de Troya: el juicio de Paris, el rapto de Helena, etc.), y Tucídides el Himno a Apolo Delio.
Todo esto además de La Ilíada y La Odisea, así como de varios himnos más.
Pronto surgen las dudas, sobre todo al observar las contradicciones de alguno de estos poemas con La Ilíada.
Ya en el siglo IV a.C. sólo se le atribuyen La Ilíada y La Odisea, y se forma una escuela de críticos, los corizontes o reparadores, que debían comprobar y estudiar la fuente de los poemas. La duda ya está en marcha.
En época romana sigue la controversia. Séneca, Cicerón y Josefo se ocupan del tema. Pero después de un tiempo de silencio, es a finales del siglo XVIII, con Federico Augusto Wolf y sus Prolegomena ad Homerum vive de opera Homericurum prisca et genuina forma verusque Mutationibus, cuando el tema vuelve a adquirir importancia. Wolf se fundaba en las contradicciones entre distintos cantos de La Ilíada, y la suposición de que, no siendo conocida la escritura en la época de su creación, se pudiera guardar memoria de unos poemas tan extensos. Calculaba que los poemas homéricos podrían haber sido creados desde el 950 a.C. hasta el 550 a.C., en que Pisístrato ordenó compilarlos.
Wolf más bien pensaba que ambas obras se habían ido componiendo, aumentando y corrigiendo a través de todos esos años por distintos rapsodas, aedos y cantores de los muchos que por entonces recorrían Grecia, con el báculo distintivo de su oficio, de los cuales Omero habría sido el mejor, razón por la que las dos epopeyas más importantes le eran atribuidas.
Estas suposiciones de Wolf encontraron gran credibilidad en la Alemania de su época, en la que triunfaba el movimiento romántico, que consideraba que las epopeyas en general son hijas de la naturaleza, o sea, que surgen del alma del pueblo y no del genio de un individuo.
Como consecuencia, La Ilíada fue dividida, según las diferentes versiones, en 3, 16 ó 18 cantos primitivos (cuenta con un total de XXIV cantos), y Omero convertido en el nombre patronímico de una Escuela de cantores, para otros el principal de los aedos compiladores de las tradiciones griegas, y para otros el autor del núcleo principal de ambas obras. Apoyado en estas tesis, el historiador Hermann suponía que La Aquilea sería el núcleo de La Ilíada y El Nostos (Regreso) el de La Odisea.
Los posteriores descubrimientos de Schliemann en Troya, Ítaca y Micenas, de Evans en Knossos y Halbherr en Faestos reforzaron unas veces y combatieron otras estas conclusiones, dando lugar a dos claras corrientes:
La primera divide aún más los poemas. La segunda apuesta por la unidad de ambos poemas y la existencia de un hombre de genio, que apoyándose en una serie de tradiciones ya existentes, las amplió y les dio unidad y grandeza.
Esta última tesis fue apoyada por investigadores como Lehrs, F. G. Welcker y C. O. Müller.
También sirvieron de refrendo a estas conclusiones la unidad estética de ambos poemas, así como el hecho de que ambos fueron escritos en hexámetros y las interpolaciones posteriores son perfectamente identificables dentro del texto primitivo.
Otro de los argumentos de Wolf al considerar que, desconociéndose la escritura en la época de composición de las epopeyas mal podrían haberse conservado, fue destruido por los descubrimientos de Petrie en Egipto y Evans en Creta, por los que se demostraba la existencia de cierto tipo de escritura jeroglífica o lineal en el Mediterráneo oriental veinte siglos antes de nuestra era.
En las últimas investigaciones se encontraron restos civilizatorios altamente tecnificados en las costas griegas de hace más de treinta siglos antes de nuestra era. Por otro lado, se ha comprobado la posibilidad de que personas entrenadas para ello, como los aedos griegos, recuerden y repitan una composición de la extensión de ambos poemas.
Se ha esgrimido también, como razón de la duda sobre la autoría de La Ilíada y La Odisea, la variedad de lenguas en que fueron escritas, lenguas de las distintas tierras de Grecia, y no sólo de la península, sino también de las colonias griegas de Asia Menor y de las islas del Egeo. Contra esto se puede argumentar que es más fácil pensar que una persona de la profesión de Omero, o sea, acostumbrada a viajar, conociese varias lenguas e hiciese una síntesis guardando la unidad, que el hecho de que distintos cantores con distintas lenguas compusieran cada uno una parte, con lo que la unidad del poema quedaría quebrada.
Otra duda sobre su antigüedad se basa en que a la vista de los descubrimientos arqueológicos correspondientes a la época en que transcurre la acción, los objetos encontrados no corresponderían a los descritos por Omero. De todos modos los poemas homéricos son muy posteriores a la guerra y regreso de Ulises propiamente, por lo que se pueden producir alteraciones en las descripciones de objetos, como ocurre con los cantos de gesta medievales.
Para terminar con la lista de argumentos a favor y en contra de la paternidad de Omero sobre La Ilíada y La Odisea, citaré uno de los más interesantes. La aparición y utilización del hierro es posterior a la del bronce. Pues bien, en La Ilíada se describen objetos de hierro y en La Odisea de bronce. Por tanto ésta debería ser anterior. Sin embargo, en algunas civilizaciones como la egipcia la edad de hierro fue inmediatamente posterior a la de piedra, y numerosas tribus utilizan actualmente el hierro sin haber conocido el bronce. Además, en ambos poemas aparecen los dos metales. El bronce es utilizado en objetos bélicos y suntuosos y el hierro en útiles cotidianos.
La falta de datos históricos sobre Omero no es significativa como duda profunda sobre su existencia real. De hecho, de personajes posteriores como Praxiteles e incluso del mismo Sócrates tampoco existen datos rotundos.
En La Ilíada y en La Odisea, así como en otros poemas cíclicos, se presupone la existencia de poemas anteriores que aclaren el relato. Por ejemplo, La Ilíada corresponde a un corto período de tiempo dentro de la guerra de Troya, que duró diez años, en este caso, casi el final de la guerra. En los dos poemas homéricos se habla de dos héroes del nordeste de Grecia, Aquiles y Ulises, jefes de la conquista de doce ciudades marítimas y once interiores (Troya fue la duodécima de las segundas). Y todas ellas se hallaban en la zona de asentamiento de posteriores colonias eolias, que fueron divididas precisamente en grupos de doce y colonizadas desde la Grecia del nordeste.
Con respecto a la estructura de la obra se observan claramente varios estilos y partes diferentes. Las narraciones se desarrollan como hechos principales (que podrían ser originarios de Omero o del principal homérida), y episodios que se entrecruzan.
En La Odisea la Telemaquia (I a IV) es un agregado, y la Nekya (XXIV) es tardía.
Para comprender la preeminencia que para el mundo helénico tuvieron La Ilíada y La Odisea, bastan estos datos que cita M. I. Finley: «De todos los restos y fragmentos de obras literarias hallados en Egipto que han sido publicados hasta 1963 hay un total de 1.596 libros de o sobre autores cuyos nombres son identificables. Esta cifra representa ejemplares, no títulos separados. De los 1.596, cerca de la mitad eran copias de La Ilíada o La Odisea, o comentarios sobre ellas. La Ilíada supera a La Odisea por cerca de tres a uno. El resto de autores va muy por detrás.
Todo griego culto tenía en su casa una copia o varias de ambas obras, aunque sabía por lo general varias tiras de los poemas de memoria y recurría a las copias en caso de duda.
Quizás esto sirva para comprender la pervivencia de estas obras y su importancia en la Literatura Universal y en las estructuras de pensamiento clásico y contemporáneo que sobreviven dentro de nosotros mismos.
Saludos
Bueno es una respuesta buena aunque de un tópico distinto, porque yo buscaba información acerca de obras alternas al mito troyano que se hicieron a partir del tema troyano. Pero agradeciendo su iniciativa le retribuyo su paciencia.
Saludos
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas del tema Libros y Literatura o hacer tu propia pregunta: